Concordia: A la Edad Media por decreto

0
112


Disconforme con el resultado de la votación en el Consejo Deliberante que rechazó el proyecto para declararla ciudad “Pro vida”, el Intendente redobla su apuesta retrógrada nombrándola por decreto.

A un mes de que el Consejo Deliberante rechazara, por el escaso margen de un voto, declarar a Concordia ciudad “Pro vida”, el Intendente del Partido Justicialista (PJ), Enrique Tomás Cresto, volvió a ratificar su convicción religiosa y sus acuerdos en nombre de toda la población.

El proyecto fue presentado junto al Viceintendente Armando Gay, también firmante de los acuerdos con la Iglesia Católica en el Vaticano, que a través del eufemismo de honrar lo acordado en el Pacto de San Antonio de Padua, implica ir en contra de lo votado en el Consejo y conquistado con la lucha de cientos de mujeres en las calles.

La idea del decretazo parece haber surgido luego de que su padre, Juan Carlos Cresto, dos veces ex intendente y actual presidente del Consejo Departamental del PJ, impulsara una carta cuestionando abiertamente el resultado de la votación (en la que otro Cresto, su sobrino Amadeo, se abstuvo) solicitando que los legisladores locales revean su decisión.

Además sostuvo que: “Lo que se escribe con la mano no se puede borrar con el codo”, y por si hiciera falta agregó: “Comparto en todos sus términos la carta abierta difundida en los medios locales por la Asociación de Pastores Unidos de Concordia”, en la que repudian la decisión del Consejo Deliberante de rechazarles el retrógrado proyecto.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=61&v=X1MqN_PjzRY

Fuente “El Entre Ríos”

En tiempos de mareas verdes donde millones de mujeres en todo el país se organizan y movilizan para conquistar el derecho al aborto libre, seguro y gratuito,

un decreto en contra podría hacer ruido en la confianza de todo este movimiento hacia las instituciones.

La ratificación de aquel acuerdo de 2016 con el Vaticano, que según su propia letra “apunta a enfrentar el cambio climático, el narcotráfico, la trata, la pobreza, la desnutrición y la violencia de genero”, son en realidad medidas que ya están consagradas en leyes e implican la responsabilidad del Estado.

El mismo, agrega la “novedad” de otra consigna: la defensa de la vida desde la concepción y de “las dos vidas” en todos sus términos, así como reconocer como único modelo legitimo de familia a las monogámicas homo-parentales.

Desde la Multisectorial de Concordia, que nuclea a más de 15 organizaciones, declararon que la Ciudad “no puede ser un lugar que no nos incluya, porque la verdad es que hoy en el siglo XXI plantear que la forma de familia es solo una, es dejar al margen casi a la mitad de la población”.

En el mismo sentido afirmaron; “Luchamos por el derecho al aborto y de ninguna manera buscamos imponer lo que pensamos, sino que queremos sencillamente que no nos impongan las formas y las decisiones de los demás. Bajo ningún punto de vista vamos a permitir que los credos nos gobiernen”.

Ante la avanzada del gobierno local, la Multisectorial llama a redoblar la lucha e impulsa una declaración pública que compartimos a continuación:

“Ante los hechos de público conocimiento, donde el Intendente Enrique T. Cresto ratifica por decreto la adhesión al Pacto de Padua, la multisectorial conformada por asambleas, colectivos políticos, organizaciones, partidos políticos e independientes, manifestamos lo siguiente:

El contexto político actual, donde se está debatiendo en el Senado de la Nación, el proyecto de legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, ha propiciado que sectores que están en contra de la misma, hayan impulsado diversos proyectos en los municipios entrerrianos, con la clara intención de imponer creencias y concepciones religiosas en cuestiones de políticas públicas.

A su vez, el 14 de Junio, se debatió y rechazó el proyecto de declarar Pro Vida y Pro Familia a la Ciudad de Concordia, proyecto que intentaba de igual manera, imponer una moral propia de los credos.

En este marco que no podemos ignorar, el intendente de nuestra ciudad, el día 18 de Julio, se vuelve a manifestar de manera institucional y por medio de un decreto que ratifica la adhesión al pacto, posicionando al municipio desde una concepción moral y religiosa, que deja por fuera las otras creencias que conviven en esta sociedad.

El pacto de Padua, impulsado por la Iglesia Católica, busca imponer una visión hegemónica del concepto de valores, de vida y de familia, donde el punto 5 expresamente dice “Defender la familia y rechazar el aborto” y define que “La familia es fundada sobre el matrimonio, que es un acto libre y fiel de amor entre un hombre y una mujer”, desconociendo así, los derechos conquistados en este nuevo siglo, por los movimientos sociales, de mujeres, feministas y LGBTTTIQ, que reconocen la existencia de familias diversas, que van desde las monoparentales a las familias ensambladas, como así también los matrimonios de personas del mismo sexo, e incluso las familias que se constituyen sin obligación de matrimonio.

Además, define el concepto del “niño por nacer”, queriendo determinar el inicio de la vida, con la explícita intención de obstaculizar el derecho de las mujeres y personas gestantes a decidir sobre su cuerpo.

El resto de los puntos, contenidos en el pacto, son claras obligaciones del estado que de ninguna manera dependen de voluntades de las religiones, sino la obligación constitucional de gobernar para garantizar: Luchar contra el narcotráfico, Prevenir las adicciones a la droga, Luchar contra el hambre, Combatir la violencia de género, Impulsar las energías renovables, Combatir la pobreza, Promover el acceso a la educación, la salud y el agua potable, Erradicar el abuso infantil y la trata de personas; para lo cual ya existen legislación nacional e internacional para su ejecución por parte de los gobiernos.

Por tanto, no quedan claro a la ciudadanía cuál es la intención del Intendente de asociar estas políticas públicas a un pacto con la Iglesia, pues en ese acto afianza la relación estado-iglesia.

Por todo lo expuesto, ratificamos lo expresado en nuestra declaración de Abril 2018:

“Estas leyes, que están vigentes, deben ser cumplidas y reforzadas en su aplicación, con políticas públicas eficaces, sin la intervención de los credos, sin hacer caso omiso a las luchas sociales y a los reclamos colectivos por el reconocimiento de derechos fundamentales en nuestro país.

Respetamos la libertad de cultos, pero no vamos a permitir que se le otorgue a la iglesia católica ni a ninguna otra religión, la elaboración e implementación de estas políticas públicas, que son de afectación al conjunto de la sociedad, más allá de su credo religioso. Imponer desde el Estado, políticas basadas en imposiciones eclesiásticas, es autoritario, discriminatorio y a todas luces violatorios de los principios del Estado de Derecho.

El movimiento de mujeres y LGBTTTIQ vienen dando peleas inmensas por el reconocimiento de nuestros derechos. La relación privilegiada de la Iglesia Católica con el Estado argentino, ha sido un motor fundamental para la negación y el retraso de debates fundamentales para la salud pública y los DDHH, lo que demuestra cada vez más la necesidad de la separación de la Iglesia y el Estado, para tener definitivamente un estado laico”.

En relación a estos hechos, de trascendencia a nivel nacional, entendemos que es necesario que el intendente escuche las otras voces, y por ello en el día de ayer solicitamos un pedido de audiencia, esperando que se concrete en la inmediatez.

Desde esta multisectorial, no consideramos que los debates que venimos transitando, respondan a un fanatismo, sino a la firme convicción de lucha por la defensa de los derechos conquistados y por todos los que aún nos faltan conquistar.

Concordia, Entre Ríos. 20 de julio de 2018

Firmantes: Colectivo Basqüadé – Colectivo de Géneros – Colectivo Militante Oktubre – Unidos y Organizados Entre Ríos – Nuevo Encuentro – Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans – Asamblea por los Pueblos Libres – Frente por la Esi – Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito Reg. Concordia – Partido Comunista e independientes.- Pan y Rosas en el Frente de Izquierda.



Source link