Empresas de gas piden incrementos de 35 % en tarifas, superiores a lo esperado

0
65


Arrancan este martes las audiencias públicas que informarán las tarifas de gas a partir de abril. El incremento rondará entre el 32 % y el 35 %, por encima de las previsiones del Gobierno de 30 %. Además, las empresas amenazan con reducir inversiones.

Arrancan este martes las audiencias públicas no vinculantes que informarán las tarifas de gas a partir de abril en todo el país. El incremento semestral rondará entre el 32 % y el 35 %, por encima de las previsiones del Gobierno que estimaban los aumentos con un tope de 30 %.

Esta información de los nuevos tarifazos surge de los documentos que fueron presentados por las principales empresas distribuidoras de gas y que será presentado a partir de mañana en la Audiencia Pública que se realizará en la ciudad de Buenos Aires. El jueves será el turno de Salta.

La tarifa de gas que reciben los usuarios tiene tres componentes: el del gas en boca de pozo, el del transporte y la distribución, además de los impuestos que corresponden a cada jurisdicción. En las audiencias, que se realizarán el 26 y 28 de febrero, se discutirá solamente la actualización del costo de la distribución.

Sin embargo, el principal costo que es el del gas en boca de pozo se mantiene dolarizado y con enormes subsidios a las empresas productoras.

Te puede interesar: El “tema” del verano: cortes de luz y tarifazos

El presidente de Consumidores Libres, Héctor Polino, afirmó que “están cobrando el valor del gas como si el grueso del gas que se vende en el mercado interno no se extrajera del suelo argentino. Lo cobran como si se importara la totalidad”.

Considerando la distribución, Metrogas -que con 2,4 millones de usuarios es la distribuidora más importante del país- solicitó para los clientes residenciales un incremento promedio del 32 %. Para ello se basó (al igual que Naturgy) en la variación de precios mayoristas desde 1 de octubre y que sobreestimó los índices de enero y febrero a 12,8 % mensual, pero finalmente el número de enero difundido por Indec fue de 0,6 %, la mitad de lo que estimaban las empresas.

Esto significa que el 79 % de los residenciales, aquellos que consumen hasta 1.000 metros cúblicos anuales, tendrán un incremento de $ 5,39 por día ($ 162 más por mes), respecto de las ya elevadas tarifas vigentes. Para el 16 % que consume hasta 1.800 metros cúbicos el abono adicional por día será de $ 18,43 ($ 553 por mes), mientras que para el restante 5 % de mayor consumo, el incremento será de $ 49,66 por día.

Las otras distribuidoras participantes de la audiencia solicitarán incrementos del 33,74 % en el caso de Camuzzi Gas Pampeana, Camuzzi Gas del Sur y Litoral Gas, y del 35,62 % de Naturgy, ex Gas Natural Ban.

Las presentaciones no ahondaron en mayores detalles sobre las “compensaciones” que recibirán por parte del gobierno por la devaluación. Estas son denominadas diferencias diarias acumuladas (DDA), ya que exigen que se les pague mensualmente la diferencia diaria entre el valor del gas comprado por las prestadoras del servicio de distribución de gas natural por redes y el valor del gas natural incluido en los cuadros tarifarios vigentes entre el 1º de abril de 2018 y el 31 de marzo de 2019.

Esto es debido a que, según el decreto 1053/18, el pago de esas diferencias -generadas exclusivamente por variaciones del tipo de cambio y correspondientes a volúmenes de gas natural entregados en ese mismo período- fue asumido con carácter excepcional por el Estado Nacional y será abonado a las petroleras en 30 cuotas mensuales, luego de que el gobierno haya debido ir para atrás con su intento de computarlo directamente en las facturas a los usuarios.

Las empresas no descartaron la oportunidad de amenazar con una merma en la inversió para conseguir los aumentos solicitados, apoyándose en supuestos “desequilibrios financieros”. Metrogas alertó que podría llegar a revisar sus compromisos a raíz “del desequilibrio financiero” por efectos de la inflación.

“La inflación de un mes supera lo que en otros países se da en el término de un año, provoca un desequilibrio financiero que no puede ser soportado por largo tiempo y conducirá inexorablemente a un replanteo de las inversiones y costos para la prestación del servicio”, anticipó la empresa.

Te puede interesar: Hay que dar vuelta todo: el spot de Del Caño por la nacionalización de los servicios públicos



Source link