Diputados aprobó la modificación al impuesto de Bienes Personales, cuidando a los más ricos

0
36


En sesión extraordinaria Diputados aprobó la modificación del mínimo no imponible para Bienes Personales que representa el 1 % de la recaudación, mientras el IVA que grava a los sectores populares o ganancias cuarta categoría sigue sin cambios.

Este miércoles, en una sesión extraordinaria en Diputados que trató un conjunto de leyes, se aprobó la modificación a la ley 23.966 de Bienes Personales que afectan a los más acaudalados.

Estos cambios son parte del paquete económico que acompañó el texto del Presupuesto 2019 y establecen un nuevo mínimo no imponible en ese tributo.

Las modificaciones que estuvieron impulsadas por el Senador Miguel Pichetto (PJ), mantienen las exenciones para todos los inmuebles rurales y agrega que no pagarán Bienes Personales las propiedades que se usen como vivienda familiar hasta $ 18 millones o U$S 475 mil (varía en función del valor diario del dólar). Se aprobaron con 125 votos afirmativos, 64 negativos y 28 abstenciones.

Aquellos que superen el MNI hasta $ 3 millones pagarán 0,25 %. Para los que se ubiquen en el parámetro de entre $ 3 millones y hasta $ 18 millones, la alícuota aumentará a 0,50 %; y a partir de $ 18 millones se tributará un 0,75 %.

Al inicio del debate, el titular de la Comisión de Presupuesto, Luciano Laspina, recordó que los cambios en bienes personales son parte de “una negociación entre el gobierno nacional y las provincias en materia de subsidios de transporte y tarifa social eléctrica”.

Podés leer El PJ negocia con el Gobierno para aprobar el Presupuesto en el Senado

Del lado de quienes votaron negativamente el proyecto, el diputado Axel Kicillof ratificó su bloque no acompañaría el texto y fundamentó diciendo que el mismo “plantea cobrarles a los sectores medios el impuesto a los bienes personales, como una forma de pasar la gorra o rascar la olla. Este es el final de la estafa electoral contra la clase media”, criticó. “Los sectores medios ya están liquidados, ya no pueden seguir pagando impuestos”.

El Diputado por el Frente de Izquierda-PTS Nicolás Del Caño, quien votó de forma negativa la modificación de bienes personales, sostuvo que este planteo que se hace no modifica en nada la estructura impositiva regresiva del país y que Cambiemos desde que asumió no hizo más que profundizarlo a través de la quita o rebaja de retenciones a las mineras, a las hidrocarburíferas o beneficiando a las empresas con rebajas en ganancias.

Este sistema impositivo regresivo afecta más a quienes menos ingresos tienen, dijo Del Caño, señalando que “el 44 % de la recaudación impositiva-sin contar la seguridad social- proviene del IVA, que sabemos es un impuesto al consumo popular”. Sobre el impuesto a las ganancias en la cuarta categoría a los trabajadores bajo convenio que el Gobierno había prometido que no iba a existir más, el diputado del PTS-FIT recordó que ahora hay más trabajadores gravados por ese impuesto.

Del Caño denunció que el impuesto de Bienes Personales representa el 1 % de la recaudación. De ellos, los 200 mayores contribuyentes, es decir los más ricos, “pagan un promedio de 17 % por sus ganancias cuando deberían pagar el 35 % ¿por qué pagan la mitad de lo que deberían pagar? Porque tienen un montón de exenciones y beneficios”.

Para finalizar, y en contraposición a las declaraciones del diputado Kicillof quien previamente había señalado que el macrismo tomó una deuda exorbitante que el próximo Gobierno está obligado a pagar esa deuda, De Caño sostuvo que “no, de ninguna manera. No podemos aceptar pagar a costa del hambre del pueblo como está haciendo este Gobierno”.

Podés leer Axel Kicillof: “Siempre quisimos arreglar con los fondos buitres”

“Aceptar el pago de la deuda, el pago al FMI es aceptar el ajuste al pueblo trabajador. Nosotros decimos planteamos el no pago de la deuda y ruptura con el FMI como parte de un programa que incluye: una banca estatal única para evitar la fuga de capitales que es una sangría de los recursos naturales, la expropiación de los principales terratenientes para que esos recursos estén al servicio de las mayorías, la expropiación de todo el entramado hidrocarburífero bajo gestión de los trabajadores… un plan de conjunto para que la crisis la paguen los capitalistas y no las mayorías populares.”

Podés leer Una salida por izquierda para enfrentar el ataque al pueblo trabajador



Source link