Caso Bucarolo: comienza el juicio por gatillo fácil en los tribunales de Morón

0
108


Este jueves, 2 de mayo, a las 8:30 h se inicia en los tribunales de Morón, el juicio a José Perés Bucarolo, subcomisario de la Policía Federal, quien en el año 2017 asesinó por la espalda a Iago Aválos, joven de 17 años.

Iago era un chico más del conurbano; cursaba 5ª año de la secundaria en la legendaria escuela Nº4 “Echeverria” de Hurlingham, en sus tiempos libres se dedicaba a la mecánica de autos y motos, que lo hacia con un gran amor, porque disfrutaba hacerlo. Esta profesión se la había enseñado sus hermanos más grandes, el era el menor de 6 hermanos.

El 12 de mayo de 2017, salió en el auto con un amigo y nunca más volvió a la casa. Como una travesura de adolescente, le sacaron dos tasas de las ruedas del auto de Buscarolo. Quien por su enojo, no dudó en perseguir a los chicos por mas de 10 cuadras disparando con su arma reglamentaria. Una travesura de adolescente agarrada por un policía, terminó en un asesinato. No alcanzaron el pedido de disculpas de los chicos, ante semejante inescrupuloso policía. Y en la puerta de una escuela, a plena luz del mediodía, falleció Iago por una simple travesura. La bala había atravesado el pulmón de Iago quien con su último aliento pedía por favor que pidieran asistencia médica, denegada por el mismo Buscarolo.

Iago no esta para defenderse, y Buscarolo no dudo en falsificar los hechos para salvar su prestigio, y la impunidad que le brinda ser parte de una institución llena de gatillos fáciles. Todas las excusas de Buscarolo fueron desmentidas por las pericias. A los chicos no se les encontraron ninguna arma, ni siquiera algún “objeto contundente”. Mientras por otro lado, los únicos casquillos que se encontraron estaban en el auto de Buscarolo y las únicas balas que se dispararon fueron de la 9 mm reglamentaria del Subcomisario, que por cierto, eran bastante mas que dos.

El pedido de justicia por el asesinato de Iago, surgió inmediatamente de parte de familiares y amigos. Varias marchas se realizaron en Hurlingham donde asistieron sus compañeros de escuela que siempre lo recuerdan como un pibe bueno y solidario con todos. En las escuelas y negocios de Hurlingham se siguen viendo los carteles exigiendo justicia por Iago.

Esta práctica es habitual contra los jóvenes del gran Buenos Aires, y se naturaliza en las fuerzas policiales con la doctrina Chocobar impulsada por Patricia Bullrich, que da aliento a la impunidad que se suele generar en estos casos. Donde se pone la mira en el joven asesinado y no el policía que causó la muerte. Esta es una práctica arraigada en las fuerzas de seguridad, en la que jóvenes son torturados y asesinados por el simple hecho de ser jóvenes. El encubrimiento y la justificación de los casos de gatillo fácil ya son conocidos y se cuentan por miles.

Hoy se inicia el juicio por Jurados contra Buscarolo, por eso los familiares y amigos convocan a estar en la puerta de los tribunales de Morón para gritar bien fuerte Justicia por Iago!



Source link