Colegio N° 2: otra protesta en Jujuy de familiares contra el traslado de sus hijos

0
32


Padres del colegio secundario Nacional 2, denunciaron que quieren llevar a sus hijos a un edificio en Barrio Norte en el que funcionó un geriátrico, denunciaron que no estarían dadas las condiciones mínimas de habitabilidad para poder cursar.

El martes a la mañana, madres, padres y estudiantes del Colegio Secundario N° 2, mas conocido como el “Nacional 2”, realizaron una protesta en las puertas del establecimiento y en la calle de la puerta principal, exigiendo que se de marcha atrás con la re-localización de los chicos que cursan sus estudios en el edificio.

La antigüedad de la estructura y la desidia de los diferentes gobiernos en cuestión educativa hicieron lo suyo para llevar a este colegio, como tantos otros, a niveles de deterioro impensados para el normal funcionamiento.

Dada la situación acuciante y la imperiosa necesidad de reparación es que desde el Ministerio de Educación se inició un plan de refacción integral que no sería posible llevarlo adelante con docentes y estudiantes desarrollando sus actividades. Es por ello que se distribuyó al conjunto de estudiantes en dos grupos. Los primeros años irian a cursar en aulas del Instituto Populorum Progresio y el resto a una vieja casa ubicada en otro barrio de la ciudad capital.

El inconveniente surge debido a que un nutrido número de padres y madres se oponen al traslado a la mencionada casona ya que aducen haber verificado el estado de la misma y esta no estaría en condiciones edilicias y no tendría el tamaño adecuado para albergar a los jóvenes que van de 2° al 5° año. Por otro lado manifestaron que la medida de traslado fue una decisión inconsulta y unilateral ya que ni las autoridades del ministerio ni la dirección del establecimiento comunicó la decisión con un tiempo prudencial para tomar los recaudos necesarios.

Al respecto, este medio pudo dialogar con algunos de los presentes y esto nos decían:

“…Nosotros estamos frente a la escuela, de un momento a otro, se tomó la decisión de cambiar a los chicos. Recién nos enteramos del lugar a donde se los quiere mandar, en Barrio Norte, a un geriátrico, que hace dos o tres años está cerrado, no está en condiciones, incluso nos propusieron que le van a poner baños químicos. A los porteros les quieren exigir que ellos vayan a desmalezar”, nos contaba una abuela presente en la protesta…”.

“…fuimos el domingo a ver, es un desastre a donde lo quieren mandar a los chicos, a la directora le preguntamos porque no nos dijo nada, a lo que nos respondió que ella no tenía obligación de informarnos…”.

“…Ella sabía con tiempo lo que iba a pasar, y no dijo nada, ahora faltando dos meses, los quieren sacar a los chicos, donde hay peligro, por la maleza, por todo hay peligro. Los niños, como mi nieto, salen a las 6 y media para poder llegar a las 7 y 10 a la escuela; si van a Barrio Norte, van a tener que salir a las 5 de la mañana para tomar, doble colectivo (¡!). Dicen que se van a quitar toda clase de apoyo, que no van a tener educación física, porque si no van a tener que gastar hasta 6 boletos al día…”.

“…Por eso no estamos de acuerdo, queremos que nos den una solución, y la ministra está cerrada de que no, y nosotros estamos cerrados en que no vamos a permitir que se cierre este colegio. Que por lo menos hasta que terminen estos dos meses de clases…”

Una madre presente agregó: “…Nosotros si queremos que se haga la nueva construcción, porque hace años que venimos pidiendo la refacción de este colegio, en eso estamos de acuerdo, lo que no estamos de acuerdo, es en el modo en que fuimos notificados, porque fuimos notificados por un medio periodístico…”

“…El lugar que los quieren llevar, no está adecuado, donde quieren hacer cursar, son habitaciones, donde había tres camas, no entra un aula…”

“…Le propusimos el lugar de la Túpac, pero dicen que esta judicializado, sea el lugar que en el que está, el gobernador tiene la capacidad de facilitarnos aunque sea un tiempo ese lugar, hasta que se haga este colegio, hasta que sea un lugar seguro. Que no tengan que madrugar tanto, estamos luchando por ese espacio, cada 45 minutos pasa el colectivo, van a vivir de tardanza, pueden perder el año…”

El deterioro, una constante en materia educativa

El mal estado de una gran cantidad de establecimientos educativos es un problema que data de mucho tiempo atrás. Las distintas administraciones educativas fueron artífices de esta situación dejando caer los establecimientos a niveles extremos. La Ministra Calsina anticipó meses atrás, en una visita a la Comisión de Educación de la Legislatura, que era decisión del Gobernador Morales no construir nuevos edificios y que prorrogarían una ley votada apenas iniciada la administración radical, que sólo declara la emergencia en infraestructura escolar. A todas luces algo insuficiente dado el profundo déficit edilicio que padece la provincia.

Te puede interesar: Malestar en Jujuy ante el reparto arbitrario de niños de la Escuela N°51

Como diputados y concejales del PTS-FIT nos hicimos presentes en el establecimiento a brindar nuestra solidaridad y poner nuestras bancas a disposición, puesto que la policía había notificado a los padres de una posible acción represiva por parte de las fuerzas de seguridad, a pedido del juez contravencional, ya que estos no disponían la acción de corte de la calle.

Eduardo Hernández, diputado provincial por el PTS-FIT, les propuso a las madres y los padres acercarse a la legislatura a la reunión de la comisión de educación, que integra para poder llevar su reclamo a los diputados provinciales para hoy miércoles a las 9:30; “…desde nuestra banca exigiremos al Ministerio de Educación, un informe sobre el plan de mejoras edilicias que maneja, siendo que existe una ley de emergencia en infraestructura escolar vigente…”.

La crisis abierta en el Colegio Nº 2, va en la misma sintonía, de lo que sucedió en la Escuela Juanita Stevens y en ese mismo día en la Escuela Nº 51 “Santa Rosa de Lima”, ante la crisis total de la infraestructura de los colegios y escuelas de la provincia, el gobierno pone parches y lo hace de manera improvisada. Cada una de estas decisiones solo debería ser tomada con anticipación y el acuerdo de las familias de los niños y niñas, docentes y porteros.



Source link