Elecciones UBA: ¿Qué está en disputa en FADU?

0
33


El próximo lunes 22 de octubre comienzan las elecciones en Fadu. Muchas listas, pero solo 3 espacios políticos se disputan el centro de estudiantes.

El último viernes 5/10 se terminaron de conformar las listas que se presentarán a elecciones para Centro de Estudiantes. Este año se rompió el Frente de Conducción que integraban La Corriente, junto con el Partido Obrero y La Mella, ante la incorporación de varias agrupaciones que formaron parte del anterior gobierno nacional, como Nuevo Encuentro. Desde Contraimagen (Juventud del PTS) referenciados en el Frente de Izquierda, venimos desarrollando hace años una alternativa de independencia política de los distintos gobiernos conformando la lista 8: La Izquierda en Fadu.

Te puede interesar: Elecciones FADU: la conducción del Centro de Estudiantes se va con Nuevo Encuentro

¿Qué está en juego en estas elecciones de FADU?

La pregunta central es cuál es el rol que vamos a jugar les estudiantes con nuestras organizaciones para enfrentar los ataques del gobierno. La crisis económica está golpeando fuerte sobre los bolsillos de millones de trabajadores, mujeres, estudiantes y jubilados. El pacto que firmó el gobierno de Cambiemos con el FMI exige que se vote en pocos días un presupuesto de “déficit cero” que contempla recortes brutales en educación y salud.

Te puede interesar: Presupuesto 2019: ajuste brutal en educación, ciencia y salud, a la medida de los especuladores

No satisfechos con esto, el gobierno quiere hacernos pagar los costos de este ajuste, garantizando las ganancias de las empresas, aumentando por sexta vez en el año el transporte, y aplicando tarifazos descomunales en los servicios del gas y la luz. El gobierno quiere hacer negocios con nuestros derechos y cada vez son más los jóvenes que no tienen acceso al estudio ni al trabajo. Parece que esos millones de pesos que van a seguir faltando cada vez más en salud y educación, tienen otro destino; no solo van a las cuentas de los que se benefician de la especulación y la fuga de capitales, sino que van también a engrosar el presupuesto destinado a fortalecer a las fuerzas represivas. Así como el ajuste no pasa sin represión, tampoco pasa sin el rol de contención que ejerce y ejerció históricamente la iglesia en momentos de crisis. El presupuesto de déficit cero sigue subsidiando con millones a esta institución que hace demagogia sobre las panzas vacías del pueblo trabajador. Pero el Gobierno tiene un problema para hacer pasar sus planes de ajuste; este año fuimos cientos de miles los jóvenes que salimos a pelear por nuestros derechos. La pelea por el aborto legal, seguro y gratuito inundó facultades, secundarios, lugares de trabajo poniendo en pie una fuerza imparable. Las mujeres, jóvenes y estudiantes nos enfrentamos cara a cara con nuestros enemigos, como la Iglesia que se organizó en contra de nuestros derechos y acordó con los principales partidos políticos, lo que posibilitó que 38 dinosaurios sacados del medioevo siguieran decidiendo sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas.

Lejos de amedrentarnos, fuimos los mismos jóvenes los que salimos a pelear en defensa de la educación pública, apoyando a nuestros docentes en la lucha por un salario digno y contra el presupuesto de miseria para educación. Fuimos miles los estudiantes de FADU que nos movilizamos en la marcha en defensa de la educación pública el 30 de Agosto; somos miles los que sabemos que la continuidad de esa pelea es impedir que se vote el presupuesto en el Congreso Los partidos que nos están ajustando: el PRO y los radicales que forman parte del Gobierno Nacional, como el peronismo que gobierna más de la mitad de las provincias y le garantiza los votos en diputados y en senadores para que pasen sus leyes de ajuste, los senadores que votaron en contra del derecho de las mujeres y cuerpxs gestantes a decidir sobre sus propias vidas, tienen sus corrientes y sus expresiones políticas en la FADU. ¿Quién es quién en la FADU? La lista 10, integrada por la Franja Morada (una de las patas estudiantiles del gobierno) Somos Fadu y Corazón Fadu, responde directamente al decano Guillermo Cabrera. Este funcionario, proveniente de la Franja Morada, es quién le garantiza al Macrismo el gobierno de la FADU. Ante esto, la pregunta obligada pasa por cuestionar qué tipo de pelea pueden dar estas organizaciones para defender la educación pública cuando forman parte del mismo gobierno que la ataca.

Por otro lado, la lista 5, que integra La Corriente comprende a fuerzas del kirchnerismo como La Mella y Nuevo Encuentro, espacio político (Frente Para la Victoria) que le garantizó el votos en el Senado a los pro-vida, como el de la senadora K Silvina García Larraburu. Estas corrientes son las mismas que nos dicen que para enfrentar al macrismo hay que unirnos todos, incluyendo al gobernador de Salta, Urtubey, que tiene en su currículum uno de los discursos más nefastos en la histórica votación por el derecho al aborto; o con Massa, cuyas políticas de mano dura (como la propuesta de que las fuerzas militares intervengan en los barrios populares para “luchar contra el narcotráfico”) no tienen nada que envidiarle a las de Bullrich, o a Pichetto, conocido por sus declaraciones xenófobas en contra de los inmigrantes. Es la misma conducción del centro de estudiantes que no tomó una sola medida luego de la marcha educativa para seguir organizados, el único gesto que tuvo fue llamar a formar parte de la conducción a quienes fomentaron un acuerdo miserable del 25% para nuestros docentes cuando la inflación hoy en día amenaza con llegar hasta al 50% a fin de año.

¿Quién es quién en la FADU?

La lista 10, integrada por la Franja Morada (una de las patas estudiantiles del gobierno) Somos Fadu y Corazón Fadu, responde directamente al decano Guillermo Cabrera. Este funcionario, proveniente de la Franja Morada, es quién le garantiza al Macrismo el gobierno de la FADU. Ante esto, la pregunta obligada pasa por cuestionar qué tipo de pelea pueden dar estas organizaciones para defender la educación pública cuando forman parte del mismo gobierno que la ataca.

Por otro lado, la lista 5, que integra La Corriente comprende a fuerzas del kirchnerismo como La Mella y Nuevo Encuentro, espacio político (Frente Para la Victoria) que le garantizó el votos en el Senado a los pro-vida, como el de la senadora K Silvina García Larraburu. Estas corrientes son las mismas que nos dicen que para enfrentar al macrismo hay que unirnos todos, incluyendo al gobernador de Salta, Urtubey, que tiene en su currículum uno de los discursos más nefastos en la histórica votación por el derecho al aborto; o con Massa, cuyas políticas de mano dura (como la propuesta de que las fuerzas militares intervengan en los barrios populares para “luchar contra el narcotráfico”) no tienen nada que envidiarle a las de Bullrich, o a Pichetto, conocido por sus declaraciones xenófobas en contra de los inmigrantes. Es la misma conducción del centro de estudiantes que no tomó una sola medida luego de la marcha educativa para seguir organizados, el único gesto que tuvo fue llamar a formar parte de la conducción a quienes fomentaron un acuerdo miserable del 25% para nuestros docentes cuando la inflación hoy en día amenaza con llegar hasta al 50% a fin de año.

Necesitamos darle fuerza a la izquierda

Desde Contraimagen, juventud del PTS en el Frente de Izquierda, peleamos por centros de estudiantes que sean una verdadera herramienta de organización para la juventud estudiantil que no está dispuesta a quedarse en su casa mientras saquean el país, mientras nuestras condiciones de vida, de estudio y de salud se deterioran a costa de millones que se van en pagar una deuda que solo beneficia a los especuladores. Para esto, es fundamental que tenga verdadera independencia de todos estos personajes, de todos estos partidos que no hacen más que ir en contra de los intereses de las grandes mayorías. Peleamos por centros de estudiantes que realmente estén con las pibas, por eso presentamos el Proyecto de Ley por la Separación de la Iglesia y el Estado.

Cuestionamos la formación de profesionales al servicio de la especulación inmobiliaria y del mercado que sólo puede ofrecer cuotas de miseria y precarización. Pero a la vez vamos por un centro que rompa los estrechos márgenes de facultad y de las políticas corporativas para ponerse a la cabeza de un movimiento estudiantil en crecimiento y articulado con las principales luchas de los trabajadores, del movimiento de mujeres y de la juventud que vienen dando grandes batallas en las calles. No queremos centros de estudiantes como los de la Franja Morada ni los que propone La Corriente. Los primeros son una garantía para que los centros de estudiantes se pongan al servicio del enorme saqueo que hay en curso. A su vez, frente a una realidad cada vez más ajustada, la experiencia de 18 años en la conducción del centro deja en claro que La Corriente pone como jerarquía la administración de fotocopias y servicios y el acercamiento al kirchnerismo en desmedro de la organización y la unidad con los trabajadores, no son ninguna herramienta para hacerle frente a los tiempos que se vienen.

Necesitamos un centro que con independencia de todas las variantes de los partidos políticos de los empresarios, se plante en la facultad y en las calles y luche por transformarlo todo.



Source link