Carta de docentes mexicanos contra el despido de las maestras cordobesas Romina Molina y Florencia Vega

0
794


Docentes mexicanos expresamos nuestra más amplia solidaridad ante el despido de las maestras cordobesas Romina Molina y Florencia Vega Clavero.

Las maestras de Pan y Rosas, junto a nuestros compañeros con los que conformamos la Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase de México, nos manifestamos en contra de los despidos de nuestras colegas cordobesas, Romina Molina y Florencia Vega Clavero.

La primera era docente titular de la materia Formación para la Vida y el Trabajo en la escuela religiosa Santa Teresa de Jesús, pero antes de terminar el ciclo escolar, fue notificada por la rectora del colegio, vía telefónica, sobre su despido por “motivos de reestructuración”; sin embargo, supo sobre la molestia de los directivos del colegio respecto al uso del pañuelo verde que llevaba en su mochila como símbolo de que apoya la despenalización del aborto . Días después, y sin mayor explicación, fue despedida de dicho centro laboral aun cuando ya contaba con la titularidad como docente frente a grupo, a pocos días de que terminara el ciclo escolar y siendo la única profesora cesada de su labor.

Debes leer: Amplia repercusión en los medios por el despido discriminatorio de docente cordobesa

La segunda, era docente del Colegio “Tránsito de María” de Villa Cura Brochero y el pasado 3 de mayo se la despidió, al igual que a Romina, sin más comentarios de las autoridades que la lectura de un escribano sobre la separación de su cargo, por permitir el debate sobre la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), a pedido reiterado de sus alumnas.

En un país donde se lucha por el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo, por la legalización del aborto para que dejen de morir las mujeres en condiciones precarias y donde la injerencia de la iglesia católica cobra un papel fundamental para frenar las políticas que beneficien a las mujeres, se vuelve indispensable manifestar y detener sus actos persecutorios, discriminatorios y violentos en contra de quienes manifiestan, libremente, sus ideas y creencias.

Por esto exigimos la reinstalación inmediata de las profesoras Romina y Florencia, así como que los colegio Santa Teresa de Jesús y Transito de María, frenen sus actos persecutorios en contra de las personas que se expresan sobre los temas que causan rispidez a la arquidiócesis, puesto que la educación es laica en Argentina, promulgada desde el 8 de julio de 1884, bajo la Ley 1420, “educación común, laica, gratuita y obligatoria” lo cual debe promoverse en todos los centros educativos sin distinción alguna.

Ver carta pública de la maestra Florencia: Nuevo caso de persecución ideológica a docentes de Córdoba

Estos actos retrógrados nos confirman la necesidad de sumar a nuestro reclamo por educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito, para no morir, la separación inmediata de la Iglesia y el Estado, así como la derogación de los decretos y leyes que garantizan el financiamiento de la Iglesia en ese país hermano.

Desde México, las maestras, estudiantes, trabajadores de distintos sectores y mujeres en general, nos hemos sumado a la lucha de nuestras hermanas de Argentina, emprendiendo una campaña nacional por nuestro derecho a decidir y por la legalización del aborto en todo México pues creemos fundamental que seamos nosotras, convenciendo a nuestros compañeros que se sumen, las que debemos tomar en nuestras manos la resolución de estas sentidas demandas.

Porque entre nosotras y nuestra clase no hay fronteras, este 8 de agosto en México salimos a las calles en apoyo a las mujeres argentinas para que el aborto sea Ley en ese país.

Estamos convencidas de que, si ellas lo conquistan, las mujeres de América Latina estaremos en mejores condiciones para conseguirlo también.

¡Nuestros derechos no se deciden en un Congreso ni se exponen a consulta!

¡Nuestros derechos se conquistan y se votan en las calles!



Source link