Avanzada antiderechos en escuela de Malvinas Argentinas

0
81


En la escuela Parroquial de Los Polvorines, este miércoles se llevó a cabo una charla impulsada por quienes se referencian en el lema #ConMisHijosNoTeMetas, con la intención de desinformar sobre la ley de Educación Sexual Integral y con un sesgo marcadamente macartista.

El mismo día en el que cientos de personas se manifestaban en Congreso contra el presupuesto 2019, en el partido de Malvinas Argentinas se estaba llevando a cabo una charla contra los derechos de les niñes y adolescentes. La misma fue notificada por cuaderno de comunicados a les estudiantes del nivel secundario del Parroquial de Los Polvorines.

Macartismo en la escuela

La escuela, que cuenta con subvención estatal casi completa, realizó dicha charla con la intención de desinformar sobre la ley de la ESI y con un sesgo marcadamente macartista. La Izquierda Diario pudo acceder al contenido de la charla en la se indica como el origen de todos los males –vinculados a la perspectiva de género- a la obra de Marx.

Afirman que el marxismo pierde su sujeto político histórico (el obrero) en los años ’60 y que por eso se tiene que reinventar “inventando la lucha de sexos” y el patriarcado. Que el obrero, como tiene auto, casa y familia pierde el interés en cambiar el mundo y solo tiene interés por cambiar el auto. Y por este motivo el marxismo cambia la lucha de clases por la lucha de sexos. Hay que decir que en el Parroquial de Los Polvorines hace falta menos Religión más Historia (científica), porque no sólo niegan las grandes luchas del proletariado en las décadas del ’60 y ’70 sino que falsean el rol de la lucha de las mujeres en eso años. Citan a la Escuela de Frankfurt, Simone de Beauvoir, Kate Millett, entre otros para falsear sus postulados y atacar a la izquierda en general.

Atacar para esconder

Quienes estaban a cargo de la charla tomaron los documentos del Ministerio de Educación sobre ESI para hacer una interpretación desvirtuada que se ajuste a la línea eclesiástica. La reciente lucha del movimiento de mujeres por el derecho al aborto, por anticonceptivos gratuitos y de calidad para no abortar y la implementación de una Educación Sexual Integral para poder decidir sobre los cuerpos y la sexualidad, envalentonaron a sectores de la Iglesia y la derecha.

En ese marco se produjeron los ataques callejeros contra “los pañuelos verdes”, la interrupción de clases de educación sexual en escuelas públicas; hechos que encuentran sustento en los dichos homofóbicos y misóginos del papa Bergoglio. Cabe aclarar que esto no es patrimonio sólo de la Iglesia católica sino que también las iglesias evangelistas vienen arremetiendo contra la implementación de la ESI.

Los charlistas sostuvieron que con la ESI se educa en “conductas insanas y antinaturales” y que las personas transexuales son expresión de esas “conductas insanas”; además sostienen que por esta razón las personas trans son las que tienen el mayor índice en las tasas de suicidio del mundo, negando que el motivo principal se debe a que son personas que sufren la discriminación, persecución y la violencia en la sociedad; dato que se corrobora fácilmente incluso en la página oficial de la Organización Mundial de la Salud.

Así, uno de los ejes en esta charla fue la homolesbotransfobia; haciendo hincapié contra la identidad de género, cuando el movimiento LGBTI viene dando una gran batalla por sus derechos y exigiendo el cupo laboral trans.

Esta demonización de las mujeres y las personas LGBTI que la Iglesia quiere imponer tiene como contracara el ocultamiento de los abusos sexuales a menores que cometen curas y monjas; quienes tienen la protección de la más alta jerarquía eclesiástica justificando los hechos con frases como “fueron tentados por el demonio”.

En las últimas semanas fue noticia que gracias a la implementación de la ESI en las escuelas de diferentes provincias del país se pudieron detectar casos de abuso de menores. Pero el Parroquial de Los Polvorines obvia esos hechos y ofrece charlas al servicio de los intereses de la iglesia y no de les niñes y les adolescentes.



Source link