Crisis educativa: tras masivo abrazo al rectorado de la UNSa y movilización preparan asamblea interclaustros

0
222


El martes 21 en la facultad de Ciencias Exactas desde las 12 horas habrá asamblea inter-claustros. Mientras tanto, el miércoles 22 desde las 15 horas en el hall de Humanidades, el Centro de Estudiantes de esa facultad convoca una asamblea general de estudiantes.

El viernes de esta semana unos 300 manifestantes, entre docentes y estudiantes, luego de realizar un abrazo simbólico al edificio central de la UNSa, donde funciona el rectorado, se movilizaron por calles aledañas al predio universitario y el sindicato ADIUNSa le puso fecha y horario a una asamblea inter-claustros de toda la Universidad. La cita tendrá lugar el martes 21 desde las 12 horas en la facultad de Ciencias Exactas.

Asimismo, el miércoles 22 el Centro Único de Estudiantes de Humanidades (CUEH) convoca una asamblea general de estudiantes desde las 15 horas en el hall de la facultad. La iniciativa se votó en la última Comisión Directiva a propuesta de Juventud a la Izquierda y Pan y Rosas en el Frente Estudiantil Combativo de Izquierda (FECI). Hay que anotar, que ni Franja Morada, ni el kirchnerismo, difunden ni la asamblea del CUEH, ni la asamblea inter-claustros para que les estudiantes se sumen y participen.

¿Qué papel pueden jugar les estudiantes?

La inter-claustros del martes será una primera instancia de coordinación para debatir y votar un plan de lucha en el marco del conflicto docente y la crisis presupuestaria, que bajo el ajuste en curso que impulsa el gobierno nacional del PRO-Cambiemos, amenaza a la Educación Pública superior y de los demás niveles.

Mientras el PRO-Cambiemos y la UCR ofrecen un aumento salarial miserable a la docencia, que llega apenas al 10,8%, con un 5% ya entregado en mayo y otro 5,8% a liquidarse en el mes de agosto, al mismo tiempo se aplica un ahogo presupuestario sobre la base del recorte de 3 mil millones de pesos que se realizó sobre el presupuesto universitario 2018.

Para no faltar al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, Mauricio Macri, su ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, sus asesores técnicos y los gobernadores peronistas y oficialistas, como Juan Manuel Urtubey en Salta, negocian un presupuesto general 2019 a la baja. Esto implicará sucesivos recortes en áreas sensibles e importantes como la Salud y la Educación Pública. El presupuesto de las Universidades Públicas estará también en el blanco de estos ataques y se ha encendido el alerta entre autoridades, docentes y estudiantes. Se ponen en juego de aquí en adelante el desarrollo normal de las actividades académicas, de investigación, la carrera docente, e incluso la misma gratuidad de la Universidad.

En el marco de este conflicto que tiene múltiples aristas y que al mismo tiempo forma parte de un ataque más general a las condiciones de vida de las mayorías, les estudiantes universitarios y pre-universitarios, como también secundarios y terciarios, tienen delante de sí un importante desafío. Para sintetizarlo, podemos decir que el ataque a la Educación Pública, sus ritmos, su fuerza, que pase o que no pase, dependerá antes que nada, de hasta dónde se desarrolle la auto-organización estudiantil y con qué orientación o perspectiva lo haga. Instancias como la asamblea inter-claustros y la asamblea convocada por el CUEH, donde estudiantes independientes y agrupaciones políticas pueden deliberar y votar democráticamente las más diversas acciones, resultan fundamentales para que se desarrollen las tendencias a la auto-organización.

En ese sentido, Juventud a la Izquierda y Pan y Rosas la perspectiva que proponen para intervenir desde las Secretarías del CUEH con las que cuenta el FECI, incluida la Secretaría de la Mujer y la Diversidad Sexual, consiste en llevar adelante una solidaridad activa con la lucha docente, pero también combinar las demandas puntuales de la comunidad universitaria con una fuerte campaña por el derecho al aborto, la separación de la iglesia del Estado y el apoyo a las luchas en curso de trabajadorxs, como el caso de la Secretaría de Agricultura Familiar, la papelera Exincor en Jujuy o el Astillero Rio Santiago en Buenos Aires.

Unir por abajo lo que pretenden separar por arriba

Resulta muy importante prestar atención a la enorme y juvenil fuerza que ha quedado latente luego de la votación en el Senado del proyecto de ley de IVE. Para la multitud de jóvenes estudiantes y trabajadores que militan activamente por el derecho al aborto, una de las conclusiones que han masticado y puesto sobre el tapete luego de este proceso que se profundizó en los últimos meses, fue la comprensión común de que separar la iglesia del Estado es una tarea indisolublemente ligada a la pelea por el derecho al aborto y por la aplicación efectiva de la Educación Sexual Integral.

¿Puede esta fuerza, esta ola verde-naranja, continuar clarificando enemigos, delimitarlos delante suyo y unificar lo que muchos se esmeran por presentar siempre separado, atomizado? ¿Por qué esta ola verde-naranja no podría ser protagonista fundamental para tirar abajo los planes de ajuste y miseria del gobierno nacional, los gobiernos provinciales y el Fondo Monetario Internacional? ¿Qué papel pueden jugar en la crisis educativa? El desafío está planteado.. Ahora habrá que resolverlo.



Source link