"Con nombre de Flor": un documental que muestra a la travesti más longeva del país

0
173


En el marco del 18° Festival Internacional de cine de los Derechos Humanos el viernes 31 de mayo se proyectó el documental “Con nombre de Flor” de Carina Sama, en memoria de Malva que es la travesti más longeva.

El documental realizado por Carina Sama transmite la historia de la travesti más longeva de nuestro país, a través de su voz y maravillosa memoria, Malva nos llevó a su pasado. Un pasado en blanco y negro, como las fotos en exhibición, pero la alegría y festividad que se expresa en sus sonrisas y sus miradas, convirtiéndose en colores y brillantina en cada paso que se da allí . Son ellas, las travestis “las mariquitas” como solía decirles Malva, emperifolladas en colores y lentejuelas con trajes de gala y carnaval.

Elsa se acerca a cada foto donde posa su amiga, Malva erguida en su vestido elegante con guantes negros y sonrisa brillante; ella vuelve a la vida a través de los ojos de Elsa quien con lágrima observa maravillada por cada gesto.

Elsa lagrimea sonriendo, esa mezcla de alegría y nostalgia, un poquito que Malva transforma en millones de palabras que entrelazan anécdotas, las mismas que algunos leímos en su autobiografía Mi recordatorio, toman forma y movimiento en su voz . Malva es la trasgresión más grande para quienes con sus leyes y persecuciones intentaron borrar a los y las amorales de los años 40.

La opresión y coacción contra las travestis y homosexuales de ese momento eran pagados con días de calabozos oscuros como los mandatos religiosos de la iglesia católica. Sobrevivió a la travesía que se aventuró a sus 15 años cruzando de Chile a Mendoza a pie, a los golpes de la dictadura de Onganía y de Videla, cruzó las fronteras, llegó a Brasil y de allí anheló volver a Buenos Aires. Guardó en su memoria nombres y apellidos de obispos y dictadores, retrocedía en ella como quien retrocede un video, sin pausa, lanza sus palabras voraces contra un peronismo que la persiguió. Y florecen relatos de noches de show en el calabozo junto a otras que vuelven a la vida en su voz.

Hoy Argentina tiene leyes, La Ley de Identidad fue una conquista que Malva también pudo saborear. La ley se enfrenta con un obstáculo, el promedio de vida de 35 años al que son condenadas las trans por la falta de trabajo, acceso real a la salud, a la educación, por la policía que las asesina.

El registro fotográfico que dejó Malva es casi una reliquia de una porción de la historia que no se conocía, un rompecabezas que la documentalista Carina Sama supo armar con mucho respeto y sensibilidad . Una producción que conmovió a Elsa hasta las lágrimas y convirtiendo a Malva inmortal en nuestras retinas.



Source link