Elecciones del terciario 82 de La Matanza: ¿Qué rol jugarán los estudiantes frente al ajuste?

0
23


Más de 700 estudiantes votaron en estas elecciones. La lista ganadora se queda con todos los cargos en el Centro y deja sin ninguna representación al 35% que acompañó a la lista opositora de la izquierda.

721 estudiantes votaron este año en el ISFD N°82 en las elecciones de Centro de Estudiantes y Consejo Académico Institucional. Como sucede año tras año en las elecciones del terciario, la lista ganadora se queda con todos los cargos en el Centro de Estudiantes, dejando al 35% de los que acompañaron a la lista opositora, “Izquierda Estudiantil al Frente”, sin ninguna representación, y poniendo de relieve una vez más lo antidemocrático del estatuto que establece que para las minorías no hay espacio en el Centro.

Bahiana De Toma, Consejera electa por la lista Izquierda Estudiantil al Frente y militante de El Cordobazo (PTS e independientes) declaró: “Más de 700 estudiantes participaron de las elecciones para Centro y CAI de este año, en una semana en la que debatimos mucho cómo organizarnos de cara a las peleas que tenemos por delante los estudiantes y el conjunto de la comunidad educativa. Partimos de asambleas y cortes de ruta de cientos de compañeros por nuestro edificio, en coordinación con otros terciarios y donde nos plantamos frente al saqueo del gobierno con la consigna de ‘Plata para educación, no para la deuda’. Ese proceso es desde donde nos queremos parar para discutir con los más de 200 estudiantes que acompañaron las propuestas de nuestra lista y hacia los cientos que confiaron en la Walsh y los cientos que no se sintieron representados por ninguna de las dos listas.”

Te puede interesar: Elecciones en el profesorado 82 de La Matanza: debate entre la lista de la izquerda y el kirchnerismo

Y continuó: “Todos saben que quienes conforman la Walsh se identifican o son militantes de distintos espacios peronistas. La práctica de la Walsh no se diferencia del resto de las conducciones kirchneristas sindicales y estudiantiles: declamar contra el gobierno pero no organizar la lucha en las calles para enfrentarlo. La ausencia de nuestro centro en las calles el día en que gobierno y oposición pactaron la media sanción del presupuesto hambreador del 2019, es una muestra más de la estrategia de generar ilusiones en un cambio de gobierno en las próximas elecciones. Pero ya sabemos cómo termina eso. En Brasil acaba de asumir el ultraderechista Bolsonaro en las elecciones más manipuladas de la historia reciente de ese país; el partido de Lula, el PT, que dirige lo que acá sería la CGT, no convocó a los miles y miles de trabajadores que confían en él a enfrentar a la derecha en las calles, ni contra el golpista Temer ni contra Bolsonaro, permitiendo su propia encarcelación y proscripción, y dejando que la derecha conquiste terreno para atacar a los trabajadores, las mujeres y el pueblo pobre brasileño. La respuesta de Lula ante los ataques de la derecha era que el pueblo brasileño tenía que esperar a las elecciones, lo mismo que el kirchnerismo nos dice en nuestro país frente a los ataques del gobierno del FMI. Por eso no nos sorprende que la Walsh no haya recorrido los cursos ni llamado a asamblea para que decidamos entre todos cómo enfrentar este ataque concreto a nuestras condiciones de vida, de cursada, de trabajo, ni que celebre un estatuto que garantiza que la voz de quienes nos oponemos a su práctica no tenga espacio en el Centro de Estudiantes”.

Ante la pregunta de qué tareas tiene hoy el movimiento estudiantil, De Toma afirmó: “Brasil es la muestra más terrible del fracaso de la estrategia de esperar y votar, de depositar la confianza en las urnas y en las instituciones que vemos día a día que están para servir a los intereses de los especuladores. Tenemos que confiar en nuestra propia fuerza organizada, eso nos muestra la historia, por eso llamamos a todos los estudiantes a que debatamos profundamente sobre qué rol podemos jugar en lo que se viene, ya que como juventud precarizada, madres sostenes de hogar, somos el blanco de las medidas del FMI. Pero también creemos que es urgente construir nuestra propia herramienta política, y llamamos a todos los que comparten y acompañan esta perspectiva a que se sumen a nuestra agrupación El Cordobazo para organizarnos hoy mismo frente a los ataques a nuestra educación en nuestro instituto. El presupuesto de ajuste que amenaza nuestras condiciones de vida y nuestro futuro todavía tiene que aprobarse en el Senado, y tenemos que ser miles los que estemos en las calles ese día para impedirlo, exigiendo a todos los Centros de Estudiantes que se movilicen y que las centrales sindicales llamen a un paro activo para derrotar al gobierno, para conquistar todas nuestras demandas. Ellos vienen por todo pero nosotros somos más y podemos torcerles el brazo, por eso desde el PTS estamos haciendo un llamado a todo el activismo del movimiento de mujeres, trabajadores, estudiantes y a los partidos y organizaciones que se reivindican anticapitalistas y socialistas, a construir un gran partido que reúna todas esas fuerzas y que no espere a las urnas para pelear, que lo haga hoy mismo, para que no se repita la historia y la crisis no termine con duros golpes a la clase trabajadora, ¡que la paguen ellos!”



Source link