El consumo masivo se desplomó un 5,9 % en noviembre

0
70


Según un estudio privado fue el peor registro del año y la caída fue más pronunciada en los comercios más chicos. El acumulado anual cerró con un descenso del 1,3 %.

La consultora Scentia estimó que el consumo masivo se derrumbó en noviembre 5,9 % respecto del mismo mes de 2017, mientras que el acumulado anual finalizó con una baja del 1,3 %.

En los autoservicios independientes, que incluye a los chinos el descenso fue mayor y alcanzó 8,5 % el mes pasado. En las grandes cadenas de supermercados la contracción fue de 3,7 %.

Por rubros, todas las categorías terminaron con bajas, excepto bebidas con alcohol con un leve 0,1 %. Las mayores bajas se registraron en limpieza de ropa y hogar (-9,6 %); y bebidas sin alcohol (-7,9 %).

Osvaldo del Rio, titular de Scentia, sostuvo sobre el relevamiento que “entender el contexto es más importante que focalizar en situaciones puntuales y, en este sentido, debemos tener presente que hasta junio el salario le presentaba batalla a la inflación, pero luego de ese mes, el gap entre estos dos indicadores se separó afectando directamente el poder de compra de la gente”.

Rio agregó que “la masa crítica del consumo, el 87 % del mismo, lo hacen el 92 % de los individuos con ingresos de hasta $ 31.000 mensuales. También, que el ingreso promedio ponderado de los hogares es de $ 28.872 al mes”.

En el mismo sentido, el Instituto de Trabajo y Economía, Fundación Germán Abdala (ITE) calculó que el consumo medido por el Indicador Mensual de Consumo se contrajo un 9,6 % anual, la sexta baja consecutiva.

ITE afirmó que “el consumo continúa débil, afectado por la caída de los ingresos reales y las altas tasas de interés”.

Según CAME, las ventas minoristas se desplomaron un 15,6 % y cerca de un 85 % de los comercios registraron caídas en sus ventas. En particular, este descenso es el más profundo del indicador desde que hay registros en 1998.

La baja del consumo se relaciona con la caída del poder adquisitivo de los salarios. Según estimaciones de La Izquierda Diario un trabajador del sector privado registrado acumularía en diciembre una pérdida del salario de $ 23.559 bajo una proyección conservadora de inflación.

El Gobierno pretendió compensar el saqueo al salario con un bono de $ 5.000, una suma insuficiente ya que apenas cubre el 21 %. Además, no lo recibirán todos los sectores como el caso de los trabajadores informales, jubilados o empleadas domésticas. Pierden los salarios.

Te puede interesar: Cirugía mayor al salario: el bono cubre solo el 21 % de lo perdido



Source link