En el Lillo los estudiantes también se organizan para defender la universidad pública

0
192


La asamblea de Ciencias Naturales votó participar de la Asamblea Interestudiantil, entre otras medidas.

Entrando en la cuarta semana de conflicto universitario, se realizó hoy la primera asamblea estudiantil convocada por el CECN (Centro de Estudiantes de Ciencias Naturales) en el marco de la huelga docente. Más de 80 estudiantes debatieron entorno a la lucha docente, el desfinanciamiento de la educación pública y la necesidad de unificar las demandas en una gran pelea en defensa de la educación

En las distintas intervenciones y mociones propuestas, los estudiantes se manifestaron, a propuesta de Lillo a la Izquierda (Juventud del PTS + independientes) en contra del pago de la deuda externa a costa del desfinanciamiento de la educación pública, el apoyo incondicional a la lucha docente, entre otras medida tendientes a visibilizar el conflicto y romper el cerco mediático.

Para profundizar la organización y coordinación, se votó participar de la Asamblea Interestudiantil, que se realizará este miércoles 29 a las 17 en el Rectorado, y luego participar de la movilización convocada por los docentes. Además se votó la realización de clases públicas con cortes de calles y cierre de la facultad el próximo viernes 7/9, así como también la formación de una comisión de prensa y difusión que tendrá como función organizar, difundir el conflicto y las intervenciones de los estudiantes.

Consejeros estudiantiles en contra de la lucha docente

Durante el debate, el consejero estudiantil que es parte de la agrupación Resiliencia se manifestó en contra del paro docente y mocionó que se haga una reunión con los docentes para que levanten el paro en la facultad, matizando su propuesta contra la huelga docente proponiendo una marcha al Rectorado.

Dijo también que “no nos dejemos comer la cabeza con que el gobierno es el culpable del desfinanciamiento, sino que también las autoridades de la UNT son las responsables”, negando que las fuerzas políticas que dirigen la universidad son las mismas que operan en el congreso que vota el presupuesto de ajuste en educación e impone tarifazos al pueblo trabajador. En un marco cada vez más profundo de la pauperización de las condiciones de vida con salarios que van a la baja con respecto a la inflación. Así mismo se abstuvo y voto en contra de todas las medidas y pronunciamientos que se propusieron en la asamblea, incluso en aquella que se expedía en contra del pago de la deuda externa a costa del desfinanciamiento en salud, educación, etc. ¿Acaso Resiliencia está a favor del pago millonario de una deuda ilegitima, que provoca el ajuste y el empobrecimiento del pueblo, entre los cuales estamos los estudiantes y docentes?

¿Cómo seguimos?

De un lado está el gobierno de Cambiemos y los gobernadores que “justifican” el ajuste y desfinanciamiento con argumentos como que en la universidad pública hay demasiados profesores por cada estudiante, o que el aumento salarial hasta el momento “acompaña la inflación”. Mientras la nación no tiene ningún reparo en pagar más de 70 mil millones de dólares en el pago al FMI o en pagarle millonarias sumas de dinero en sueldos a los curas y a la iglesia, mientras que a la educación universitaria solo se destinan 3 mil millones, alrededor de un 0,8% del PBI. Una suma miserable, para el sueldo de 150.000 docentes y el funcionamiento de 57 universidades nacionales.

Del otro lado el conflicto universitario suma apoyo en todo el país, en esta última semana en distintas universidades del país hubo marchas multitudinarias, procesos de asambleas y toma de numerosas facultades en Córdoba, Santa Fe, La Plata, entre otros. Sin ir más lejos en la asamblea interfacultades de Jujuy participaron unos 1500 estudiantes en apoyo a la lucha docente.

Esa unión entre trabajadores y estudiantes es a la que le temen, el descontento que se siente por abajo puede despertar aún más. Nosotros los estudiantes junto con los docentes podemos jugar un rol fundamental a la hora de tirar abajo el ajuste que quieren imponernos.



Source link