Elecciones a Consejo en el terciario 88 de La Matanza: las mujeres al frente

0
271


Peleamos por el derecho al aborto, queremos acabar con el patriarcado y el capitalismo, ¡esos grandes aliados! Nos organizamos en cada lugar de estudio y trabajo, como venimos haciendo en el ISFDyT 88.

Ahora, por motivo de las elecciones de CAI, desde Pan y Rosas damos esta batalla para defender y pelear por lo que nos corresponde, llevando nuestra enorme fuerza a todos lados, en cada derecho que necesitamos conquistar. Te invitamos a sumarte.

El 13 de junio fue un día histórico para el movimiento de mujeres. Fuimos miles las y los estudiantes que nos movilizamos en las calles para conquistar la media sanción de la Ley de interrupción voluntaria del embarazo en nuestro país tras meses de debate nacional.

Durante los últimos años, las mujeres hemos sido protagonistas de esta lucha que fue creciendo y sigue creciendo cada día. Esa marea verde, que mostró sus fuerzas el 8M en el paro internacional de mujeres, en cada #NiUnaMenos y que ganó con la movilización la primera batalla en el Congreso. Si algo cambió a los ojos de todas y de todos en las jornadas del 13 y 14 de junio, es que para ganar nuestros derechos nuestra tarea es estar organizadas/os y en las calles.

Las mujeres somos la mitad de los trabajadores, las que tenemos peores salarios y mayor precarización. Suelen recaer sobre nosotras las tareas domésticas, el cuidado de los niños y abuelos. La ganancia de los empresarios crece gracias a ese trabajo gratuito que realizamos las mujeres en los hogares. En este contexto, donde los gobiernos acuerdan con el FMI para golpear más fuerte a los trabajadores, nos organizamos y peleamos por cada derecho legítimo y también por evitar más golpes a la vida de los trabajadores, a costa de que los empresarios se sigan llenando los bolsillos de plata. Tomamos como ejemplo a todas las trabajadoras que están a la cabeza de las luchas, como las compañeras del Posadas, Ci5, Pepsico, Madygraf y todas las estudiantes terciarias y secundarias que se organizan y toman los colegios para pelear por el aborto, y por el no pago a la deuda. Tenemos la fuerza para pelear por todo lo que nos propongamos. ¿Si peleamos por arrancar nuestro derecho legítimo al aborto, como no vamos a tener fuerza para sacar al imperialismo y sus planes de ajustes que garantizan los pro y la falsa oposición que le vota todas las leyes?

Las mujeres al frente

Peleamos por el derecho al aborto, queremos acabar con el patriarcado y el capitalismo, ¡esos grandes aliados! Tenemos fuerza para eso, a diario lo mostramos cuando nos proponemos organizarnos en cada lugar de estudio y trabajo, como venimos haciendo en el ISFDyT 88, donde somos mayoría mujeres, participando de diferentes actividades que impulsadas desde Pan y Rosas y en el Centro de estudiantes de donde somos la conducción.

Y ahora, por motivo de las elecciones de CAI, estamos presentes para dar esta nueva batalla, con las mujeres al frente para defender y pelear por lo que nos corresponde, llevando nuestra enorme fuerza a todos lados, en cada derecho que necesitamos conquistar. Pan y Rosas conformara una lista para las elecciones donde todas estemos a la cabeza de nuestros reclamos. Te invitamos a ser parte y apoyarlas.

Te puede interesar: La Matanza: ante las elecciones del Consejo Académico Institucional del terciario 88

En el Consejo Académico Institucional, las mujeres, nos proponemos pelear por mejorar nuestra calidad educativa, para poder estudiar lo que elegimos y recibirnos sin trabas. Nuestros profesorados, dependen del Estado, por ende las decisiones sobre cómo debemos estudiar las toman los diferentes gobiernos. Sin embargo, el CAI tiene planteada una tarea concreta: que las decisiones que se debaten y se toman en ese organismo sean resolutivas. Peleamos por tomar decisiones sobre el presupuesto, a la vez que peleamos por que se aumenten el dinero destinado a educación. Mientras ellos ya pagaron 320 USD millones y piensan pagar 546 USD millones más, nosotros no tenemos edificios propios, ni juegotecas para nuestros niños, ni becas estudiantiles para poder estudiar.

Entre otras demandas planteamos:

  • Por un plan de becas equivalentes a media canasta familiar, para garantizar el derecho a la educación y terminar con la deserción, y por el boleto educativo gratuito para toda la comunidad educativa (estudiantes, docentes, y no docentes).

    Educación sexual integral en todos los niveles, no a la educación religiosa en los ámbitos educativos. Por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

  • Por juegotecas en las sedes del instituto, para poder seguir estudiando.

    Democratización plena de la vida educacional: empezando porque el CAI sea resolutivo para avanzar hacia la autonomía del cogobierno del instituto, colegiado, con representantes de toda la comunidad educativa, electos por voto directo, con mayoría estudiantil, basado en asambleas, cuerpo de delegados con mandato y reuniones abiertas.

  • Rechazamos el acuerdo con el FMI y el plan de ajuste del Gobierno, los gobernadores y legisladores que votan sus leyes.
  • Unidad de estudiantes y trabajadores, para derrotar los planes de ajuste del Gobierno y el FMI.

    También este 8 de agosto, la juventud y las mujeres debemos estar nuevamente en la primera línea. Estas próximas semanas se juega una lucha muy importante para el movimiento de mujeres y para eso debemos llegar preparadas.

    Sabemos que la pelea en el Senado es mucho más dura que la anterior porque la Iglesia ya está presionando al gobierno con sus discursos anti-derechos, por eso, y porque ningún gobierno nos regaló nada, tenemos que redoblar nuestras fuerzas y organizarnos.

    Por eso invitamos a todas las estudiantes a organizarse en Pan y Rosas para dar estas batallas y con la perspectiva de ir por todo.



  • Source link