Cayeron las reinas en Cañuelas

0
136


Eliminaron los concursos de belleza en las fiestas de Cañuelas. Nos seguimos organizando por el aborto y la separación de la Iglesia del Estado.

El municipio de Cañuelas decidió poner fin a los concursos de belleza para elegir reinas y princesas en las Fiestas del Dulce de Leche y la Fiesta de la Picada y la Cerveza Artesanal. De igual manera, la presidenta del Club de Leones también se comprometió a eliminar el desfile y la elección de la Reina de la Primavera.

Los concursos de belleza entre adolescentes y jóvenes para elegir reinas son una tradición en fiestas populares que, desde Pan y Rosas siempre insistimos en cuestionarlos ya que los mismos, son selecciones discriminatorias basadas en estereotipos opresivos que refuerzan la idea de que las mujeres deben ser valoradas y premiadas exclusivamente por su apariencia física.

Es un logro importantísimo, de enorme valor simbólico que hace tiempo venimos impulsando y militando. Es un logro de toda la marea verde, donde las mujeres de Pan y Rosas estamos en la primera fila de las luchas para desnaturalizar la opresión de las mujeres, como así también enfrentamos los prejuicios sexistas a la discriminación, la sumisión y la desigualdad que nos impone la dominación patriarcal, que es la sombra de la sociedad capitalista. Por eso peleamos junto a los trabajadores e impulsamos agrupaciones de mujeres en comisiones internas, sindicatos y centros de estudiantes.

Ahora bien, este logro debe servir para seguir organizándonos y batallando juntas. La Iglesia junto a toda la casta política, desde el kirchnerismo hasta el macrismo, nos negó el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Por su culpa, hoy nos duele la muerte de Liz por las consecuencias de un aborto clandestino. Tenemos que redoblar la apuesta y seguir peleando para conquistar este derecho y avanzar en la separación de la Iglesia del Estado: ¡son asuntos separados!

Las mujeres de Pan y Rosas no aceptamos ser las víctimas impotentes que este sistema quiere que seamos. No pedimos, ¡exigimos! nuestro derecho al pan, pero también a las rosas.

También te puede interesar: La campaña por separar a la Iglesia del Estado ya suma decenas de miles de firmas



Source link