Charla debate en Neuquén sobre la reforma educativa del Gobierno

0
64


El día viernes 3 de mayo se llevó adelante una clase abierta “Las reformas en la educación” impulsada por el Centro de Estudiantes de Bellas Artes de la ESBA en Neuquén.

En momentos donde los estudiantes secundarios salen a la calle en defensa de la educación pública, denunciando el estado de situación de las escuelas como la falta de mobiliario, los problemas de infraestructura, el irrisorio refrigerio de un pedazo de pan y mate cocido que no alcanza para nada en la situación real en que el hambre empieza a pesar más por las políticas de ajuste de los gobiernos.

La reforma educativa que se están llevando adelante en el Nivel Medio en Neuquén, es parte del plan de ajuste que impulsan los gobiernos nacional y provincial de la mano de los organismos internacionales como el Banco Mundial, el FMI y la OCDE entre otros.

Los invitados a la clase pública para disertar sobre el marco político en que se dan las reformas y como se vienen aplicando en distintos lugares, fueron Sandra Juárez, Profesora en IFD N°6; Laura Valverde, Profesora en el CPEM N°19; Federico Ceccotti, Comisión Directiva de UnTER Cipolletti; Mauricio Noval, Profesor de Ética en ESBA.

Sandra Juárez planteó que las crisis educativas en el neoliberalismo, son de eficiencia, de eficacia, de productividad, crisis de gerencia, todo en términos de mercado. Entendiendo como gerencia a un Estado centralizador, interventor, de los planes, excesivamente burocrático. Su diagnóstico es universal y estandarizado, y se propone recetas mediante reformas educativas globales que apuntan a la cada vez más profunda lógica empresarial en la educación pública. Entendiendo esto como la optimización de los pocos recursos desde su gerenciamiento, estableciendo alianza entre lo público y lo privado, impulsando aprendizajes a la medida de los mercados. Es decir que lo público aprenda de lo privado, adoptando medidas, formas y métodos empresariales. Así las empresas tienen injerencia sobre qué se enseña en las escuelas. Se tornan privadas las políticas educativas. Señaló que los docentes no participan de las reformas, sino que son agentes aplicadores de esas políticas. Son orientados a organizar los entornos de aprendizajes, en procesos individuales, nunca pensando en la educación como un proceso colectivo. Por otro lado las escuelas deben rendir cuentas de los logros alcanzados, por medio de mecanismos evaluativos como el Programa Enseñar o las pruebas PISA. Se tiende a desregular formas establecidas que son derechos adquiridos en materia laboral. Por ejemplo se propicia el acceso y permanencia en la docencia en términos de productividad.

Federico Ceccotti, de UnTER Cipolletti, contó cómo se llevó adelante la reforma curricular en la provincia de Río Negro, mencionando los puntos salientes como el recorte de contenidos, la escuela tránsito en detrimento del aprender de los pibes, y la precarización laboral.

Laura Valverde planteó que la llamada “construcción curricular” es una reforma educativa. Afectará la formación de lxs estudiantes porque se pierde especificidad de las disciplinas y se primarizan los contenidos de las materias, con el formato de áreas.

Mauricio Noval hizo hincapié en el impacto de las reformas en cuanto a la inclusión. Lo que buscan es economizar en educación, degradando la función de la educación especial, Con el ingreso de las personas con discapacidades en la escuela común. Las preguntas que sobrevolaron fueron. ¿En qué condiciones se incluye a los niños en la escuela común? ¿Cuál es el rol del Estado? y lo que está latente, es que el problema es la actitud de las docentes cargando sobre sus espaldas la responsabilidad de que los niños permanezcan en cualquier condición en las aulas, subrayó.

Al cierre Agustina López, presidenta del centro de estudiantes planteó: “hace un año en las elecciones de Centro una de nuestras consignas fue defender la educación pública, algo que mantenemos hasta hoy todos los días. Hoy que el ajuste avanza cada día más. Ya que los gobiernos abren la puerta a la especulación, y el negocio empresarial, que fugan los recursos que nos pertenecen a las mayorías, y pagan una deuda fraudulenta al FMI. En detrimento de nuestras condiciones de vida. Por eso para nosotros, defender la educación pública es también pelear junto a las compañeras que tienen que elegir entre pagar fotocopias, viajar en cole o comer ese día. Para nosotras defendernos de la reforma educativa, que dictaminan los organismos como el FMI, es ser críticos del régimen académico, que nada sabe de las pibas que laburan más de 8 horas, en negro y con lo que les queda de energía van a cursar. Nada saben de las que no llegan a fin de mes y se atrasan en rendir mesas porque no tienen ni para comer menos para los óleos.

Bellas Artes es una escuela hermosa, pero cada día somos menos pibas ahí adentro.

Hoy, al mismo tiempo que discutimos sobre educación, estamos levantando una campaña en defensa de las gestiones obreras, que siempre nos apoyan, donándonos arcilla, porque saben que a los estudiantes nos cuesta mucho todo, porque somos hijos de laburantes. Pensamos que es estratégico, el apoyo a quienes les dieron una salida de trabajadores a las crisis de los capitalistas. No es casual que hoy esas fábricas sean las más golpeadas por el ajuste. Porque necesitamos construir nuestras herramientas para que ésta vez la salida sea de nosotras, las pibas, la juventud, y los trabajadores.”



Source link