El CEUNGS se movilizó por ni una menos por abortos clandestinos

0
130


El Centro de estudiantes de la universidad de Gral. Sarmiento participó del pañuelazo en el Hospital de Pacheco en repudio de la muerte de Liz a causa de un aborto clandestino-

El martes 14 de agosto, se realizó un pañuelazo dentro del Hospital de Pacheco, donde murió una joven producto de un aborto clandestino. El CeUNGS se hizo presente en la movilización desde la Ruta 9 hasta la Ruta 197.

La Marea Verde: la fuerza de las mujeres sigue presente

En el día domingo, Liz ingresa de urgencia al hospital de Pacheco, quien fue víctima del abandono del Estado por tener que recurrir a un aborto clandestino. La decisión de los senadores que el miércoles pasado rechazaron la legalización del aborto, se cobró este martes la vida de una joven mamá del conurbano bonaerense. Tras una larga agonía, murió a consecuencia de la clandestinidad que refrendaron legisladores y legisladoras de todos los bloques, en nombre de “las dos vidas”.

La muerte de Elizabeth habla de un nuevo femicidio a manos del Estado. Eso fue lo que denunciaron decenas de organizaciones este martes, en manifestacione frente al hospital de Pacheco. Fue la muerte evitable de una mujer joven y pobre, por el sólo hecho de serlo, a manos de las instituciones estatales que deberían garantizar su acceso a salud: la otra cara del “alivio” que dijo sentir el miércoles pasado la gobernadora María Eugenia Vidal ante la votación del Senado.

Sobre la entrada al Hospital, se empezaron acercar mujeres de distintas organizaciones e incluso vecinas y trabajadoras de la zona. A los pocos minutos del evento, la cantidad de personas empezó ir en aumento, generando la fuerza necesaria para entrar dentro de la institución y desde allí realizar el inicio del pañuelazo. Luego de que varias referentes de varios partidos políticos y organizaciones de mujeres hayan dado su testimonio frente a los medios de comunicación, la marea verde que se había generado a causa del pañuelazo, no hizo esperar su bronca y dolor para cortar las calles.

Conforme fue avanzando el atardecer sobre la Ruta 9, la gran Ola de mujeres al coro del canto: “Aborto Libre, Seguro y Ya y que los curas se vayan a laburar”, fueron conquistando las calles, hasta el punto de llegar incluso movilizarse frente a la Iglesia Católica de Pacheco, que está ubicada sobre la Ruta 197.

Estudiantes la universidad Gral Sarmiento estuvieron presente junto a su centro de estudiantes (CEUNGS). De los presentes, pudimos rescatar el testimonio de Candela, militante de Pan y Rosas – UNGS, que estuvo presente en la movilización, en la cual expresó que:

“A seis días de la negativa para ley de aborto legal seguro y gratuito, nos encontramos con la desgarradora noticia de una joven mujer madre de un niño de 2 años; muere producto de un aborto clandestino. El dolor que sentimos lo transformamos en lucha, junto a mis compañeras/os de pan y rosas de la universidad Sarmiento hoy a las 18 hs nos dirigimos hacia el hospital de Pacheco. Al unísono gritamos QUE SEA LEY!. Porqué en las calles la gente ya votó que por el sí.”

Conquistemos el “Aborto Legal Ya”, separando la Iglesia del Estado

Para poder conquistar el derecho al Aborto Libre y Gratuito, luego del 8A, hay enfrentar a la Iglesia Catolica, la cual tiene sus aliados en el poder político. Como se pudo presenciar en la última sesión del Senado, no sólo los integrantes de Cambiemos responden a la Iglesia Católica, sino que todos los partidos que integran esta Cámara tienen miembros que sirven a aquella orden oscurantista.

Por eso aunque Cristina Kirchner, votará a favor del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, en su discurso mostró su sombría relación con la Iglesia del Papa Francisco, en la que llamó a las mujeres a no enojarse con la Iglesia. Esto generó un importante repudio en las redes sociales que expresaron a que tenían derecho a enojarse y repudiar a esta institución del Medioevo.

Aunque la Iglesia haya tenido que mover sus favores políticos para ganar en el Senado, es claro que perdió en las calles y es allí donde se debe seguir peleando para poder conquistar la legitimidad del derecho al aborto.



Source link