Cipolletti: tarifazos y saqueo para el bolsillo de los trabajadores

0
82


Para evitar una suba del pasaje, el 1 de febrero el Intendente de la ciudad Anibal Tortoriello (Cambiemos) anunció que reasignará partidas para sostener el transporte urbano.

Poco después de conocerse el anuncio del gobierno nacional que a partir de este año eliminaría todos los subsidios a los servicios de transporte público como parte de su política de ajuste fiscal exigido por el FMI, el Gobierno Provincial declaró que se haría cargo de una parte, un subsidio para Cipollletti del 50% sobre un costo estimado de 17 millones, mientras que el ejecutivo local dijo necesitar un aporte de 11 millones ya que se estima que se necesitaran 22 millones para subsidiar el transporte sin tener en cuenta la variable del aumento del combustible.

Desde la cartera municipal y en la propia voz del actual Intendente de la ciudad, sin reparo alguno sostuvo que la plata para “evitar los aumentos del pasaje” saldrá del presupuesto destinado a Obras Publicas. Para garantizar que la empresa mantenga sus niveles de ganancias, se van a reducir obras esenciales que garanticen el acceso al agua, la luz o el gas. También se verán afectados derechos tan elementales como lo son la salud, educación y vivienda que necesitan de mayores obras para poder funcionar y atender las crecientes necesidades sociales como se denuncia hace años.

Además el intendente Municipal, se comprometió a subsidiar a la empresa Pehuenche con “vales” en combustible que en su totalidad asciende a la suma de 2,5 millones de pesos mensuales. Cipolletti fijó un incremento del 183% en lo que va de la gestión de Tortoriello, en 2018 otorgó dos aumentos que llevaron la escala al 60% anual. El año pasado el aumento trepó a más del 39% llevando a un costo de 22 pesos el pasaje urbano. Este año con la quieta de subsidios nacionales, la inflación y el aumento del combustible se estima que lo que tendrían que pagar los usuarios sería un boleto de 34 pesos.

Laura Santillán, docente y referente del PTS en el Frente de Izquierda, comento: “los dichos del intendente son repudiables, desfinanciar la obra pública para subsidiar a las empresas que lucran y vacían el servicio de transporte en inaceptable. Es necesario para mejorar y brindar un servicio de calidad, sacar de las manos de los intereses privados que no tienen ningún reparo en robar a la sociedad para seguir engordando sus bolsillos. Urge quitar de las parasitarias manos de chantajistas, un servicio primordial para las familias trabajadoras como lo es el transporte. Por eso planteamos la necesidad de municipalizar el servicio de colectivos, bajo control de sus trabajadores y usuarios populares”.

“Planteamos que el transporte ni ningún servicio público pueden estar sometidos a la ganancia de los empresarios. Deben anularse todas las concesiones y municipalizar el transporte. La plata debe salir de impuestos a los grandes terratenientes y fortunas que hay en la Provincia. Porque son esos mismo sectores los que hoy lucran y se enriquecen a costa del saqueo y empobrecimiento de los trabajadores y usuarios populares”. Digo para finalizar la referente.



Source link