Córdoba: estudiantes secundarios dialogaron con candidata del FIT sobre la ESI

0
25


Estudiantes del Colegio Nacional de Monserrat invitaron a Noel Argañaraz, candidata a legisladora, a plantear la postura del PTS-FIT sobre la ley de Educación Sexual.

Este jueves, la joven dirigente del PTS y candidata a legisladora provincial estuvo charlando con estudiantes de los últimos años del Colegio Nacional de Monserrat sobre la posición y propuestas del Frente de Izquierda acerca de la Ley de Educación Sexual Integral.

La charla se enmarca en una iniciativa del Centro de Estudiantes junto a docentes que consiste en emular una sesión legislativa sobre una temática en particular. Los y las estudiantes se reúnen con representantes de las distintas fuerzas políticas para conocer su posición y luego trasladarlos a un debate en el aula, donde, por grupos, toman las distintas posiciones.

Noel empezó su exposición contando su experiencia como estudiante secundaria en la lucha del 2010 contra la modificación a la Ley 8113, que incorporaba la educación religiosa en las escuelas públicas y regimentaba pasantías gratuitas. “No pudimos frenar la ley, pero, frente a la toma de 32 escuelas y las masivas movilizaciones, el Gobierno no se atrevió a efectivizar la ley. Todos nuestros derechos son resultado de relaciones, intereses y conflictos”, contó.

En ese marco, si bien la Ley de Educación sexual integral fue votada en el 2006, es muy cuestionable su nivel de implementación, aunque en el 2018 se avanzó en visibilizarla como un problema que hace a la salud pública, al igual que el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

La joven candidata continuó explicando la opinión del PTS-FIT sobre la ley. “Desde nuestro punto de vista, la Ley de ESI es progresiva, pero tiene varias debilidades. En primer lugar, el artículo 5 plantea que cada comunidad educativa la puede adaptar a su ‘ideario institucional y a las convicciones de sus miembros’. Los sectores que se oponen a la ley se agarran de este artículo para no implementarla, sosteniendo por ejemplo que la familia tiene que decidir qué información puede recibir los jóvenes. De esa manera, se quita responsabilidad a la escuela y al Estado de garantizar el derecho de ustedes sobre sus derechos y su sexualidad. Por otro lado, nuestras compañeras docentes comentan que solo hay 10 personas en Córdoba para realizar la capacitación de docentes en ESI, es decir que, más allá del artículo 5, no se implementa correctamente”.

A continuación, los y las estudiantes plantearon que habían elegido esta temática porque creen que la ESI es importante “para darnos herramientas para prevenir, cuidarnos de enfermedades, embarazos, de relaciones insanas, para saber cuáles son nuestros derechos”. También plantearon que a veces en la casa no se habla de la sexualidad y toda persona tiene derecho a acceder a la información. Surgieron en este momento preguntas sobre la aplicación de la Ley en escuelas privadas y cómo hacer para frenar las persecuciones que se pueden dar en esos ámbitos.

Noel intervino planteando: “En la historia se comprueba que los derechos se conquistan, la ley en el papel está buenísima, pero hay que pelear para que se implemente de manera efectiva. Pensemos en la Ley de Interrupción Legal del Embarazo, un derecho contemplado desde 1921 y que seguimos peleando para que se aplique en Córdoba porque hay sectores que la obstaculizan por la vía legal y política. Una forma de luchar es hacer comisiones de género en todos los lugares de trabajo y de estudio, para discutir qué contenidos se necesitan, qué hace falta cambiar, cómo reaccionan las instituciones, etc.”.

Andrés Damiani, docente a cargo de la actividad e integrante de Docentes D-Base, agregó que en los institutos de formación docente dependientes de la provincia solo hay una materia sobre educación sexual y se da en el último año, después de realizar las prácticas en escuelas. Lo mismo sucede en carreras de profesorado de la Universidad, donde no está incorporada la ESI en la currícula.

Noel agregó como cuestionamientos a la Ley que no hay participación de los y las estudiantes, como tampoco se introducen distintos debates que se van desarrollando a lo largo del tiempo y no son los mismos siempre. “Estamos en un contexto de ajuste a nivel nacional, por lo tanto, la educación y la salud pública son desfinanciadas constantemente, eso también tiene que ser motivo de debate”, planteó. “Nosotros el año pasado tratamos de hacer el ejercicio de discutir democráticamente la ESI en un congreso que armamos junto con estudiantes, docentes, trabajadoras de la salud, de manera democrática en comisiones. Para nosotros esa tiene que ser la forma, que los destinatarios de la ley sean quienes la discutan colectivamente, más allá de tal o cual artículo”.

Para finalizar, se introdujo el tema de los sectores que están en contra de la educación sexual. “La Iglesia Católica históricamente se opuso a los avances de los derechos de las mujeres y la disidencia sexual. Y muchísimos partidos, salvo el Frente de Izquierda, tienen acuerdos con las iglesias. Si no, no se explica que la mayoría de la población apoye el derecho al aborto y la educación sexual integral, y hoy no tengamos aborto legal ni la implementación efectiva de la ESI. Son sectores que tienen muchísimo poder y por eso también hay que separar a la Iglesia del Estado. Porque no podemos seguir financiando a una institución que está en contra de los derechos de las mayorías”.

Los y las estudiantes agradecieron mucho la charla, que, más allá del objetivo puntual de la actividad, sirvió para debatir sus propios puntos de vista sobre un tema tan central como es la Educación Sexual.



Source link