Barrio Carlos Gardel: Vidal contra una escuela y pibes que pasan hambre

0
64


Amenazan con cerrar una secundaria de uno de los barrios más empobrecidos de Morón. Desde hace años sufre vaciamiento de recursos humanos y materiales. Docentes y comunidad educativa denuncian que el Gobierno paralizó la construcción del edificio y, en su lugar, puso un cartel de otra obra.

La Escuela Secundaria N° 32 es nada más ni nada menos que “la escuela del barrio” Carlos Gardel. Las docentes denuncian que amenazan con el cierre.

Daniela cuenta que “quieren cerrarla por falta de matrícula. Pero muchos estudiantes abandonan porque trabajan para poder comer, por supuesto en trabajos precarios y en negro, también abandonan porque no tienen garantizados ni el calzado para poder venir, o faltan porque tienen que cuidar a un familiar. La Mayoría necesita ir a la escuela a comer. Están atravesados por la violencia del hambre, cada vez van con más hambre, más violentados. ¿Cómo queremos que lleguen esos pibes y pibas cuyos cuerpos son caja de resonancia de estas violencias? Desde que comencé en el año 2014 en el edificio de Marconi, la desidia estaba presente, pero nadie hablaba del contexto ni del edificio en sí mismo.

El primer año que trabajé me encontré con un edificio abandonado, sin luz porque todo el sistema eléctrico estaba podrido. Las paredes podridas, la humedad hacía crecer plantas en las paredes por las que caía el agua de lluvia. La escuela llena de excremento de ratas. Ninguna ventana, ni las de los pisos superiores ni las de planta baja, tenía rejas ni vidrios. No funcionaba ninguna estufa. Lo único que estaba fortificado era la dirección. Allí sí había rejas. A comienzos del 2015, nos mudaron a unas 10 cuadras con la promesa de la construcción del nuevo edificio a dos cuadras, también sobre Marconi y en el barrio. Era una buena promesa.

Desde ese momento comenzamos a funcionar en el edificio de una escuela primaria adonde también funciona el anexo de otro secundario.

Cada proyecto que pudimos llevar adelante en la escuela fue tirado por la borda, como la investigación de Historia que realizaron los estudiantes para el Primer Congreso de Historia Oral en el año 2016, y el proyecto de Biblioteca que llevaron adelante durante en el 2018”.

Débora agrega que “la baja matrícula deviene del manoseo sufrido con el traslado y desde antes del traslado. Ahora, en el lugar donde debería terminarse la escuela, hay un cartel del Gobierno de la Provincia que dice que allí se hará un Centro Integral de Justicia. Nadie nos aclaró qué pasó con la construcción del edificio. Al mismo tiempo que recortan la comida para desayuno y almuerzo, nunca hubo secretario/a, ni vice dirección, falta un cargo de preceptora y no hay bibliotecaria. Nuestros alumnos nos cuentan que no pueden decir que son del barrio, porque los discriminan. Tienen que mentir para buscar laburo o dar una referencia. Los persiguen, los excluyen y ahora quieren sacarles un mínimo derecho, el derecho a educarse”.

Para frenar el intento de cierre de la escuela hay que organizar una gran fuerza política entre docentes, auxiliares, estudiantes y las familias del barrio Carlos Gardel para defender la educación pública. Junto a trabajadores y pacientes del Hospital Posadas que también vienen enfrentando el ajuste en la salud, y pelear juntos para que la crisis no la pague el pueblo pobre.

El ejemplo de la 32 no es aislado, son miles de escuelas en el abandono absoluto porque el presupuesto educativo es acorde a los dictámenes del FMI, votado por Macri y los gobernadores del PJ. En ese marco, el kirchnerismo no es una alternativa. Todos ellos proponen seguir pagando la fraudulenta e ilegítima deuda. Mientras los sindicatos docentes firmaron un acuerdo paritario que rechazó la mayoría docente, y que no incluye nada de esto.

Cada día la situación se agrava con ajustes, cierres y millones sucumbiendo en la pobreza. Quienes realmente queremos terminar con esto, tomamos en nuestras manos la campaña que propone el PTS- Frente de Izquierda. Como dijo Nicolás del Caño, precandidato a presidente: “La plata para pagar la deuda externa va a seguir saliendo de los bolsillos y el hambre del pueblo trabajador, en lugar de las grandes fortunas multimillonarias, los bancos y los dueños de todo. Por eso, hace falta un paro nacional de 36h que inicie un verdadero plan de lucha para derrotalos”.



Source link