Cinismo sin límites: funcionarios macristas piden conciencia sobre el maltrato a la vejez

0
61


Mientras los viejos son los más castigados por las políticas de Cambiemos, funcionarios nacionales inundan las redes con lecciones contra el abuso y el maltrato a la vejez.

En el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez establecido por la ONU el 15 de junio, el cinismo del gobierno nacional cobró un descarado protagonismo en las redes sociales, en especial Twitter.

Funcionarios de primera línea no escatimaron caracteres para concientizar sobre el maltrato y abuso que sufren los adultos mayores, recordando que “cada uno de ellos tiene derecho a tomar decisiones libremente, disfrutar de su tiempo y privacidad”, oración que fue replicada una y otra vez.

Nada sorprende de los integrantes del gabinete nacional que justifican, con desfachatez, las medidas del plan económico comandado por el FMI, avalado por una oposición que fue y es garante de gobernabilidad.

Distorsión de una realidad que viven millones de adultos mayores que no llegan a cubrir la canasta básica que, según estimaciones de la Defensoría de la Tercera Edad, en el mes de abril alcanzó a $30.524, cuando alrededor de dos millones de jubilados y pensionados cobran una jubilación mínima de $11.528, llegando a cubrir apenas un 30% de las necesidades básicas que debieran garantizar una vida digna.

El 70 % de los adultos mayores debe elegir qué comer y cuándo. Deben optar por seguir un tratamiento médico o pagar las abultadas cuentas de luz y gas que no dejan de aumentar.

Queda claro para los organismos internacionales que buscan la reforma de los sistemas de seguridad social que, debido que “los adultos mayores están viviendo demasiado” es necesario extender el tiempo de explotación durante toda la vida, o hasta que el cuerpo explote.

Y si es una decisión individual, mejor. Nada de responsabilidad del Estado. “El que aportó más, cobra más. Es una cuestión de justicia”, sentenciaba sin pelos en la lengua Emiliano Basavilbaso, director del Anses meses atrás en una entrevista.

En contextos de inflación, despidos y precarización laboral ¿cómo alcanza a jubilarse quien se encuentra dentro de la llamada “población económicamente activa”? Y quien llega a jubilarse, en qué condiciones? La mayoría de los trabajadores y trabajadoras que se jubilan “caen” en la pobreza mientras obispos, jueces y funcionarios perciben jubilaciones de privilegios.

Miles de mujeres y varones mayores continúan trabajando por necesidad extrema de sobrevivir. Acá sí el gobierno nacional alcanzó la igualdad: hambre y miseria para todos y todas. Menos para ellos.



Source link