EE.UU. activa sanciones contra Irán pero exime temporalmente a China y siete países

0
27


A horas de los comicios de medio término en Estados Unidos, el gobierno de Donald Trump reactivó todas las sanciones a Irán, aun que exceptuó a China y otros siete países por seis meses.

A horas de los comicios de medio término en Estados Unidos, el gobierno de Donald Trump reactivó este lunes por la mañana todas las sanciones económicas que se levantaron con la firma del pacto con Irán. El timming del gobierno estadounidense no es casual.

El repudio al acuerdo firmado por Obama junto a Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia y China fue una flameante bandera de campaña de Donald Trump, que ha transformado estas elecciones legislativas en un plebiscito de su mandato. El partido republicano se juega este martes la mayoría en la Cámara baja, además de varias gobernaciones. Estas elecciones de medio término podrían ser cruciales para la administración Trump.

Te puede interesar Qué se juega en las elecciones de medio término en Estados Unidos: claves para el futuro de Trump

Las sanciones están dirigidas a sectores estratégicos como el energético, el de transporte y el financiero; mientras que alimentos, medicamentos, dispositivos médicos y productos agrícolas han quedado excluidos por razones humanitarias.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, explicó este lunes que también quedan temporalmente exentos ocho grandes clientes del petróleo iraní: China, India, Turquía, Italia, Grecia, Japón, Taiwán y Corea del Sur, que podrán seguir importando productos energéticos durante seis meses para darles más tiempo antes de aplicar las sanciones.

Esta “ventana” se da en el marco del G-20 y el “encuentro con cena” que el gobierno de Trump ha anunciado con China. “He tenido una larga y muy buena conversación con el presidente Xi Jinping de China. Charlamos sobre muchos temas, con fuerte énfasis en el intercambio. Esas discusiones se han desarrollado cordialmente y encuentros han sido programados para el G-20 en Argentina. También hubo buena discusión sobre Norcorea!” tuiteó Donald Trump el jueves pasado.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, aseguró que serán muy estrictos al asegurarse de que estas exenciones no se utilicen para esquivar el régimen de sanciones, que afectan a más 700 individuos, entidades, embarcaciones y aeronaves. De ese total, 300 penalizaciones son nuevas y se suman a las que ya habían sido activadas hasta la fecha, lo que las eleva a cerca de 900 el total. Entretanto, Irán ha pedido este lunes a Naciones Unidas y a sus miembros una “respuesta colectiva” ante las “sanciones ilegales” de Estados Unidos.

La lista incluye el Banco Central de Irán, medio centenar de entidades bancarias con sus filiales, compañías dedicadas a la exportación de petróleo, astilleros y empresas de transporte, como la aerolínea de bandera iraní. “El aislamiento financiero crecerá hasta que no cambie su conducta desestabilizadora”, afirmó.

Pompeo señaló en este sentido que Teherán tiene dos opciones tras la reimposición de las sanciones: “puede hacer un giro de 180 grados en su curso de acción ilegal y actuar como un país normal, o puede ver cómo se desmorona su economía”. La presión económica, dijo, tiene como objetivo “cortar los fondos que utiliza el régimen para financiar actividades violentas por toda la región”.

El presidente Donald Trump fue rotundo al decir que ningún país podrá hacer negocios con Estados Unidos si a la vez lo hace con Irán.

Pompeo insistió en este punto. “No se les permitirá”, afirmó refiriéndose en concreto a los aliados europeos, “son sanciones que se aplican a los que realicen transacciones que sean objeto de las sanciones establecidas por el Tesoro”.

Pompeo insistió en que cualquier violación de las sanciones será penalizada “seriamente”. “Les prometo que hacer negocios en secreto con Irán será más dañino que no tener relaciones”, advirtió. El secretario de Estado indicó que muchos países europeos comparten el mismo objetivo y confía por tanto que el régimen de sanciones será “efectivo”. “Ya se está notando el impacto”, afirmó.

Estados Unidos asegura que cientos de empresas dejaron de hacer negocios con Irán desde el anuncio en mayo. También indicó que se ha conseguido reducir las exportaciones de petróleo iraní en más de un millón de barriles diarios después de que una veintena de países cerrara el grifo. Irán exportaba en abril el equivalente a 2,5 millones de barriles diarios. Se calcula que Teherán perdió 2.500 millones de dólares en ingresos.

Pompeo evitó valorar si era apropiado que Trump invocara en un mensaje en Twitter la serie Juego de Tronos para anunciar la reimposición de las sanciones.

“Estamos hablando de una cuestión muy seria que afecta a todo el mundo”, respondió mencionando en rueda de prensa la reacción de Qasem Soleimani, el general al frente de los Pasdaran (Guardia Revolucionaria iraní). “No he visto a nadie de ustedes comentándolo”, lamentó, “este hombre tiene sangre de estadounidenses en sus manos, ha matado a nuestros soldados”.

Ver esta publicación en Instagram

ترامپ قمارباز؛ من حریف تو هستم #Sanctions | #iran | #🇮🇷 ‌‌ ‌‌ شما برای ما خط و نشان می‌کشید؟ ایران را نمی‌خواهد، نیروهای مسلح ایران را نمی‌خواهد؛ من حریف شما هستم، نیروی قدس حریف شماست. بدانید هیچ شبی نیست که ما بخوابیم و به شما فکر نکنیم. به شما می‌گویم آقای ترامپ قمارباز! بدان در آنجایی که فکر نمی‌کنی، ما در نزدیک شما هستیم. در هر کجا که تصور نمیکنید ما در کنار شما هستیم. ما ملت شهادت هستیم، ما ملت امام حسین(علیه‌السلام) هستیم. بپرس ما حوادث سختی را پشت سر گذاشتیم. بیا! ما منتظریم؛ ما مرد این میدان برای شما هستیم. شما می‌دانید این جنگ یعنی نابودی همه امکانات شما، این جنگ را شما شروع می‌کنید اما پایانش را ما ترسیم می‌کنیم. بنابراین نباید به ملت ایران اهانت بکنید، نباید به رئیس جمهور ما اهانت بکنید، باید بدانید که چه می‌گویید. از پیشینیان خودتان بپرسید. از تجربه‌ی آنها بهره ببرید. یقینا در داخل آمریکا کسانی هستند و موسسات مطالعاتی فراوانی هستند که اینها را مطالعه می‌کنند، به او گوشزد می‌کنند و به او یادآوری می‌کنند. ۹۷/۵/۴

Una publicación compartida por Ghasem Soleimany|قاسم سلیمانی (@soleimany_ir) el 2 de Nov de 2018 a las 2:14 PDT

Además de la dimensión doméstica y las elecciones de medio término, que podrían ser vitales para la administración Trump, la política de estrangulamiento en cuotas del régimen iraní tiene al menos otras dos dimensiones: una regional, que hace a la política de Estados Unidos en el Medio Oriente, y una internacional, que hace a la tensa relación entre Estados Unidos con la Unión Europea y China (y en menor medida Rusia).

Te puede interesar: Las sanciones contra Irán y la política de apriete de Trump

Según Pompeo, Estados Unidos permanece abierto a un nuevo acuerdo “más integral” con Irán, que bloquee para siempre el camino hacia la obtención de armas nucleares. Hasta entonces, añadió, las sanciones seguirán vigentes.



Source link