El sistema financiero de fiesta: pese a la caída de la economía, aumentaron sus ganancias

0
75


Tras los números del Indec del último martes en lo que fue la peor caída de la economía en los últimos nueve años. Los pronósticos de recesión de los próximos meses. El sector de intermediación financiero subió en 10.8 % interanual, su mejor registro desde octubre de 2011.

Entendiendo las finanzas

El mercado total de derivados que incluye a las finanzas y a los bancos equivalen hoy en día 9 veces el PBI mundial. Los grandes capitales (nacionales o extranjeros) se desplazan al lugar, donde las ganancias están aseguradas.

Estos elementos nos permiten entender su continuo aumento en peso y lugar de las finanzas en la economía mundial. P.M. Sweezy lo define en los términos de “el desarrollo considerable de las finanzas desde principio de los 80 ha estado relacionado con la baja de la tasa de ganancia durante los años 70”.

Si bien el neoliberalismo abrió las puertas a la fiesta de las ganancias en la actividad financiera, la especulación es una actividad intrínseca y no una mera desviación del sistema capitalista. En la Argentina tanto en los años de gobierno kirchnerista como en la actual gestión de Cambiemos no fue la excepción, los bancos y las finanzas siguieron bailando en la fiesta especulativa y de ganancias.

No es casual que pese a los recientes números relevados por el INDEC donde muestran la caída y desaceleración en la mayoría de rubros de la actividad económica, como agricultura, ganadería, comercio, transporte y comunicaciones, industria manufacturera, por mencionar solo algunos. Por el contrario para el sector de intermediación financiera la historia sea otra.

Con el mejor aumento desde octubre del 2011 ubicándose en un 10.8 % interanual, y de la mano de la valoración de tenencia en dólares y la fiesta de la tasa de interés y de la deuda externa e interna las finanzas aumentaron sus ganancias, llegando a números records valorados según el Banco Central en $ 14.555 millones.

En las finanzas no hay grieta

Bajo el “modelo K”, el sistema bancario conquistó el podio mundial de rentabilidad, liderando el ranking mundial según el último informe del FMI en 2014. 37,6 % fue la ganancia bancaria (según la medición ROE) del mismo año. Un escenario no distinto se presenta en la actualidad con los últimos números mostrados por el INDEC. En cuanto a ganancias del sistema financiero, no hay grieta.

Si bien los mecanismos de las finanzas en los dos gobiernos tuvieron algunos puntos de encuentro como la especulación con divisas, bonos del estado y deuda. Nos tenemos que remontar a las leyes impuestas por la dictadura de 1977, para encontrar el pilar del funcionamiento del sistema financiero.

La ley de Entidades Financieras, una de las 417 leyes que siguen vigentes a día de hoy y que dejó la dictadura, fue la que abrió camino hacia la liberalización del sistema financiero, su extranjerización y privatización con medidas como el cobro de aranceles por todo, incluso por las tarjetas de crédito, o la vía libre para invertir en activos financieros por parte de los bancos como lo están haciendo ahora con el gran negocio de las LEBACS, todas medidas en favor de aumentar las ganancias de los especuladores. Sin lugar a dudas una ley de la cual tanto el gobierno Kirchnerista como el gobierno de Cambiemos han mantenido vigente y se han servido de ella.

En resumen mientras la devaluación hace perder el poder adquisitivo del salario, sumado a la inflación que sube mes a mes, y el ajuste en curso, deteriorando así las condiciones de vida de millones de trabajadores, los especuladores siguen ganando y fugando capitales. El último informe del Banco Central señaló que la fuga de capitales llegó a niveles récords alcanzando los U$S 16.676 millones en el primer semestre, creciendo un 117,1 % respecto del valor registrado el primer semestre del año pasado, de la cual gran porcentaje son ganancias de los especuladores.

En este sentido creemos que la banca debe operar como una banca estatal única que concentre el ahorro nacional bajo el control del pueblo trabajador, para terminar con la especulación financiera, y orientando los recursos en función de las necesidades sociales.



Source link