El PRO completa sus listas con candidatos abiertamente anti derechos de las mujeres

0
39


Se trata de Pablo Torello actual diputado nacional. Quiere renovar su banca por la Provincia de Buenos Aires. Después de la enorme movilización del 8 de marzo, había declarado que las feministas son “incogibles”.

Esas declaraciones fueron la frutilla del postre de lo que hizo en la Cámara baja, en relación a los derechos de las mujeres, este troglodita. Porque antes de estos dichos, Torello ya había votado en contra de la Ley de paridad de género y de la despenalización del aborto.

Este productor agropecuario que ahora intentará renovar su mandato como diputado, no tuvo mejor idea que responder afirmativamente a un twitt de una mujer también anti derechos, que había lanzado esa frase.

Parecía una respuesta provocativa a las miles y miles que ese 8 de marzo nos movilizamos por todos nuestros derechos, teniendo como uno de los primeros de ellos, la exigencia a que una ley garantice la interrupción voluntaria del embarazo, lo que evitaría que centenares de jóvenes, sobre todo, mueran por abortos clandestinos.

Te puede interesar: [Videos] #8M: multitudinaria marcha por el Día Internacional de las Mujeres

Ahora el macrismo, con su lista “Juntos por el Cambio” lo premia llevándolo como candidato. No sorprende a nadie. Porque las listas del Gobierno de Macri están llenas de antiderechos, aunque también de personas que están a favor del derecho al aborto, aunque estas son las menos.

Esto no es privativo de Cambiemos. El “Frente de Todos”, la lista que encabezan Alberto Fernández y Cristina Kirchner, también mezcla pañuelos verdes con celestes.

Sin ir más lejos, hace pocas semanas el mismo candidato a presidente por el PJ-kirchnerismo, afirmó que había que esperar para ese derecho.

Lo verdaderamente lamentable es que en este año electoral vemos y escuchamos a muchas que cobraron notoriedad por ponerse al frente de ese reclamo tan sentido, repetir como un mantra el contenido de la frase del candidato a presidente por el kirchnerismo.

También podes leer: Alberto Fernández: “No hay necesidad de avanzar tan rápidamente en la legalización del aborto”

Ellas y ellos pueden esperar tranquilos, si al fin de cuentas las que se mueren cuando llegan desangradas a un hospital (si llegan), porque no les quedó otra opción que recurrir a una práctica clandestina para practicarse un aborto, o las que van presas por alguna denuncia, cuando finalmente logran ser atendidas, son las mujeres pobres o niñas que apenas pisan la adolescencia.

Una realidad que está años luz de la de los políticos millonarios que cuando hablan (o twitean) rápidamente, expresan lo que realmente piensan. Como es el caso del empresario Torello.

Al día siguiente de ese 8 de marzo, en una entrevista radial con María O`Donell, tuvo que admitir su verdadero programa político: “voté en contra de la paridad de género y de la ley por el aborto legal, seguro y gratuito”.

La periodista hoy lo recordaba en esa misma red social.

Una ley que habilite la posibilidad de no morir o de no ir presas por practicarse un aborto, que sea seguro y gratuito, no es la revolución social. Es un derecho democrático elemental. Que niegan los que aceptan compromisos con la Iglesia Católica y las evangelistas (que aportan para sus campañas).

Los mismos gobernadores del PJ, ordenaron a sus senadores votar en contra de esa ley para preservar esos acuerdos y no perder votos por derecha.

Será por eso que hasta la diputada Graciela Camaño, del Frente Renovador (que votó en contra de este derecho), cuando la ley obtuvo media sanción en diputados, tuvo que admitir que el único bloque que lo lleva en su plataforma y lo defendió siempre, es el Frente de Izquierda.

Mirá: Bregman sobre aborto: “Que todos los candidatos digan qué van a votar sus listas en el Congreso”



Source link