El “Porvenir” que no tienen los niños del tabaco en Jujuy

0
93


Hoy se conoció la trágica noticia de la muerte de una niña de 3 años que cayó a un canal de riego en una finca de tabaco. Lo que pone al descubierto la ausencia de políticas por parte del gobierno provincial en cuanto al cuidado de las infancias.

La triste noticia se conoció en medio de la denuncia que tanto a nivel nacional como provincial, diputados del PTS-FIT hicieron contra el trabajo infantil, a raíz del episodio que dio a conocer un medio periodístico local la semana pasada, donde se visibilizó la situación de decenas de familias que trabajan en los tabacales de los terratenientes Jujeños.

En dicha noticia se dio a conocer la aprobación de licencias de trabajo para niños de entre 10 y 16 años por parte del ministerio pertinente.

En un primer momento se puso en debate y cobró resonancia nacional esta terrible situación de vulneración de derechos, que remite a épocas feudales donde las familias y niños trabajaban de sol a sol en distintas ramas de la economía. Ante lo cual después de una semana de silencio, Morales y sus secuaces salieron a responder ante tremenda legalización del trabajo infantil, finalmente reconociendo las autorizaciones a menores a trabajar en el campo por parte del ministro de Trabajo, Cabana Fusz.

Te puede interesar: El ministro de Trabajo de Jujuy confirmó que autorizaron trabajo de menores en tareas rurales

Como parte de la respuesta, negaron tal situación sin datos serios, sólo de palabra digamos; y se remiten a “informes” que construyen junto a otras organizaciones. Durante la nota que dan al medio local, el ministro de trabajo junto a funcionaria del gabinete, dice que controlan todo el tiempo que no haya niños trabajando y que cuando detectan casos, los derivan a una organización no gubernamental denominada Porvenir.

Una careta llamada “Porvenir” y cientos de niños sin derecho a la educación y el cuidado

En la portada del sitio web de dicha organización se visualiza una foto a modo de presentación donde 7 niños y niñas de tez castaña van caminando con mochilas, contentos a no se sabe dónde. Más bien parece una campaña publicitaria de ropa infantil de reconocidas marcas de esposas presidenciales dueñas de talleres textiles clandestinos.

El lema de Porvenir es “Todos Juntos Por Los Chicos”, y en el todos juntos se encuentra un actor destacado que es Massalin Particulares S.R.L, nada más ni nada menos que la empresa mundial que amasa fortunas con la venta de cigarrillos y tabaco que opera en la ciudad de Perico.

También se encuentra el sobrino sudaca de Massalin en Jujuy; la Cámara del Tabaco de la región. Todos estos “bancan” a los chicos. Una careta encubridora de la explotación laboral, donde junto a otra organización denominada “Conciencia” se cuidan las espaldas para organizar una pantomima cínica donde hacemos como que cuidamos a los niños.

Los mismos lobos que los acechan y estrujan las infancias y juventudes de los más desprotegidos, hacen de cuidadores diciendo otorgarles alimentos, recreación y educación.

Más falsedades, ya que si el lector conmovido e inquieto se mete a la página web puede advertir que el proyecto muy incierto de esta organización sólo se materializa los meses de enero y febrero. O sea que si ahora detectan trabajo infantil, es falso que Porvenir los vaya a “rescatar” ya que las oficinas de atención estarían cerradas por estos meses.

Complicidades del gobierno y los sindicatos

De toda esta patraña es cómplice el gobierno y sus instituciones, ya que volviendo a la trágica noticia a la que nos remitimos al comienzo, hoy se ha muerto una niña que no tuvo “Porvenir” donde quedarse mientras su mamá trabajaba en el campo, ni tuvo una sala de 3 años donde recibir educación. Esa sala de 3 años que el gobierno de Macri anunció con bombos y platillos que quería universalizar al comienzo de su gestión.

Tampoco el gremio de los trabajadores rurales, UATRE, toma cuenta de esta situación abriendo guarderías propias, colonias de vacaciones o centros recreativos donde puedan recibir educación, cuidados y cultura los niños y niñas mientras sus padres trabajan en la cosecha del tabaco.

Una salida a favor de las familias trabajadoras

Por esto no podemos renunciar a la vigilancia comprometida de las Infancias y las juventudes y el cumplimiento de sus derechos; debemos hacerlo desde los sindicatos docentes, desde las organizaciones de derechos humanos, así como comenzaron a hacerlo desde las bancas del PTS-Frente de Izquierda. Y exigir a través de la lucha y la organización la erradicación absoluta de cualquier tipo de trabajo infantil.

Te puede interesar: El 20,1 % de las niñas y niños de zonas rurales del NOA trabajan



Source link