Derecho al aborto: dupliquemos la organización de cara al 8A

0
749


El sábado pasado en la Facultad de Sociales de la UBA se reunió la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, para discutir la organización de cara a la votación del Senado este 8 de agosto.

Foto * Enfoque Rojo / Marcelolo Scoppa

El 13J fuimos miles las que movilizamos para conquistar el aborto legal y cada vez somos más. Son miles las mujeres de Latinoamérica que se hermanan en la lucha, movilizando este 8A frente a las embajadas argentinas para que conquistemos nuestro derecho.

La marea verde trascendió las fronteras del país del Papa Francisco y la simpatía se hace eco en varios lugares del mundo.

Los medios, la Iglesia y sus aliados gobernadores, funcionarios y ONGs oscurantistas pretenden maniobrar el proyecto y negociar con nuestros derechos como si las vidas de las mujeres y cuerpos gestantes fueran moneda de cambio. Sin ir más lejos en el Senado “la opción Córdoba” pretende imponer cambios en el proyecto para “evitar la dispersión de quieres están a favor y en duda”.

Los cambios que proponen son reducir el plazo (de 14 a 12 semanas) para interrumpir el embarazo e incorporar la objeción de conciencia institucional. Algo realmente paradójico ya que otorgaría mayores derechos a una persona jurídica, como lo son las clínicas, en detrimento de los de una persona real que busca decidir sobre su cuerpo. Para impedir esta maniobra dupliquemos los esfuerzos.

Te puede interesar: Rechazan modificaciones a la legalización del aborto: No negocien con nuestros derechos

Para #QueSeaLey tenemos que ser millones en las puertas del Senado. Que a ningún senador le queden dudas de que “la rebelión de las hijas” llegó para quedarse. Porque no nos callamos más, porque somos las mujeres estudiantes y trabajadoras las únicas con la potencia suficiente para presionar y cuestionar que 72 senadores decidan por millones.

Por supuesto no depositamos la confianza en quienes cajonearon el proyecto de IVE durante 12 años de gobierno, como tampoco confiamos en el gobierno macrista que por un lado da luz verde al debate y por otro ajusta a nuestras abuelas y decreta que las FFAA intervengan en los conflictos internos.

Mientras las especulaciones clericales crecen nosotras somos conscientes de que nadie nos regaló nada, todo lo hemos conquistado en las calles y este 8A vamos por todo. En contraposición a la propuesta de algunos sectores de la Campaña consideramos que no podemos permitir que nos invisibilicen y que pelea también se refleja en ese espacio que nos merecemos ese día en la plaza Congreso.

Porque a pesar de sus vallados, nuestro grito de bronca contenida por años de abortos clandestinos se tiene que escuchar dentro del recinto. Y porque no vamos a permitir que limiten nuestra lucha exigimos que la plaza sea nuestra.

Como en cada reunión de cara al 8 de agosto Pan y Rosas plantea la necesidad de reforzar la preparación masiva de este día histórico. Impulsando la organización desde abajo en los lugares de estudio y trabajo con asambleas exigiendo a las conducciones sindicales que llamen al paro y garanticen micros. Sin ir más lejos, el 22 de julio pasado las mujeres trabajadoras de la cooperativa Madygraf comenzaron a marcar este camino realizando una asamblea de mujeres seguido del multitudinario festival por el derecho al aborto legal. Ejemplos como este nos demuestran que es posible.

Y en el mismo sentido llamamos a los centros de estudiantes y federaciones universitarias a que den una pelea acorde a la lucha que vienen dando los sectores estudiantiles. Que en vísperas del 13J tomaron colegios y facultades como Filosofía y Letras de la UBA. El próximo sábado continuará el debate en la plenaria de la CNDA



Source link