Atacan a dos jóvenes con un látigo en Villa Urquiza: "No tienen derecho a besarse en una plaza"

0
27


Brian Bortoni y Ariel estaban en una plaza de Villa Urquiza cuando fueron perseguidos y atacados por un hombre que les pegó con un látigo.

Un hombre atacó a dos jóvenes que estaban besándose en una plaza que rodea al edificio ubicado en Holmberg al 2500, de Villa Urquiza. Los persiguió y atacó con un látigo que tenía punta de metal.

“No tienen que estar acá haciendo eso. Son unos desubicados, no tienen derecho”, les gritó el hombre mientras los corría alrededor de la plaza y les pegaba. En la denuncia que realizó Brian Bortoni consta que fue alcanzado por un “látigo trenzado de paja con la punta metálica”. La denuncia fue radicada en la Comisaría Vecinal 12C.

“Nos atacó a mi pareja y a mí por ser homosexuales. Parecía una situación del siglo pasado”, dijo uno de los jóvenes para TN. “Estaba sentado con Ariel en un banco, mientras vimos que en la vereda de enfrente había una familia despidiendo a un nene, que aparentemente era el sobrino del hombre que nos agredió”. “Él estaba con una camioneta tipo motorhome, una Fiat Ducato blanca. En un momento se subió y se fue. Pero unos minutos después lo vimos acercarse otra vez, caminando, con el látigo en la mano”, denunció.

Odio

Según los datos arrojados por el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT del primer semetestre del 2019, “de todos los crímenes de odio registrados este semestre, el 28% de los casos (19) corresponden a lesiones al derecho a la vida, es decir a asesinatos, suicidios y muertes por ausencia y/o abandono estatal; y el 72% restante de los casos (49) corresponden a lesiones al derecho a la integridad física, es decir violencia física que no terminó en muerte”. Este informe provienen de los medios masivos de comunicación, e información recolectada por la Defensoría LGBT a través de denuncias recibidas, de redes sociales, contactos telefónicos, entre otros.

En cuanto a la distribución geográfica, el porcentaje más alto -29,4%- ocurrieron en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; le sigue en segundo lugar con el 22% la provincia de Buenos Aires; luego con el 8,8% la provincia de Río Negro; y Salta con el 5,8%. En quinto lugar se encuentran con el mismo porcentaje -4,4%- Córdoba, Santa Fe, La Rioja, Santiago del Estero y Tucumán.

En la mayoría de los ataques la motivación de la persona perpetradora ha sido el rechazo, el desprecio o el odio hacia la orientación sexual o identidad de género asumida de la persona lesionada.

Hay por qué

Fue el año pasado que el papa Francisco recomendó este domingo recurrir a la psiquiatría cuando los padres constaten una tendencia homosexual en sus hijos desde la infancia, fue en una rueda de prensa en el avión que lo llevaba de vuelta a Roma desde Irlanda.

Por su parte, fue quién acuñó el concepto de “ideología de género” y que fue tomado por otras iglesias, como las evangelistas, para empezar a oponerse a la ESI y decir “con mis hijos no te metas”.

Como informamos en La Izquierda Diario “la avanzada de los sectores antiderechos se hace cada vez más evidente. Por un lado están las alianzas que llevó adelante el kirchnerismo con gobernadores como Manzur, Perotti o el propio para continuar ocupando lugares de poder. Por otro el otro, existen organizaciones “celestes”, algunas de las cuales intentan mostrarse como outsiders de la política, pero que, sin embargo, no solo tienen relación directa con dirigentes del gobierno, sino que además tienen el poder suficiente como para delinear objetivos políticos”. Ejemplo de esto es Verónica Magario que avaló la creación de una Subsecretaría de culto en la que fue ungido el Pastor Gabriel Ciull.

Los ataques de odio, entonces, encuentran su basamento en los discursos que generan las iglesias y en la falta de Educación Sexual Integral en las escuelas. Por eso, sigue vigente la demanda que impuso la marea verde en las calles: “Iglesia y Estado, asuntos separados”.



Source link