En Jujuy 9 de cada 10 jóvenes trabajan en negro

0
129


Son datos oficiales que muestran un panorama alarmante en un momento donde la crisis lleva a profundizar un problema estructural del capitalismo con miles de jóvenes que no acceden a un trabajo ni a un estudio en todo el país. La propuesta de los diputados del PTS-Frente de Izquierda.

Según datos del ex ministerio de Trabajo de la Nación el 90 % de las y los jóvenes de 18 a 24 años trabajan en negro en el conglomerado de San Salvador y Palpalá, una cifra escalofriante que supera ampliamente el promedio nacional de 58,6 %.

Esta alarmante realidad surge de las y los jóvenes asalariados con 14.818 (77,7 %) no registrado, cifras que son aún más preocupantes en el caso de los cuentapropistas que alcanzan a 3.716 (95,3 %) de informalidad.

El informe detalla la situación en tres áreas locales que dan cifras superiores al 90 % de empleo en negro. En San Salvador, el empleo privado no registrado sería del 91,3 %, mientras que en San Pedro baja al 91,8% y en Libertador General San Martín alcanza los mayores niveles con 94,1 %.

En esta última localidad se encuentra el monopolio Ledesma que concentra 7.000 trabajadores entre el ingenio azucarero, la producción de papel y cítricos, aunque a pesar del discurso de la gerencia su presencia claramente no es garantía de empleo genuino para los jóvenes.

Por otra parte, una de las contracaras del trabajo informal es la desocupación en la juventud que asciende al 22,1 %, más del triple del promedio de desocupación para toda la clase trabajadora de la provincia (datos 1 Tr. 2018 según EPH) y en el caso de las mujeres menores de 29 años el desempleo duplica el de sus pares varones.

Las y los “excluidos”

El informe oficial de diciembre de 2018 da cuenta de un panorama laboral y social muy complejo para la juventud. Más aún cuando hay 18.400 jóvenes que no puede acceder al estudio ni a un trabajo, un sector que alcanza al 20 % de sus pares entre 18 y 24 años, superando el promedio nacional del 16 %.

La crítica situación de los “ni ni” tiene raíces profundas siendo que el 30 % no finalizó la escuela secundaria, en una provincia donde el 60 % de los adolescentes no llega a terminar en tiempo y forma sus estudios; mientras que la peor parte se la llevan las mujeres que representan el 60 % de quienes no acceden a un trabajo ni estudio.

El destino de la mayoría de la juventud vedada al estudio y a un empleo son los trabajos domésticos, según el informe oficial, el 54,8 % de los “ni ni” desempeña tareas del hogar, las cuales recaen en su mayoría sobre las mujeres.

“Pelear por un futuro para la juventud”

Consultado sobre este tema el diputado provincial del PTS-Frente de Izquierda, Alejandro Vilca, señaló que “esta realidad es más que preocupante porque a la juventud le quieren roban el futuro y la condenan a los peores trabajos o directamente a quedarse casi por fuera de la sociedad, recluida a los trabajos domésticos y son las mujeres la que se llevan la peor parte.”

“Es un problema profundo del sistema capitalista que se aprovecha de esta situación estructural y superexplota a los jóvenes –y también adultos- sabiendo que hay miles que están por fuera del mercado laboral a la espera, recluyendo además a las mujeres al trabajo doméstico. Pero también con la ayuda del Gobernador y sus leyes, como denunciamos el año pasado, se benefician del trabajo de los adolescentes de 16 y 17 años en las fincas de tabaco.”

Y agregó que “el mismo gobierno y su Justicia a los jóvenes que enfrentan el cierre de colegios los detiene y los condena como sucedió con los estudiantes de los CEIJA y las estudiantes de la Universidad que se solidarizaron”.

Vilca, sostuvo que “las bancas del PTS-Frente de Izquierda conquistadas en la legislatura y en los consejos deliberantes están al servicio de organizar a la juventud para darle pelea a este sistema y al ajuste que los gobiernos de la mano del FMI pretenden profundizar. Junto con nuestros abogados y equipo de asesores estamos dispuestos a preparar todas las iniciativas, llevarlas a los sindicatos dando una pelea porque abran sus puertas a la juventud como comenzaron mis compañeros docentes en el CeDEMS, pero también en los centros de estudiantes que tienen que ser parte de esta lucha.”

“Hacen falta medidas urgentes como terminar con el trabajo en negro de los jóvenes, la implementación de un plan de obras públicas bajo control obrero financiado con impuestos a los dueños de la provincia para generar trabajo genuino; a la vez, que nos preparamos para una pelea más de fondo que es lograr el trabajo genuino para todas y todos mediante la reducción de la jornada laboral y el reparto de las horas de trabajo, sin afectar el salario. No nos resignamos, es una pelea por el futuro de la juventud”, finalizó.

Te puede interesar: El trabajo infantil y la pelea de la juventud por su futuro



Source link