¿Cómo sacamos a Macri?

0
93


Cambiemos hizo un desastre en el país. Pero, ¿Alcanza con un cambio de figurita para sacarnos de encima al macrismo y a su política?

Como millones más, quiero que Macri se vaya y que no vuelva más. Él y toda su banda de ladrones. Como si haber ajustado al pueblo todos los santos días durante más de tres años y haber dejado una deuda mortal fuera poco, la ostentación del lujo que hacen estos chetos es despreciable. Me dan un odio terrible.

Yo también quiero sacar a Macri. Pero ojo, tenemos que ser pillos. Este gobierno ya está liquidado. Solo se mantiene parado porque lo bancan el FMI y los principales medios de acá, y porque el peronismo lo quiere hacer llegar hasta octubre para que a nadie se le pase por la cabeza que se puede enfrentar a un gobierno por fuera de las urnas, en la calle.

Digo esto porque siempre se reemplaza a algo por otra cosa. Y por eso también me da mucha bronca que el peronismo este usando la desesperación de las y los millones que no saben si van a llegar a fin de mes para darle de comer a los pibes. De las y los abuelos que tienen que elegir si comer a la noche o al mediodía, que ven los remedios como un lujo. La usan para no decir lo que van a hacer en caso de ganar.

El peronismo sabe que el macrismo no es solo un tipo que se puede poner y sacar, sino que es un país que queda con la soga al cuello. Nosotros también tenemos que tenerlo muy presente. Saben que un ajuste grande (pero grande en serio) es inevitable. Esto es lo que ellos saben y lo que todo el pueblo tiene que saber: los tipos que controlan el principal recurso del país, el campo, vende por 28 mil millones de dólares al año. En los próximos 4 años va a haber que pagar, promedio, ¡40 mil millones! ¡Ni quitándole todo a los empresarios del campo alcanza! ¿Cómo van a pagarle al fondo sin meterle la mano en el bolsillo (ya bastante seco) a las y los laburantes? Sinceramente, es imposible.

Y mientras arman una cortina de humo repitiendo como loros que ellos van a resolver los problemas de Argentina, llevada al borde del abismo por Macri, por atrás no pierden ni medio segundo armando alianzas en todo el país: en las provincias, con los empresarios, con los burócratas que dirigen los sindicatos. Están armando una fuerza enorme. ¿Y para qué? Para llevar ese ajuste adelante. El ajuste del FMI. El que no puede terminar de hacer Macri. La razón por la que todos le están soltando la mano.

Fijate en la tele. Se pasean todos por los canales diciendo que un gobierno peronista va a solucionar los gravísimos problemas del país. Cada vez que, por suerte, hay alguien de la izquierda ahí y les pregunta qué van a hacer con la deuda, si van a romper con el FMI o si le van a pagar, y si le van a pagar, de dónde van a sacar esa cantidad enorme de guita, no responden. Cambian de tema.

Y miran a la cámara y la miran a los ojos a la abuela que está al borde del colapso porque los remedios como todo están re caros, y le dicen “vótenos señora, que nosotros vamos a sacar este país adelante” mientras por atrás están preparando las alianzas para sacarle todo lo que le queda. ¡Basuras! Le mienten a la gente. Usan la desesperación del pueblo para meterle el ajuste por la ventana.

Fijate las listas. Ponele que me olvido de que ahora la tapa de ese frente es un tipo como Alberto Fernández, amigo de Clarín y del campo, ex menemista (si sabrá de ajustes) y con buena relación con la embajada de Estados Unidos. Que puso Cristina a dedo para unificar a todo el peronismo. Ponele…

¿Qué personajes están atrás? Tipos como Felipe Solá, que fue el responsable político del asesinato de Kosteki y Santillán, quienes peleaban contra el ajuste en el 2002. Como Manzur, el tucumano “pro-vida” que le negó el aborto a la nena de 11 años y la obligó a seguir con el embarazo. Como Insfrán, el gobernador de Formosa que se cansó de reprimir y asesinar integrantes de los pueblos originarios que reclaman por sus tierras, como la comunidad Wichí o la comunidad Qom. Un armado de especialistas en gobernar contra el pueblo.

Más arriba decía que el terrible ajuste para pagar la deuda es inevitable. Pero es inevitable si tu prioridad es el FMI, como lo es para ellos. Si la prioridad son las y los trabajadores, las y los jubilados, las amas de casa que le acaban de sacar la jubilación, las mujeres que siguen muriendo injustamente por abortos clandestinos y las que sufren todos los días la desigualdad, las pibas y los pibes que laburamos en negro y vemos negro nuestro futuro, la única alternativa es pelear contra lo que nadie quiere cuestionar: el pago de la deuda.

Sacar a Macri es atacar la estructura de país que está dejando. Es reconocer a nuestros enemigos en sus aliados y pegar un volantazo para el lado contrario. Sacar a Macri es poner los recursos que él y sus amigos pusieron en función de los más ricos, en función del pueblo trabajador. Es decirle no a una deuda que, de pagarla, va a aplastar a toda la sociedad.

De esa pelea depende nuestro futuro, nuestras vidas y las que nos rodean.

Hoy, mientras todos los políticos están de acuerdo en una sola cosa (que la deuda se paga, cueste lo que cueste), con mis compañeros y compañeras de PTS y del Frente de Izquierda, con Nico del Caño y Myriam Bregman, asumimos la tarea de llegar con estas ideas a millones de personas. Para preparar una fuerza social que, en lugar de proponerse seguir el camino que empezó Macri, se proponga derrotarlo. A él y a todos sus aliados. Necesitamos tu ayuda. Cada aporte cuenta.



Source link