El azúcar no provoca daño cerebral

0
477

Hoy en día, el azúcar es uno de los mayores oponentes de la salud pública. En verdad, son múltiples los estudios que responsabilizan a los regímenes altas en este compuesto como causa de diferentes enfermedades. Por eso la OMS (OMS) haya recomendado muchas veces limitar su ingesta para reducir el peligro asociado de obesidad, caries bucal o bien diabetes.

No obstante, una nueva investigación, dirigida por científicos de la Universidad de Ohio (EE UU) puede haber encontrado una brecha en la fuerte relación entre ciertos géneros de cáncer y pacientes con diabetes o bien valores elevados de glucosa en sangre. De esta forma, en el caso de los tumores cerebrales, esta relación podría ser inversa.

Los especialistas han descubierto que el exceso de azúcar reduciría el peligro de padecer un género de tumor cerebral canceroso conocido como glioma. Los resultados se publican el día de hoy en la gaceta Scientific Reports.

Estos tumores cerebrales malignos son más habituales en personas con niveles normales de glucosa
No es la primera vez que este equipo de EE UU, dirigido por Judith Schwartzbaum, descubre una relación afín. Un trabajo anterior ya mostraba que las personas con un elevado nivel de azúcar presentaban un peligro menor de sufrir meningiomas, otro género de tumor cerebral que acostumbra a resultar benigno.

“La diabetes y el exceso de azúcar aumentan el peligro de padecer múltiples géneros de cáncer, como colon, mama y vejiga. Sin embargo, estos tumores cerebrales malignos son más habituales en personas con niveles normales de glucosa”, explica Schwartzbaum.

Uno de los tumores más frecuentes

Para efectuar la investigación, el equipo evaluó los datos de azúcar en sangre y diabetes y su relación con el peligro de sufrir un tumor cerebral en los participantes de 2 estudios; el primero se efectuó en Suecia sobre una muestra de quinientos veintiocho mil quinientos ochenta personas y el otro en Suecia y Austria a doscientos sesenta y nueve mil trescientos sesenta y cinco personas.

De todos , ochocientos doce participantes desarrollaron gliomas. Lo que observaron los especialistas es que aquellos sujetos con diabetes o bien inconvenientes con el azúcar mostraron una menor posibilidad de padecer esta clase de tumores. Conforme Swartzbaum, “los resultados sugieren que el propio tumor afecta a los niveles de glucosa o bien que una alta presencia de azúcar en la sangre podría, paradójicamente, servir como protector reduciendo el peligro de enfermedad”.

El glioma es uno de los tumores cancerosos más habituales en el cerebro. Empieza a desarrollarse en las células que rodean y asisten al funcionamiento de las células inquietas. Es una enfermedad diagnosticada en general en personas de mediana edad y para la que no existen todavía tratamientos que aseguren la supervivencia en un largo plazo.

El equipo espera que estos resultados asistan a entender mejor los mecanismos que participan en su desarrollo, si bien advierten que todavía quedan mucho trabajo para determinar si esa relación entre azúcar y tumores puede ser ventajosa para los pacientes que padecen este género de cáncer.