El Fondo reconoce que rompió todo: caída de la economía e inflación récord en 2019

0
33


Según un informe del propio FMI, Argentina este año terminará con una caída del 3,1% en la economía y una inflación del 57,3%. La evaluación del organismo internacional indica además que la economía argentina es la séptima recesión más profunda del mundo y la tercera con inflación más alta.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) emitó un informe en el que la situación económica argentina está descripta en estado crítico. Indica una contracción de la economía del 3,1 % para el 2019 y una inflación del 57,3 %. Además, agrega que Argentina es la séptima economía del mundo con recesión profunda.

Con estas previsones, Argentina es el país con más inflación se luego de Venezuela y Zimbabue. En tanto, en relación a la recesión económica, se ubica tercera luego de Venezuela, Libia, Irán, Zimbabue, Nicaragua y Guinea Ecuatorial.

Vale recordar que Argentina se encuentra bajo el régimen desde el FMI desde hace un año y medio cuando el presidente Macri decidió subordinarse a un acuerdo con dicho organismo.

El Fondo nos quiere llevar hasta el fondo

Desde que el Fondo decide el rumbo del país, la pobreza se incrementó. Hoy en Argentina el 35,4 % de la población es pobre, esto equivale a casi 16 millones de personas. En último año, el modelo de Macri y el FMI produjo 4 millones de pobres.

Pero este desastre no lo hizo solo Macri. Hay que decir que tuvo ayuda y bastante. Por un lado, en el congreso, recibió el apoyo tanto de senadores y diputados peronistas, incluso muchos que hoy están en el Frente de Todos, para votar las leyes ajustadoras, como la reforma previsional, o el pago a los fondos buitres. Hay que decir además, que muchos de esos legisladores responden a los gobernadores, también peronistas, que en sus provincias aplican planes de ajustes, iguales o perores a los del Macri, como es el caso de Mariano Arcioni (Chubut) que hace meses que no les paga a los trabajadores estatales. Y ni hablar de la gran ayuda que le dio la burocracia sindical que ha dejado pasar todos los ataques de Macri.

Macri se va pero el FMI queda, o sea que habrá ajuste para rato. Y quién se quedé con el poder, que seguramente será Alberto Fernández, ya anunció que que seguirá pagando la deuda. Por eso, como dice la izquierda, y planteó Nicolás del Caño de manera clara en el debate presidencial del domingo pasado, no hay posibilidad de seguir subordinados al FMI y atender las necesidades de las grandes mayorías de trabajadores.



Source link