De fábricas y escuelas

0
81


El triunfo de Carina, una trabajadora de Felfort desde los ojos de un estudiante secundario

Después de 4 años peleándola, finalmente, Carina Brzozowski consiguió la reinstalación definitiva que dictó la justicia. Hoy fuimos con la agrupación Bordó de la alimentación, junto a compañeros terciarios y secundarios, a contar la enorme noticia a la fábrica.

Es raro escribir una crónica cuando la que siempre escribe las crónicas, incluso la que llevamos hoy a la puerta de la fábrica, es Cari. Me acuerdo de algunas tantas, como la del 18 de Diciembre, la de las marchas por el aborto, o la del último paro nacional; en esa última decía:

“Los achaques que te graba la fábrica en el cuerpo también te acompañan cuando hay paro. Particularmente creí que no iba a poder saltar ni correr, pero los pibes empezaron a cantar: “la clase obrera nos marca el camino, que nuestro es el futuro, que nuestro es el poder” y me dije: yo soy la clase obrera. Los brazos y las manos se me duermen a causa de las tareas repetitivas de tantos años, de levantar cajas, de laburar 12 horas por día. Yo soy la clase obrera y ellos, la juventud que nos marca el camino. Ellos luchan por el Astillero, por el aborto legal, por la educación, contra el ajuste del gobierno y la represión. Ellos nos marcan, por eso, entre risas, los imitamos, comenzamos a hacer el pogo de las chicas de 40 (promedio, jeje). “Acá llegó la izquierda combativa junto a los trabajadores…” Comencé a saltar, a poguear, obreros y estudiantes como en el Cordobazo, cantamos después.”

Y me hizo acordar a hoy, cuando entre volantes que iban y volantes que venían, Cari nos contaba del pogo en la fiesta de fin de año de la empresa, donde no importaba que te miren los supervisores o los gerentes, porque después de 4 años de lucha, aprendés a no dejarte intimidar.

Hoy a mitad de la volanteada, una compañera del Normal 10, le quiso dar un volante a Cari, claro, ella no conocía su cara. Fue hasta ahí, porque leyó sobre su historia, sobre la pelea por la reincorporación, y le pareció importante ir a contar ese triunfo al resto de la fábrica. Después de algunas risas, me dice “Que bueno que haya compañeras que no me conozcan”, y si, significa que vamos bien. Porque esa es la juventud que queremos construir los que militamos en el PTS, una juventud que por más que no conozca la cara, va a bancar a una trabajadora que lucha, porque esa unidad es la que necesitamos para vencer. Que no tenga dudas Felfort, o cualquier otra patronal, que ahí vamos a estar lxs pibes cuando ataquen a sus trabajadores.

¡Ganamos!

Así se titula la última crónica, y es verdad, ganamos. La reincorporación de Cari es un pasito adelante para todos los trabajadores. Es importante, porque muestra un camino, muestra que la salida a los despidos y los ataques es la organización. ¿Por qué justo a ella la reincorporaron si hay miles de despidos? Porque hay una organización atrás, que impulsó cortes junto con otros obreros de la alimentación, junto con estudiantes y trabajadores de otros gremios. Hubo abogados como Myriam Bregman y Luis Bonomi, del CeProDH, que pelearon incansablemente contra esa justicia que siempre falla a favor de los patrones. Hubo de todo, pero es importante sacar la conclusión de que todo lo que hubo, fue parte de un plan, un plan de lucha para lograr la reinstalación definitiva, que hoy, después de 4 años, podemos celebrar.

Hay que tomar nota, necesitamos estar preparados para cuando se multipliquen los despidos, para cuando se multipliquen los incendios en colegios, los ataques a los docentes y a todos los trabajadores, los casos de abuso y de violencia contra las mujeres. Cuando entremos de lleno en el infierno del FMI, y por cada fábrica haya decenas de casos como el de Cari, tenemos que llegar con un gran partido de los trabajadores que esté en cada fábrica y en cada colegio, para hacer como en Felfort, y poder torcerle el brazo a las patronales, al gobierno y al FMI, para que la historia esta vez sea distinta y no tengamos que pagar nosotros la fiesta de los ricos.



Source link