Bregman y Del Corro se reunieron con vecinas de la Villa 31

0
31


Vecinas de la Villa 31 entregaron a los diputados del PTS-FIT, Myriam Bregman Y Patricio del Corro, una declaración donde denuncian la política del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, que busca expulsarlos de sus viviendas.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a través de un acuerdo con el Banco Mundial y mediante el Proyecto de Ley 2.736, busca legitimar un proceso de expulsión de los vecinos de la Villa 31 que viola las leyes vigentes en los siguientes aspectos:

1) SE IMPONE MEDIANTE EXTORSIÓN Y NEGOCIACIONES FORZOSAS

Contrariamente a las leyes vigentes, el acuerdo con el Banco Mundial habilitó la negociación entre el Gobierno y los habitantes del barrio, cuyo efecto inmediato fue el pago a las familias para que estas abandonen Villa 31. A través de la resolución 208/2016 el Gobierno habilitó la cesión de derechos y fomentó la especulación sin fines de arraigo. Aquellas familias que no quisieron ceder sus viviendas fueron amenazados con ser desalojadas por la fuerza, expulsadas del país, con perder la tenencia de sus hijos o serles cortados los servicios de agua y luz.

2) EL CENSO FUE SELECTIVO E ILEGAL

El Proyecto de Ley 2.736 define que los beneficiarios de la urbanización serán solo aquellos que ya hayan sido censados por el propio gobierno en un relevamiento poblacional que no respetó las leyes vigentes. Se estima que más de la mitad de la población de Villa 31 no fue censada.

3) DESALOJOS ADMINISTRATIVOS

El Gobierno promulgó un Protocolo de Desalojos Compulsivos que, contrariamente a las leyes vigentes, habilita el desalojo de las familias con una simple orden administrativa a cargo de la Secretaría de Integración Social y Urbana, sin necesidad de una orden judicial.

4) DESALOJOS FORZOSOS

Comenzaron en febrero 2018 con las familias de la manzana 12, a pesar de estar prohibido por la normativa vigente. Aquellas familias que no dieron su consentimiento para ser relocalizadas, sin mediar proceso judicial fueron desalojadas de sus viviendas y/o talleres por la policía, o sus viviendas demolidas en su ausencia por operarios contratados por la Secretaría.

5) NUEVA DELIMITACIÓN DEL POLÍGONO DEJA FUERA LA MANZANA 12

De acuerdo al Proyecto de Ley 2.736, la actual manzana 12 quedará fuera del Polígono del Barrio, por lo que no contará con los resguardos de la ley, especialmente en la prohibición de los desalojos forzosos. Esta manzana, que se encuentra demolida en su totalidad habiendo violado en contados casos las garantías de la Ley 3.343, aún alberga más de 50 personas que están siendo forzadas a abandonar la manzana.

6) EXPULSIÓN VÍA ENDEUDAMIENTO DE LAS FAMILIAS

El Proyecto de Ley 2.736 no habilita la escrituración de las viviendas, sino que obliga a aceptar una hipoteca a 30 años, que en caso de no poder ser pagada en su totalidad, quedará en manos de las instituciones financieras que las desarrollen, algo que todavía no ha sido revelado por el CGBA, como tampoco el precio que deberán pagar. Quienes no puedan pagarlo, de aplicarse las leyes vigentes, correrán el riesgo de perder sus viviendas.

7) CAMBIO DE USO DE DOMINIO DEL SUELO

El Proyecto de Ley 2.736, habilita, a través del pago de un canon al Gobierno, el cambio en el destino de uso de la tierra. Las tierras de la Villa 31 serán las únicas de la Ciudad de Buenos Aires que a través de un pago en efectivo podrán destinarse a cualquier uso, definido este por sus compradores.

8) REVALORIZACIÓN

El Código de urbanización para la Villa 31 habilita un 20 % para uso comercial, algo que excede el 5 % promedio que existe en la Ciudad de Buenos Aires. El incremento del valor del suelo por su uso comercial tendrá impacto directo tanto sobre el precio de la tierra como sobre el valor de los servicios y tasas, lo que a largo plazo, incrementa el nivel de endeudamiento de las familias y fomenta la especulación inmobiliaria sobre los terrenos.

9) PERDIDA DE LA INDENTIDAD DEL BARRIO

Como resultado de la falta de participación de los vecinos durante el proceso de reurbanización, la pérdida de la cultura y de las costumbres que hacen a la Villa 31 un barrio histórico y único en sus formas de vivir en comunidad, terminará por desplazar a la mayoría de los vecinos fuera del barrio.



Source link