Comunidades originarias movilizaron contra la megaminería y el saqueo, por el territorio y la igualdad

0
24


Finalizó el Qhapac Ñan, la caminata a pie de diversas comunidades originarias hasta la capital jujeña. La misma partió el 2 de octubre desde la Laguna de Pozuelos en la puna jujeña y recorrió distintos pueblos y comunidades durante diez días para finalizar con un acto ayer 12 de octubre.

Mujeres, hombres y niños de comunidades de Cueva del Inca, Coranzuli, Piedra Negra, Cerro Colorado, Hornaditas, Varas, Uquía, Purmamarca, Pozuelos, La Quiaca Vieja, entre otras comunidades, se movilizaron hasta el edificio de Legislatura Provincial donde denunciaron la responsabilidad de la Secretaría de Pueblos Indígenas, el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno Provincial por las graves problemáticas por las que atraviesan los pueblos originarios en Jujuy.

La derogación de la Ley 5915 de Servidumbre, el derecho a la consulta previa, libre e informada, educación intercultural bilingüe, condiciones de vida vulnerables, saqueo del agua y del litio por las multinacionales mineras, despojos de los territorios, contaminación del medioambiente, graves consecuencias en la salud de sus habitantes, la persecución y el rechazo a posibles instalaciones de bases militares en sus territorios, fueron las principales denuncias y reclamos que se escucharon en el Acto con el que terminó la movilización frente a Casa de Gobierno. También recordaron el nefasto hecho de los niños con plomo en la sangre en Abra Pampa años atrás.

Te puede interesar: La caminata de pueblos originarios “por el agua y la vida” llegó a la capital jujeña

PH: Maximiliano Llanos

Además de denunciar al gobierno actuales y funcionarios, plantearon que la mayoría de los diputados de los distintos sectores políticos les dan la espalda votando y avalando políticas que los afectan. Durante la movilización y el acto en plaza Belgrano solamente estuvieron presentes diputados del Frente de Izquierda, Natalia Morales y Alejandro Vilca, y Juan Manuel Esquivel del FUyO. Junto a ellos también movilizaron integrantes de organizaciones sociales y estudiantes.

Quienes integran la Asamblea de Comunidades e indígenas libres de Jujuy realizaron una declaración “DECLARACIÓN DE LA LOCALIDAD DE LOZANO” en la que plantearon:

“somos iguales a todos los demás pueblos y reconociendo al mismo tiempo el derecho de todos los pueblos a ser diferentes, a considerarse a sí mismos diferentes y a ser respetados como tales…en el ejercicio de nuestros derechos debemos estar libres de toda forma de discriminación”.

“preocupados por el hecho de que los pueblos indígenas hayamos sufrido injusticias históricas como resultado, entre otras cosas, de la colonización y enajenación de nuestra Pachamama. Tierras, territorios y recursos, lo que nos ha impedido ejercer en particular el derecho al desarrollo de conformidad con nuestros conocimientos, técnicas y prácticas ancestrales necesidades, deseos e intereses…”

PH: Maximiliano Llanos

También en la misma declaración realizaron varias exigencias entre las que se encuentran:

La suspensión inmediata de las explotaciones mineras a cielo abierto en El Aguilar, Pirquitas, Chinchillas y de cualquier otro proyecto futuro que extinga la vida de y en nuestra Pachamama, y la remediación de los daños causados por mineras antiguas. La minería es saqueadora y ecogenocida.

Repudiamos que el gobierno este destruyendo lo más sagrado que es nuestra naturaleza como el agua, la vida de nuestro territorio. Que las empresas y el gobierno respeten la consulta y el consentimiento previos, libres e informados.

Exigimos justicia por el genocidio al Pueblo de Abra Pampa. Resolución a la contaminación en el centro de Abra Pampa, especialmente con los niños. Justicia a la desidia e inoperancia.

Denunciamos que en el bello Pueblo del Cerro de Siete Colores (Purmamarca), el gobierno provincial y nacional por su inoperancia les quita el agua a los pobladores nativos para entregarles a los grandes emprendimientos foráneos. Vende turismo al mundo mientras seca sus paisajes y su ente.

Denunciamos la contaminación de la cuenca del Río Yakoraite por la Minera Aguilar. Y el abandono de la Escuela N° 129 “Pachacamac” con el aval de la Secretaría de Pueblos Indígenas. Y la falta de servicios públicos en el territorio de las comunidades circundantes.

Exigimos la inmediata suspensión de la violencia de género y persecución étnica ejercida contra la Hermana Claudina Laureano por parte del poder judicial y ejecutivo.

Denunciamos que la mina Pan de Azúcar existe hace 40 años, suelo y agua contaminados con cianuro, lo que no permite el pastoreo tradicional.

Denunciamos el incumplimiento de los cinco pactos de la fibra óptica firmados por el Gobierno y las comunidades indígenas y exigimos el estricto cumplimiento del mismo.

RECHAZAMOS el despojo ilegal e ilegítimo (sin consulta ni consentimiento) que intenta llevar adelante el Gobierno de la Provincia de Jujuy en el territorio de la Comunidad La Quiaca Vieja (Dpto. Yavi) teniendo como excusa la instalación de una Zona Franca.

RECHAZAMOS la instalación de bases militares en la frontera de Jujuy (Yavi) e igualmente, la presencia e instalación de militares extranjeros.

RECHAZAMOS la instalación de paneles solares para la obtención de energía eléctrica sin consulta ni consentimiento en el territorio de la Comunidad de Piedra Negra.

RECHAZAMOS la apropiación ilegal y legítima del agua en el territorio de la Comunidad de Huichaira (Tilcara) por parte del Sr. Alejandro Nieva.

RECHAZAMOS los proyectos de infraestructura (caminos) del Estado o empresas particulares que se intenten llevar adelante en territorios comunitarios sin la debida consulta y consentimiento previos libres e informados.

RECHAZAMOS todo intento de desviar aguas del Cerro Collamboy por parte del Estado Provincial y/o empresas particulares para la explotación del litio en el Salar de Olaroz.

PH: Maximiliano Llanos



Source link