Contra la precarización: una encuesta revela la bronca que tiene la juventud

0
37


La encuestadora Reyes Filadoro registra que en el conurbano bonaerense 8 de cada 10 personas teme perder el empleo y un 60% reporta una situación económica negativa. El 55% de les más jóvenes expresó sentir bronca.

La encuestadora Reyes Filadoro y Numeral8 dieron a conocer el “Informe de estabilidad social en el conurbano”, actualizado en el mes de mayo. Registra la situación de la economía doméstica y las expectativas económicas en un futuro cercano en el conurbano bonaerense. Un 60% de les encuestades registra una situación económica negativa y 8 de cada 10 teme perder su empleo. El 49% no llega a fin de mes y sólo el 11% tiene alguna capacidad de ahorro.

Al ser consultados sobre su estado de ánimo frente a su situación personal, el 55% de les conurbanenses más jóvenes expresó sentir bronca. No es de extrañar, la misma encuesta da cuenta de que los bajos salarios, la falta de trabajo y la inflación son las tres principales preocupaciones en los 600 casos relevados. Al menos el 15% de les menores de 18 años trabajan para ayudar a la economía familiar.

Estos datos se dieron a conocer en simultáneo al informe anual de la UCA, que arrojó que la pobreza infantil (entre 0 y 17 años) sería cercana al 60%. El trabajo precario, no registrado, de largas jornadas y sin derechos laborales es moneda corriente en la juventud, que ve su situación y las de sus familias empeorar mes a mes.

Te puede interesar: Nuestras vidas valen más que sus ganancias

Una de las preguntas realizadas por Reyes Filarodo se refería a las expectativas económicas de acá a un año. Los números hablan por si solos: el 60% cree que la situación sera mala o muy mala y el 45% “no puede esperar” hasta que mejore la economía. El 78% esta preocupade o muy preocupade por perder su empleo.

Mientras tanto, el equipo económico de Alberto Fernández declara que “Tenemos FMI para ocho años más”, esfumando la promesa de salir del ajuste votando la fórmula Fernández-Fernández. Frente a los planes de ajuste que viene (y seguirá) implementando el FMI de la mano del macrismo y la oposición, les jóvenes no podemos esperar.

Es necesario imponer una salida a la crisis basada en las necesidades de les trabajadores, les jovenes y sectores populares. No podemos permitir que nos sigan hambreando para pagar la deuda. Hay que romper con el FMI y redestinar esa plata para salud, vivienda y educación. Nuestras vidas están primero.

Imagen/Mariana nedelcu * Enfoque Rojo



Source link