El hospital San Martín de La Plata sufrió el tercer apagón en lo que va de 2019

0
90


Ya son moneda corriente. Fue en la madrugada del lunes. El personal confirmó que volvió a fallar el grupo electrógeno de emergencia. Tuvieron que usar los celulares para poder monitorear a los pacientes.

El personal del Hospital Interzonal General de Agudos San Martín de La Plata confirmó que en la madrugada del lunes estuvieron 30 minutos sin suministro eléctrico, ya que volvió a fallar el grupo electrógeno de emergencia y los trabajadores tuvieron que utilizar la luz de los celulares para poder monitorear a los pacientes.

Una enfermera del servicio de Neonatología informó que el corte de luz se produjo a las tres de la mañana y el grupo electrógeno se demoró en encender unos 30 minutos. Durante ese lapso debieron “bolsear” manualmente a pacientes con asistencia respiratoria mecánica.

El grupo electrógeno está a cargo de una empresa privada que hasta el momento no ha dado una explicación convincente sobre los motivos de las reiteradas fallas.

La situación es brutal. Y es la tercera vez en lo que va del año. Nuevamente son los trabajadores los que enfrentan esta situación de gravedad y estrés que pone en riesgo la vida de los pacientes críticos.

Una vez más se evidencia la falta histórica de presupuesto, que genera graves condiciones edilicias y de mantenimiento en todos los hospitales de la provincia de Buenos Aires.

En el Hospital San Martín, además de los cortes de luz han sido noticia la caída de mampostería, el mal funcionamiento de los ascensores y serios problemas de infraestructura como cierres de servicios.

El presupuesto actual es el más bajo de la historia, de acuerdo a las exigencias del FMI, dejando a la salud en un déficit irreparable. Como el vaciamiento al Hospital Posadas, los graves problemas que enfrenta el Hospital Alejandro Korn de Melchor Romero, la situación en la que se encuentra el hospital Oñativia tras el incendio que padeció el pasado diciembre, como decenas de centros de salud y hospitales provinciales.

El Ministerio de Salud y su jefa María Eugenia Vidal son responsables directos de las consecuencias que traerá este desfinanciamiento en la salud pública, que pondrá en riesgo la vida de los trabajadores y pacientes. Algo que se resolvería dejando de pagar la fraudulenta e ilegítima deuda externa, aumentando considerablemente el presupuesto destinado para salud, solucionando los problemas de infraestructura que atraviesan todos los hospitales.



Source link