Colegios católicos reparten folletos contra el aborto y la Educación Sexual Integral

0
1200


Más de mil estudiantes de colegios católicos recibieron una charla y un folleto que compara el aborto legal con el holocausto nazi, además se posiciona contra el uso de métodos anticonceptivos y la Educación Sexual Integral.

La Iglesia tomó nota del tsunami verde que conmueve al país en lucha por la legalización del aborto y, una vez más, utiliza el ámbito educativo para adoctrinar a los jóvenes.

Te puede interesar: Escuela católica santiagueña hizo desfilar a estudiantes con el pañuelo contra el aborto

Según un informe realizado por Ernesto Tenembaum, publicado en Infobae, en la mayoría de los colegios católicos se ha incorporado una oración matutina para “el bebé por nacer”. Mientras, los estudiantes han comenzado a recibir un folleto contra el aborto legal, el uso de métodos anticonceptivos y la Educación Sexual Integral.

El pasado 4 de junio se llevó a cabo una charla llamada “El escape de las drogas, de la calle y la industria del aborto” en el Colegio Mallinckrodt, en Martínez, donde asistieron mas de mil estudiantes de diferentes instituciones educativas católicas.

La charla estuvo a cargo de Patricia Sandoval, una mujer que se habría realizado tres abortos pero ahora recorre el mundo como un símbolo de la lucha contra su legalización.

Además de ser parte de la charla, los estudiantes recibieron de souvenir el característico muñequito de madera conocido como “el bebito” con la leyenda “Gracias a vos hoy puedo estar con mi familia. Que Dios te bendiga”.

Junto a eso se llevaron folletos y cuadernillos de propaganda contra el aborto pero también contra el matrimonio igualitario, la Ley de Identidad de Género y los anticonceptivos de todo tipo. Ese material en su mayor parte fue elaborado por la fundación La Merced Vida, una de cuyas dirigentes participó del debate en la Cámara de Diputados.

Contrariamente a lo que establece la ley de Educación Sexual Integral, que impulsa la difusión de métodos anticonceptivos para evitar embarazos no deseado, los documentos que recibieron los adolescentes los desaconsejan directamente.

Foto: Infobae

“A menudo se dice que la anticoncepción es el remedio más eficaz contra el aborto. ¿Es verdad? No lo es, por tres razones. 1. Las píldoras anticonceptivas pueden entrañar un porcentaje de abortos precoces. 2. La mentalidad anticonceptiva (rechazo del hijo) conduce a aceptar más fácilmente el aborto en caso de ‘embarazo no deseado’. 3. La anticoncepción favorece las relaciones sexuales con múltiples parejas, lo que de hecho multiplica las ocasiones de embarazo no deseado. La estadística confirma que el aumento de anticonceptivos no disminuye el número de abortos”.

“Los anticonceptivos orales o píldoras actúan impidiendo la ovulación o cambiando el moco cervical de modo tal que este impide el paso de los espermatozoides, teniendo en ambos casos un efecto anticonceptivo. Pero además producen cambios en el endometrio uterino, que impiden que el óvulo ya fecundado (o sea de una vida recién comenzada) se anide siendo este efecto abortivo. CONSECUENCIAS FÍSICAS: embarazos ectópicos, esterilidad por atrofia ovárica, trastornos circulatorios, y de la coagulación de la sangre que pueden causar accidentes cerebro vasculares, coronarios y de extremidades, embolias e infartos. Además pueden causar enfermedades tumores en hígado y mamas”

A su vez, el material sostiene que el aborto legal no es otra cosa sino “una trampa mortal” y “una muerte cruel” y que por dejar una “herida psicológica tan profunda” en la mujer “no existe el aborto seguro”. Incluso, se lanza contra el aborto en casos de violación.

Luego, compara el holocausto nazi con los abortos quirúrgicos practicados a nivel internacional por año. “Holocausto nazi. 64 millones en seis años”. A su lado, hay una foto que retrataría a embriones abortados. El epígrafe dice: “55 millones de abortos quirúrgicos en un año”.

El folleto también incluye una serie de pasos para la “reconciliación con el bebé abortado”.

Esta campaña empalma con la política de los sectores clericales para redoblar la presión sobre el Senado con objeto de impedir la aprobación del proyecto de ley de la interrupción voluntaria del embarazo.

Vale recordar que las escuelas que administra la Iglesia reciben enormes sumas en concepto de subsidios para la educación privada por parte del Estado. Este ejemplo ratifica la urgente necesidad de la separación de la Iglesia del Estado.



Source link