Dólar descontrolado: ya pasa los 40 pesos y no lo pueden frenar

0
70


La divisa vuelve a aumentar. Ayer subió casi dos pesos. La intervención del Central y el anuncio de Macri no tranquilizó a los “mercados”.

El dólar se volvió a disparar y parece no tener techo. En algunas entidades bancarias llegó a venderse a $ 40.

Mientras circulaban versiones de que el dólar a una cotización ya alta de $ 35 habría alcanzado un “techo de equilibrio”, a pocos minutos de la conferencia de prensa del Jefe de Gabinete Marcos Peña la divisa experimentó un nuevo salto histórico de 14 % (casi 5 pesos más) en el mercado minorista, vendiéndose en torno a $ 39,33 en promedio de bancos y casas de cambio cerca de las 11 de la mañana.

Esto responde al salto en el segmento mayorista, en donde en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) la divisa escalaba 11,8 % a un récord de $ 38, nivel nunca antes visto. En ese contexto, el Banco Central presidido por Luis Caputo salió con un nuevo manotazo de ahogado a jugar fuerte para intentar enfriar la corrida: aplicó tasa de política monetaria de 60 % y elevó los encajes 5 puntos.

“Con mucha volatilidad, apertura en $ 35,423, saltó después a máximos en $ 40,- y después bajó a $ 38, con muy poco volumen operado”, señaló el analista Gustavo Quintana de Pr Corredores de Cambio.

En el mercado informal, en tanto, el blue avanza un 14,3 % o $ 5 a $ 40, según el relevamiento del diario ambito.com en el microcentro porteño. El “contado con liqui”, por su parte, subió ayer $ 1,95 a $ 33,76.

Ayer por la mañana el presidente Mauricio Macri emitió un mensaje grabado para “calmar a los mercados” con el anuncio de las conversaciones que sostuvo con el FMI para adelantar desembolsos. Cinco horas más tarde, el cierre de las operaciones bancarias había mostrado un nuevo salto de $3 a la cotización del dólar rozando los $ 35 en algunas entidades. También se observó el hundimiento de las acciones de empresas argentinas en Nueva York.

Te puede interesar: La tormenta devino en catástrofe económica, pero hay otra salida



Source link