Chubut: suman nueve las víctimas fatales del brote de hantavirus

0
137


Son 9 los fallecidos por Hanta en la Comarca Andina, mientras el número total de casos comprobados asciende a 24. Las medidas sanitarias son una muestra de la improvisación del Gobierno en materia de salud. El gremio docente ATECH pide suspender el inicio de clases.

Este miércoles se conoció el fallecimiento de dos mujeres y un adolescente que se encontraban internados. Así lo confirmó Jorge Elías, director del área programática del Hospital de Esquel.

Al mismo tiempo Elías confirmó 24 casos positivos de Hanta, 8 de los cuales continúan internados, 4 en terapia intensiva de esa localidad chubutense.

En un momento de incertidumbre y malestar en las comunidades fue muy poco sensible la acusación del periodista Andrade de Clarín quien destilando su característico odio de clase responsabilizó a un peón que “no habría hecho bien su trabajo” al limpiar un galpón iniciando la epidemia en una fiesta de cumpleaños.

Lo cierto es que desde un primer momento el contagio persona a persona fue evidente pero sorpresivo, ya que no había antecedentes de este tipo de transmisión.

Las medidas sanitarias tomadas por el Gobierno dejaron en evidencia la falta de un protocolo de acción adecuado para una zona en la que el Hanta es considerado endémico.

La situación del brote de Hantavirus puso de manifiesto la crisis que atraviesa el sistema de salud

Por un lado, trabajadores precarizados bajo diferentes modalidades de contrato, persecución ideológica, jornadas laborales extensas, falta de planificación en la prevención de enfermedades y promoción de la salud.

Sumado a esto, déficit en materia de logística y equipamiento, escasa inversión en infraestructura e insumos.

Les trabajadores de los hospitales rurales son a su vez quienes trabajan en peores condiciones. Sin embargo, han destinado horas de sus francos y feriados para luchar por mejores condiciones laborales organizándose en asambleas interhospitalarias.

Chubut es la provincia que lidera la caída de salarios estatales a nivel nacional en relación a la inflación con una pérdida de casi el 14%. A ello se suma el pago escalonado, la no convocatoria a paritarias por más de un año y la declaración, una vez más, de la emergencia económica provincial para todo el 2019. Todo en función de la reducción del gasto público comprometido con la Nación en el Pacto Fiscal.

Ahora bien ¿qué cabe esperar en la situación actual con un recorte presupuestario en salud de 65 millones de pesos para este año?

La pobre y tardía respuesta de las autoridades de salud, no fue un impedimento para que les trabajadores se autoorganizaran en un comité de crisis para prevenir futuros contagios y brindar información a la población.

Más información: Brote de hantavirus en Epuyén, localidad de Chubut

Por otro lado, el “plan de contingencia” demuestra su absoluta falta de criterio. A inicios de semana el gobierno anunció la suspensión de las fiestas regionales para evitar focos de contagio ante la gran concentración de gente hasta mediados de febrero.

El motivo era esperar dos períodos de 45 días de incubación del virus sin casos, para declarar por finalizado el brote. Sin embargo, el inicio de clases estaba programado para el 14 de enero en las escuelas de período especial como la escuela de Los Cohiues, distante a pocos kilómetros de Epuyen, y otras escuelas que iniciarían las clases la semana siguiente.

El gremio docente ATECH pide suspender el inicio de clases

A iniciativa de las seccionales opositoras, ATECH ha pedido el no inicio de clases hasta tanto se completen los dos periodos de incubación previstos en las regionales I (Cushamen) y III (Esquél). Demandan los recaudos necesarios para evitar el contagio de la enfermedad y el aumento de las partidas de limpieza.

No son mejores que en salud las condiciones de trabajo de auxiliares docentes que este año protagonizaron la toma de la delegación de educación sede Golondrinas en Lago Puelo pidiendo el pase a planta de 125 contratados mediante la modalidad de monotributo, ni la de docentes precarizados y estudiantes hacinados en edificios escolares a los que en algunos casos se les cortó el gas por perdidas en cocinas como la que costó la vida de Rubén y Sandra en Moreno.

Mientras se conocen casos en Cholila, El Maitén, y un caso fatal en Trevelin, todos vinculados al brote de Epuyen, el gobierno baraja la posibilidad de implementar el aislamiento de los grupos familiares y allegados a los casos comprobados por vía judicial luego de haber apelado al criterio de aislamiento voluntario. De momento se trataría de 45 personas. El lago Epuyen lindero al pueblo, sin embargo, sigue abierto a la visita de turistas.

El ajuste que impone el FMI, se paga con las vidas de les trabajadores que salen día a día a defender la salud y la educación.

En un contexto provincial y nacional de ajuste para cumplir las metas fiscales que el endeudamiento público impone, resulta evidente que la posibilidad de pelear por mejores condiciones de trabajo para les trabajadores de la salud, aumento del presupuesto del área para cubrir los requerimientos de la población en condiciones “normales” o, como la actual, “extraordinarias”, pasa por dejar de destinar fondos públicos al pago a los acreedores.

Un sistema de salud público, universal y de calidad, bajo gestión de les trabajadores que esté en función de los intereses de las mayorías populares, es una necesidad elemental que no cabe en el estrecho marco de las urnas. Solo con la lucha en las calles podremos derrotar este ajuste y conquistar una vida a la medida de nuestras necesidades.



Source link