#EcoFraude: con críticas a la privatización comienzan las audiencias por el Ecoparque porteño

0
274


El proyecto, que permite la concesión de espacios públicos a empresas privadas, ha sido objeto de diversas críticas por parte de activistas y legisladores opositores.

Hoy comenzaron las audiencias públicas que debatirán sobre la aprobación del proyecto de ley presentado por el macrismo para la construcción del Ecoparque (en reemplazo del exzoológico porteño). El proyecto, que permite la concesión de espacios públicos a empresas privadas, ha sido objeto de diversas críticas por parte de activistas y legisladores opositores.

El pasado 28 de junio la legislatura porteña aprobó el proyecto oficialista del Ecoparque. Los 42 votos de Vamos Juntos, el Gen de Stolbizer y Evolución de Martín Lousteau, se impusieron al rechazo de 15 votos del Frente de Izquierda, Unidad Ciudadana, el Bloque Peronista y AyL. Ahora deberá discutirse en audiencia antes de volver a ser debatido y votado en sesión ordinaria para su sanción definitiva.

La abogada de derechos humanos y diputada por el FIT, Myriam Bregman señaló a LID: “Otra vez se realiza una audiencia donde el pueblo no decide nada. Acompañamos a las asociaciones ambientalistas y animalistas que denuncian esta nueva privatización que busca un negocio inmobiliario de un gobierno al que no le importa el bienestar de los animales”.

El proyecto ha sido duramente criticado, incluso por el exdirector del zoológico Claudio Bertonatti, quien catalogó como “imprudente” dar en concesión una veintena de sus edificios históricos: “Primero deberían confirmarse las necesidades de la institución en las áreas de su razón de existir: bienestar animal, conservación de especies y ecosistemas, educación ambiental, generación de conocimientos científicos y recreación pública”.

Las obras ya comenzaron en el lugar y muchos de los animales están a la espera de ser trasladados a santuarios mientras otros, por su salud o edad, podrían quedarse en los recintos.

Andrei Chtcherbine, de la agrupación Sin Zoo, declaró en diálogo con La Izquierda Diario que “las obras con los animales adentro ya han provocado la vida de varios individuos. Creemos que el modelo se está llevando delante de manera muy caótica y los destinos de estos animales muchas veces no son los mejores. En el Boletín Oficial salió un anexo que aclara el traslado pero la normativa deja tantas puertas abiertas que tememos que esos animales terminen desviados, porque no existe ningún control de seguimiento”.

El exzoológico de la ciudad cerró sus puertas en 2016, tras un histórico reclamo de organizaciones animalistas. A partir de esa fecha se crearía la Ley N° 5.752, que dispone “la transformación progresiva del Jardín Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires” con la “finalidad de contribuir a la conservación de la biodiversidad, a la promoción de la educación ambiental, al fomento de la innovación para el desarrollo sustentable y a la concientización y recreación de la población por medio de la experiencia interactiva con los componentes de la naturaleza”.

Pero el proyecto original es reformulado cuando la administración macrista cayó en la cuenta de los altos costos de mantenimiento y mudanza de la colección de animales más importantes de América del Sur. Lo que finalmente fue votado a fines de junio incluye la privatización de del espacio público, lo que incluye el uso y explotación, hasta 20 años inclusive, de edificios y terrenos que quedarán en desuso por la liberación o traslado de los animales cautivos y de nuevos espacios cubiertos o al aire libre ubicados dentro del predio de 17 manzanas (167,5 mil metros cuadrados).

“Las concesiones del predio del Ecoparque que se planean no priorizan el derecho de los animales y su bienestar, como tampoco el derecho colectivo de todos los habitantes de la ciudad a la preservación de su patrimonio”, señaló Myriam Bregman. Según su compañero de bancada, Patricio del Corro (PTS): “Siguen estando los animales mientras se realizan la obras y en muy mal estado. Esto es lo que provocó la muerte de la rinoceronta y distintos animales, mientras se avanza en la privatización del espacio público y los negocios”.

“Desde Sin Zoo presentamos hace años a la Legislatura un proyecto de ley completo y autosuficiente, que no necesitaba regulación”, declaró Andrei. “El Gobierno tomó ese proyecto pero hicieron todo al revés. Tomaron las buenas ideas e hicieron un mix con el negocio inmobiliario”.

El proyecto se encuentra en un estado crítico. En lo que va del año sacaron a 14 cuidadores y además están las recientes muertes de la jirafa Jackie y la rinoceronta Ruth. ONG como SinZoo y otras, convocaron hoy para repudiar este proyecto de ley que busca privatizar espacios públicos para el lucro privado de unos pocos a costa de condenar la vida de cientos de animales a una extrema precariedad y sin ninguna garantía para los actuales trabajadores del predio.

Te puede interesar: La UBA organiza el primer encuentro nacional sobre los derechos de los animales



Source link