Efecto recesión: desplome de las importaciones en septiembre

0
37


El Indec informó superávit comercial de U$S 314 millones por una caída de las importaciones mayor al 20 % interanual. En lo que va del año el déficit comercial acumuló U$S 6.453 millones.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) publicó el resultado del Intercambio Comercial Argentino (ICA) de septiembre, con un saldo positivo de U$S 314 millones por un desplome de las importaciones mayor al 20 % interanual.

Luego de 20 meses consecutivos de rojo comercial la recesión y la megadevaluación provocaron una contracción de las compras al exterior. En septiembre las exportaciones alcanzaron los U$S 5.013 millones, un descenso de 4,8 % interanual, y las importaciones fueron por U$S 4.699 millones, una baja del 21,2 %.

Las exportaciones de productos primarios descendieron 32,3 % interanual. Las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA) subieron 1,2 %; las de manufacturas de origen industrial (MOI) se contrajeron 4 %; y las exportaciones de combustibles mejoraron 122,2 %.

En tanto, las importaciones de bienes de capital se desplomaron 42,3 %, mientras que las de bienes intermedios descendieron 0,3 %; las de combustibles y lubricantes subieron 23,3 %; las de piezas y accesorios para bienes de capital bajaron 23,8 %; las de bienes de consumo se contrajeron 27,5 % y las de vehículos automotores de pasajeros disminuyeron 50,2 %.

Si bien en septiembre se registró superávit comercial, el 2018 mantiene un déficit acumulado de U$S 6.453 millones, con exportaciones por U$S 45.634 millones e importaciones por U$S 52.087 millones. Por este motivo, se estima que el año finalice con rojo comercial.

Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina explicó al diario La Nación que “volvimos al superávit, pero no por las buenas razones, sino por la fuerte depreciación y recesión” y agregó que “esto era algo esperado, ya había mostrado equilibrio el intercambio con Brasil”.

El especialista señaló que “este resultado se da principalmente por un desplome de las importaciones en valores y volúmenes. Todos los rubros caen. También hay bajas en las exportaciones, pero son más moderadas. Allí sigue impactando el tema de la mala cosecha, pero además cayeron las manufacturas de origen industrial. El buen dato es que el rubro de combustible y energía mostró un fuerte incremento de las exportaciones”.

El economista Martín Alfie de la consultora Radar sostuvo al mismo medio que “la noticia es que se recuperó el superávit comercial, lo que a priori es positivo, aunque la forma no es la mejor. Como suele suceder, el dólar impacta más rápidamente vía recesión y caída de las importaciones que aumento de las exportaciones, que tardan más en reaccionar” y añadió que “de hecho, la caída de las exportaciones, inclusive de las que venían creciendo como las Manufacturas de Origen Industrial, no es una buena señal. El resultado positivo se va a mantener en los próximos meses, y ya en 2019 con exportaciones al alza”.

La recesión frenó las importaciones, la caída de los bienes de capital y de consumo dan cuenta del parate de la actividad económica y del consumo.

Te puede interesar: Hacia el hondo bajo fondo



Source link