El dólar recortó la baja inicial y cerró a $ 41,13 tras anuncios oficiales

0
23


La cotización minorista bajó 1,3 % (63 centavos) y cerró a $ 41,13 luego de los anuncios oficiales de mayor endurecimiento monetario para contener el dólar. El Gobierno buscará ahora reformar la Carta Orgánica del Banco Central.

Luego de descender por debajo de los $ 41 en la mitad de la jornada, el dólar recortó la baja inicial por la tarde de este viernes y cerró a $ 41,13 su cotización minorista, de acuerdo al promedio de bancos que publica el Banco Central.

De esta forma, el impacto de las nuevas medidas anunciadas el jueves para buscar la estabilidad cambiaria hacia las elecciones de octubre sólo resultó en una baja de 63 centavos respecto a la cotización del día jueves (-1,3 %) en el segmento minorista. En la semana, la divisa ascendió $ 1,13.

En el mercado mayorista el retroceso fue de 1,88 % (76 centavos) a $ 39,98 este viernes y se acercó nuevamente al piso de la zona de no intervención (de $ 38,99 y un techo de $ 50,46).

En este contexto, el Banco Central convalidó una leve suba de ocho puntos básicos en la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq), que quedaron en un promedio de 63,744 %, el nivel más alto del año.

Esto sucedió mediante dos licitaciones en las que adjudicó un monto total de $ 204.863 millones, con lo que liberó al mercado $ 1.328 millones debido a que los vencimientos previstos para la fecha sumaban $ 206.191 millones.

Los operadores del mercado coincidieron en explicar el retroceso del dólar por ingresos de fondos desde el exterior para posicionarse en Argentina y por liquidación de exportadores.

El analista Gustavo Quintana indicó que “las expectativas de renovados flujos de ingresos de los exportadores, previstos para finales de la semana entrante también influyeron para recrear un escenario de tranquilidad cambiaria que contrasta con la tensión generada por la fuerte suba de la semana anterior”.

Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, señaló que “era de esperar este debilitamiento del dólar, en un día de acomodamiento de las posiciones de bancos e inversores, incluso considerando que el rendimiento de las Leliq quedó casi a la misma tasa del jueves, frenada por los anuncios oficiales”.

Fuertes anuncios oficiales, débiles impactos

Este jueves 14 el gobierno dió a conocer una nueva medida acordada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne en su visita a Nueva York: el Ministerio de Hacienda podrá vender U$S 9.600 millones desde abril y hasta fin de año, a razón de U$S 60 millones diarios.

Más tarde, el presidente del Banco Central, anunció un endurecimiento de la política monetaria. El mismo consiste en un “crecimiento cero” de la base monetaria, prevista inicialmente hasta junio, un sobrecumplimiento de su propia meta, y un ralentizamiento del techo y el piso de la banda de no intervención del dólar, bajando ese crecimiento mensual de 2 % a 1,75 %, entre las medidas más destacadas.

Asimismo, este viernes trascendió que el BCRA analiza aplicar un programa de “creadores de mercado” para la plaza cambiaria (market makers en inglés, que abre la posibilidad de que los operadores puedan dejar activas posiciones de compra y venta en el mercado), con el objeto de dar más estabilidad al dólar. Se trata de un mecanismo para evitar que falte liquidez en el mercado y así evitar saltos abruptos de la cotización con operaciones pequeñas.

El pedido de autorización del gobierno al FMI para habilitar la venta de los dólares obtenidos con el préstamo stand by se adelantó por el nerviosismo oficial ante la creciente presión sobre el dólar y la escasez de herramientas para contener una eventual corrida. Sin embargo, tanto la venta mensual de U$S 60 millones como el endurecimiento monetario anunciado por Sandleris siguen siendo insuficientes.

Te puede interesar: De Washington con “amor”: Lagarde autorizó a redoblar el vaciamiento del país

¿Nueva carta orgánica del Banco Central?

Para seguir dando “señales al mercado”, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris adelantó que junto con estas políticas de corte monetaria, en las próximas semanas el Poder Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto de ley para reformar la Carta Orgánica del BCRA.

Los principales puntos de la iniciativa apuntarán a “establecer que el objetivo prioritario del Banco Central es la estabilidad” de precios, de “manera que este compromiso se vuelva un mandato ineludible de esta institución”.

A esto se sumará la prohibición explicita de que el Banco Central financie al Tesoro, “algo que ya está ocurriendo actualmente y que resulta importante” que quede plasmada en la Carta Orgánica.

Se trata de otra de las exigencias del FMI que estaban previstas en el Memorandum del acuerdo por el préstamo de U$S 57.000 millones.



Source link