Cambiemos y Vidal suben un poquito la limosna de los pobres para cumplir con los buitres y el FMI

0
134


El “refuerzo” que anunció Vidal al gasto social es 338 veces inferior que lo que el Gobierno destinará solo este año en pago de intereses de deuda.

En medio de una crisis económica que recién comienza a mostrarse, la gobernadora María Eugenia Vidal, anunció ayer en un acto en Vicente López un aumento del 15 % que regirá a partir de octubre en el Plan Más Vida, el Servicio Alimentario Escolar, las jubilaciones y pensiones mínimas de personas que vivan en la PBA. Con el objetivo de contener el impacto de la inflación en los sectores de menores ingresos y “calmar el clima social” Vidal anunció un aumento que en el mejor de los casos no alcanza siquiera para comprar un kilo de yerba.

“No los vamos a dejar solos en este momento, cuando más nos necesitan. Estamos convencidos de que este difícil momento va a pasar y lo vamos a superar”, fueron la declaraciones de la gobernadora.

El desembolso total será de $1200 millones adicionales, en el caso del Programa más Vida los jefes de familia pasarán a recibir de $ 448 a $ 515, una suba de $67 o casi dos empanadas. Mientras que el módulo por hijo aumentará de $ 314 a $ 361. Para aquellos trabajadores que tengan hijos y un salario neto menor a $18.000, es decir por debajo de la línea de pobreza estimada por el Indec en julio en $20.134, recibirán un aumento en las asignaciones familiares del 15 %. También habrá una suba de 15% para la jubilación mínima.

Con respecto al Servicio Alimentario Escolar el aumento en el gasto en las raciones de cada comida será también del 15 %, el almuerzo tendrá un valor de $ 21,68 y el desayuno o merienda $ 13,63. Los docentes bonaerenses vienen denunciado el estado calamitoso de la escuela pública, el vaciamiento y la desinversión que viene desde hace años. Como parte de esto, el estado de los comedores escolares es alarmante, las denuncias de comida en mal estado y raciones insuficientes se han multiplicado en los últimos meses. No extraña ya que lo que se paga por cada comida no alcanza siquiera a cubrir lo que sale un litro de leche. Los anuncios de Vidal imitan los realizados por el Gobierno nacional que oficializó ayer a través de un decreto el pago de un bono de $1200 por cada hijo beneficiario de la AUH que se dará por única vez en septiembre. El Gobierno anunció la semana pasada que en diciembre daria otro bono similar de $1500, la medida alcanza a 4,5 millones de personas.

Te puede interesar: Otra que flan: miles de chicos de escuelas bonaerenses no reciben comida caliente

Mientras que a empresarios y especuladores se los premia con millones, los aumentos anunciados son simplemente migajas que funcionan como un paliativo frente a una situación económica que tiene a las familias trabajadoras como sus principales perjudicadas. Los precios crecieron el julio según el propio Indec en términos interanuales un 31,2 %, y se dá por descontado que cerrará el año por arriba del 40 %. El consumo se encuentra fuertemente golpeado por el continuo aumento de precios, como consecuencia de esto las familias aumentaron en agosto en términos interanuales su endeudamiento con las tarjetas de crédito un 38,4 %, como informó el propio Banco Central. La consecuencia de la inflación es el aumento de la pobreza, que según la UCA afecta al 48,1 % de los niños y niñas y se estima que a nivel general llegue a superar el 30 % a fin de año.

Sin embargo, no todas las vacas son flacas, mientras los trabajadores sufren la degradación del poder adquisitivo de su salario por los tarifazos y la inflación, Cambiemos no deja de premiar a los especuladores y el FMI.

El documento presentado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne previo a las reuniones en Washington realizadas a principio de mes para renegociar el acuerdo con el FMI, informa que el Gobierno estima pagar el año próximo un 47% más de lo que pagó este año en concepto de intereses, esto es la friolera suma de $ 597.360 millones. En el mismo documento se detalla que este año se abonarán por el mismo concepto un importe que supera 338 veces el “refuerzo” anunciado por Vidal, $ 406.548 millones se abonará este año en concepto de intereses a los organismos multilaterales. Como si fuera poco, el saqueo no termina allí, entre enero y julio de este año la fuga de capitales superó los U$S 20.000 millones. Queda claro cuales son las prioridades del Gobierno, la crisis económica que poco a poco comienza a mostrarse no afecta a todos por igual, tiene claros ganadores y perdedores. El saqueo del gran empresariado con la venia del Gobierno no se detiene, los trabajadores deben poner fín a este régimen.

Te puede interesar: Megadevaluación y tarifazos: un combo explosivo que acelera la inflación



Source link