Cayó mampostería en un secundario de Barracas: dos auxiliares accidentadas

0
47


Ocurrió el lunes a la tarde en la Escuela Técnica N°15 Maipú. Por fallas nunca arregladas en la estructura del edificio cayó parte de la mampostería.

A tan solo tres meses del fallecimiento de la vicedirectora y el auxiliar de la Escuela de Moreno, este lunes 12 en la Escuela Técnica N°15 Maipú del barrio porteño de Barracas dos auxiliares fueron hospitalizadas tras la caída de un pedazo de mampostería sobre ellas.

Cuando asumía la nueva dirección del Centro de Estudiantes, el día cambió. Todavía sensibilizados con el fallecimiento de Sandra y Rubén en Moreno, por la desidia de los gobernantes que no invierten en educación pública, dos mujeres auxiliares debieron ser hospitalizadas tras el colapso de una parte de la construcción.

Al hablar con la nueva conducción del Centro de Estudiantes (Kira y Fede), contaron que este reclamo viene de hace mucho tiempo y que las autoridades miran hacia otro lado. Hace seis años, los estudiantes están luchando por arreglos edilicios.

Según pudo averiguar La Izquierda Diario, el parte médico fue de 72 horas de hospitalización, para hacer los estudios correspondientes. La supervisión y el área de dirección técnica se hacen los desentendidos.

El año pasado, los chicos hicieron una campaña para visibilizar su pedido; utilizaron el hashtag #SeCaeMaipu y llegaron a hacer una nota, que se perdió con el tiempo.

Como se ve en las fotos y videos, adjuntados a la nota, hay sectores que se inundan, escaleras de madera que crujen y se mueven de forma peligrosa, cómo techos que se desploman.

El martes, a un día de que el Presupuesto de ajuste pase por el Senado, con la complicidad entre Cambiemos y el PJ, otro bloque de mampostería cayó en la biblioteca, donde por fortuna no había nadie.

Esta es la misma secundaria donde no se respeta la Ley de Identidad de Género. M, un varón trans, se suicidó hace tres meses y la falta de comprensión por parte de las autoridades fue evidente.

Profesores, psicopedagogos y autoridades no le consideraron su decisión. Incluso, luego de su trágico final, seguían llamándolo por su nombre de nacimiento y tratándolo como mujer. Después de esta situación, sus compañeros lograron formar una Comisión de Género, gracias a la cual se pudo hacer un día de recuerdo a M, con una gran charla, un Mural y llenaron la escuela con Banderas LGTB. También siguen luchando a favor de la Ley de Educación Sexual Integral.

Anteriormente a la jornada, la fachada del colegio apareció pintada con escritos, que demostraron la indignación del estudiantado sobre lo ocurrido con M.

Los hechos ocurridos en la Maipú no son aislados, decenas de miles de estudiantes, docentes y auxiliares sufren en carne viva la falta de calefacción, ventanas, bancos, matafuegos y el desplome de mampostería, producto de un desinterés cada vez más fuerte en la educación pública.

Hoy, a dos días de los hechos ocurridos en este secundario, se vota un presupuesto dictado por el FMI, donde recortan un 77% en infraestructura escolar, sumado a otras áreas de la enseñanza, salud o viviendas. Un presupuesto de miseria, que sólo empeora las condiciones antes mencionadas. ¿Cuántos Sandra y Rubén más tiene que haber? ¿Cuántos auxiliares heridos más? ¿Le tiene que pasar a alguno de nuestros pibes?

¡No se puede esperar nada de este presupuesto! Pero si de los estudiantes de la Maipú, que vienen peleando hace años, no bajan los brazos y hoy tienen una pelea importante en Congreso.



Source link