Carta médicos del Hospital Posadas: “Alarma y preocupación” por falta de asistencia a los enfermos más graves

0
30


El doctor Horacio Repetto publicó en su red social Facebook la carta de los Jefes de Departamento y Servicios de diversas áreas del nosocomio. Denuncian que por despidos este es “conflicto inhumano” y denuncian “ensañamiento” con un hospital que presta servicios de alta complejidad a “los cada vez más pobres y los nuevos pobres que han perdido su obra social”.

El doctor Horacio Repetto publicó en su red social Facebook la carta de los Jefes de Departamento y Servicios de diversas áreas del nosocomio. Denuncian que por despidos este es “conflicto inhumano” y denuncian “ensañamiento” con un hospital que presta servicios de alta complejidad a “los cada vez más pobres y los nuevos pobres que han perdido su obra social”.

Desde La Izquierda Diario reproducimos la carta completa.

“Después de tres semanas de mi nota anterior la destrucción del Hospital Nacional Profesor Alejandro Posadas continúa. El siguiente resumen ha sido confeccionado por los Jefes de Dpto. y Servicio:

Para sintetizar la extensa información, consideramos que los despidos indiscriminados que se han generado, concentran un número importante de estos especialistas: en cardioresonancia, en videonistagmografía, en endoscopia diagnóstica y terapéutica, en colocación no invasiva de botón gástrico, en estudios de deglución y de otras patologías del esófago de niños y adultos, en hemodinamia diagnóstica y terapéutica, en medicina fetal, en cirugía cardiovascular de adultos y de niños, perfusionistas para circulación extracorpórea, recuperadores cardiovasculares de cuidados críticos, en el tratamiento de síndromes complejos que incluyen hipoacusia, en neurocirugía funcional de Parkinson, terapistas intensivos de adultos, en anatomía patológica con orientaciones específicas en oncología y hepatología, neonatólogos, en medicina transfusional (hemoterapia especializada en inmunohistoquímica para politransfundidos oncológicos y elaboración de plasma rico en plaquetas para evitar amputaciones en diabéticos), en electrofisiología terapéutica para arritmias complejas, neurocirugía, cirugía compleja de laringe, entre otros. La ecoendoscopia digestiva que solo se hace acá y en el San Martín de La Plata a nivel público, ha cesado por renuncia del único profesional capacitado, de los pocos que hay en el país. ¿Qué primera conclusión se desprende del resultado de estas decisiones? Que por acción prevista o por omisión, progresivamente el Hospital Posadas retrocederá en su capacidad de brindar acceso a estas prestaciones, o directamente quedarán suspendidas. Se debilitan así las capacidades institucionales de atención de problemas complejos para los sectores de menor acceso de la población: los cada vez más pobres y los nuevos pobres que han perdido su obra social. Un horizonte oscuro, que nadie con cierta mirada sanitaria puede dejar de visualizar. Menos aún un Ministerio de Salud, por más devenido a Secretaría que esté.

Que desde una esfera exclusivamente administrativa, que no contempla los procesos de trabajo asistenciales, se decidan cuestiones que afectarán directamente a los enfermos más complejos o más graves, genera alarma y preocupación. Lleva décadas formar a los profesionales y crecer hasta ser un centro con alta complejidad. El ensañamiento de estos directivos con este hospital es llamativo, considerando las pautas de funcionamiento actual de los centros de salud municipales, provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Sin posibilidad de diálogo (solo de escuchar monólogos para grupos reducidos), sin personas idóneas en el campo de la Salud Pública, nuestro querido hospital parece estar marcado por un destino oscuro y lamentable. Los profesionales que nos formamos hace décadas, que orgullosamente ingresamos a su plantel, que sufrimos en esta segunda casa todas las vicisitudes de su historia, sentimos la obligación y el deber ético y moral de dar cuenta de estos hechos, visibilizarlos, solicitar a todas las autoridades políticas de competencia su intervención, y advertir a los pacientes y sus familias de esta etapa negra que jamás creímos tener que volver a vivir. Nos preguntamos: ¿cómo van a dar respuesta asistencial las actuales autoridades a los problemas enumerados?”.

Los lectores que no son médicos quedarán impresionados por el número de prestaciones que se pierden, pero los médicos quedarán además doloridos al pensar en los pacientes que conocen y que perderán su única posibilidad de tratamiento de situaciones muy complejas.

No sólo los responsables de haber tomado estas decisiones sino también los que ejecutan las mismas parecen no entender lo que están haciendo. Antes de la catástrofe renunció el Director Médico, probablemente para no ser responsable de la misma.

Este inhumano conflicto ya es conocido por los tres poderes del gobierno. Llama la atención la resistencia a tomar una actitud inteligente y sensata para suspender la agresión y comenzar a reparar lo destruido.

Te puede interesar: ¿Cómo afecta el presupuesto 2019 al Hospital Posadas?.



Source link