Denuncian lista negra de Larreta para trabajadores sociales de la UBA

0
378


Se difundió una búsqueda laboral del gobierno porteño que excluye a los “perfiles UBA”. Habían notificado a despedidas de la Secretaría Urbana de Integración Social (SISU) que no iban a ser tenidas en cuenta para trabajar en el Estado

El miércoles se difundió una búsqueda laboral por redes sociales para intervenir en procesos de urbanización en la Villa 31. El comunicado incluye la aclaración, “No serán tenidos en cuenta perfiles UBA”.

Esta búsqueda particular, es expresión del accionar de las autoridades de la Secretaría de Integración social y urbana (SISU), que depende del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y desde hace meses viene despidiendo a toda aquella trabajadora social que difiera en las formas de proceder en el proceso de urbanización de la Villa 31.

Más del 90% de las 50 despedidas en lo que va del año eran estudiantes o egresadas de la UBA. En total, se concretaron más de 50 despidos en el año 2018.

Al mismo tiempo y mediante canales no institucionales, también se difundieron búsquedas de perfiles relacionados con universidades privadas como la Universidad Católica Argentina o la Universidad del Salvador, instituciones donde se formaron gran parte de los funcionarios de Cambiemos.

Las despedidas denuncian el ejercicio de la violencia institucional por parte de la SISU, porque las autoridades le notificaron a varias despedidas que no serán tomadas en cuenta en búsquedas laborales de otras dependencias del Estado. Por esta razón infieren que existe una “lista negra” con los nombres de las despedidas.

Te puede interesar: Urbanización Villa 31: “Nos despidieron por exigir la reincorporación de nuestras compañeras”

El argumento de persecución política, gremial e ideológica se refuerza al tratarse de despidos sin causa, ya que éstos se dieron al mismo tiempo que el Gobierno aumentó el presupuesto para la SISU en un 135%.

Las trabajadoras despedidas de la SISU también habían cuestionado la forma de contratación laboral, que se hizo con contratos con monotributo, encubriendo las relaciones de dependencia con el Estado. Esa modalidad de contratación se profundizó en la última década tanto por el gobierno nacional de Cristina Kirchner como por el gobierno de Mauricio Macri y Larreta.

El Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales tiene que ponerse a disposición de la pelea contra estos atropellos, para que los estudiantes lo tomen como herramienta de organización política que exprese el rechazo que ya se viene manifestando por medio de las redes sociales. Teniendo en cuenta también que el Estado es el principal empleador de quienes se egresan de dicha carrera.

El ajuste, los despidos y tarifazos impulsados por el gobierno de Cambiemos son ataques al conjunto de la clase trabajadora y el pueblo pobre que debemos repudiar y enfrentar en las calles con la más amplia unidad de los sectores en lucha. Así lo vienen mostrando los mineros de Río Turbio, las enfermeras del Hospital Posadas, los trabajadores del INTI, de los trenes Ferrobaires Roca y Sarmiento, Aeronáuticos tercerizados y despedidos de Latam y de diversas dependencias estatales.



Source link