El kirchnerismo en la UNC: ¿Con Juri y Finocchiaro o con quienes defendemos la educación pública?

0
53


El régimen político provincial y nacional están cerrando filas para ponerle fin a la lucha que venimos dando en defensa de la educación pública.

Buscan atacar nuestra organización, el puntapié inicial de un proceso que luego se extendió nacionalmente con asambleas masivas y tomas en distintas provincias del país. Para esto, los principales medios de comunicación de la provincia lanzaron a coro una ofensiva campaña mediática que busca poner a la opinión pública en contra de las medidas que venimos realizando. Para desprestigiar una lucha que tiene una gran simpatía entre amplios sectores de la sociedad en el contexto del ajuste y la entrega al FMI, los grandes medios recurrieron a su libreto habitual: nos acusan de violentos, antidemocráticos y de romper el mobiliario del Pabellón Argentina, algo de lo que no pueden presentar una sola prueba.

Podés ver: Córdoba: mientras la Policía amenazaba a estudiantes, Finocchiaro pidió desalojar el Pabellón Argentina

El plan es trillado. Ya lo vimos en el caso de los choferes de UTA, donde todo el régimen trabajó para atacar su lucha. Los medios preparan el terreno y luego avanza el accionar de las fuerzas represivas, en un auténtico trabajo de pinzas. La maniobra quedó en evidencia cuando esta tarde una falsa denuncia por amenaza de bomba derivó en la llegada de dos camionetas de la división explosivos de la Policía provincial intentando ingresar al pabellón tomado sin ninguna orden judicial. En ese mismo momento, el secretario de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, declaraba en forma totalmente irresponsable: “Avalamos lo que hagan los padres y las autoridades universitarias para reponer el orden”, pidiendo la “vuelta a la normalidad”. Un aval indisimulado a cualquier posible enfrentamiento por parte de padres y autoridades hacia los y las estudiantes en lucha, lo cual de por sí es grave y lo es mucho más viniendo de la principal autoridad nacional de Educación.

Este cierre de filas en contra de la lucha estudiantil incluye a la Federación Universitaria de Córdoba, en manos de la Franja Morada. Además de organizar su aparato para levantar las tomas en las asambleas y bancar los intentos de lock outs de los decanos, hoy lanzó la campaña “por una UNC abierta, no a la toma”. Esta campaña se expresa en el llamado a una “sentada pacífica” mañana frente al Pabellón. Contra la propia tradición histórica de la FUC que nació al calor de la Reforma Universitaria, actúan como los gendarmes del movimiento estudiantil a pedido del rector Juri y Finocchiaro que exige “normalizar” y restablecer el orden. Hacemos responsable a la Franja Morada y a la FUC de cualquier hecho que pueda suceder mañana en la “sentada”.

Pero este frente único en contra de la lucha tiene su cobertura “progre”. El kirchnerismo estudiantil, representado en La Bisagra, junto a los docentes de la conducción de ADIUC, salieron a pasar por los cursos, con una energía que jamás se les vio para difundir la lucha, militando contra las tomas y la continuidad de la lucha. Sin siquiera defender los derechos democráticos más elementales, militaron contra la toma en el mismo momento en que los y las estudiantes éramos amenazados por la Policía de Schiaretti bajo el aval político del macrista Finocchiaro. Es la consumación vergonzosa del rol conservador que jugaron a lo largo de toda la lucha, donde pasaron de oponerse a las medidas votadas en las asambleas a aceptarlas de compromiso en un intento de despegarse de la Franja Morada.

Podés ver: ¿Se adapta La Bisagra al trotskismo? Dos estrategias en juego

Ahora que el conflicto entró en una nueva etapa, se suman abiertamente a trabajar en pinzas junto al régimen provincial y nacional para aislar a quienes venimos peleando. A esto nos referimos cuando decimos que el kirchnerismo busca entregar toda lucha bajo la estrategia de canalizar el descontento por la vía electoral el año que viene. Cuando Macri, el FMI y los gobernadores nos ajustan hoy, entregan hoy el presupuesto de educación y salud para pagar la deuda externa, el kirchnerismo cierra filas contra nuestra lucha.

Frente a esta avanzada, debemos responder fortaleciendo la masividad de las acciones y de nuestro propio frente único en defensa de la educación pública. La Asamblea de Ciencia y Técnica, que votó un repudio al intento de desalojo y el apoyo a las medidas que venimos realizando, muestra el camino de la unidad que debemos fortalecer. Impulsemos una gran campaña en todos los cursos para dialogar con miles de estudiantes, lancemos medidas amplias.

Con esta lucha logramos fortalecer la autoorganización, y conquistamos una enorme y rica experiencia política que, excediendo el marco educativo, llevó a amplios sectores a plantearse la necesidad de la unidad obrero-estudiantil para enfrentar el ajuste.

Como expresión de esto, nos preparamos para intervenir en una gran acción en el marco del paro nacional del próximo 25 de septiembre. Fueron las medidas de lucha más decididas y masivas las que nos llevaron a arrancar una mesa de negociación con las autoridades universitarias para discutir nuestro pliego de reivindicaciones. Pero sabemos que están trabajando contra nuestra lucha y no nos van a conceder nada que no arranquemos con nuestra propia organización y movilización, por lo que es necesario permanecer alertas. Frente a cualquier posible maniobra o intento de dilatar la mesa de negociación, respondamos con toda la masividad posible. En este sentido va la propuesta de un abrazo masivo al Pabellón Argentina convocando al conjunto de la comunidad universitaria.

En este sentido va también el Encuentro Provincial en defensa de la Educación Pública del próximo 23 de septiembre junto a secundarios, terciarios, universitarios, investigadores de ciencia y técnica; para poner en debate no sólo el recorte presupuestario sino el contenido de nuestra formación, al servicio de quienes debe estar el conocimiento. Una experiencia inédita que ningún centro de estudiantes ni federación se propuso hacer y es producto de las iniciativas que surgieron al calor de la lucha.



Source link