Catorce años de Cromañón: una larga cadena de corrupción que arrancó la vida a 194 jóvenes

0
69


En la madrugada del 30 de diciembre 2004, por responsabilidad de empresarios y funcionarios del entonces gobierno de Aníbal Ibarra, 194 jovenes perdían la vida.

En el boliche ubicado en el barrio porteño de Once, murieron 194 personas y, al menos, 1432 resultaron heridas. Los familiares de las víctimas iniciaron demandas y hoy, a 14 años del hecho, no hay ningún detenido.

Omar Chabán, dueño de República Cromañón, estuvo detenido en el Penal de Marcos Paz durante dos años. En agosto de 2009 fue condenado a 20 años. Por un cáncer linfático murió en 2014, cuando gozaba de arresto domiciliario.

También fueron detendios en esta causa integrantes del grupo Callejeros. Esa noche tocaba la banda liderada por Patricio Fontanet, quien permaneció detenido en el penal de Ezeiza hasta mayo de este año, hasta ser beneficiado con la prisión domiciliaria. En 2017 tres integrantes de la banda, Juan Alberto Carbone, Elio Delgado y Cristian Torrejón, recibieron la libertad condicional y prisión domiciliaria, tras cumplir la mitad de la condena.

En 2004, cerca de las 22:50 en República Cromañon sonaba la canción “Distinto”, alguien encendió una bengala y se incendió la media sombra, una especie de tela de plástico inflamable.

Una de las salidas de emergencia estaba cerrada con candado y alambres. Los gases tóxicos asfixiaron rápidamente a varias personas y la falta de luz desató la desesperación.

Luego se conoció que esto no fue una tragedia, sino una larga cadena de corrupción. Quién quedó impune fue el responsable político de la muerte de 194 jovenes: el entoces jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra.



Source link