En julio la producción de la industria PyME cayó 7,3 %

0
111


Según la entidad patronal se trata del tercer mes consecutivo en el que se registra una caída en la producción industrial de las pequeñas y medianas empresas.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa informó en un comunicado que la producción industrial de las PyME cayó 7,3 % en julio y que se trata del tercer mes consecutivo en descenso. A su vez, es el valor más bajo registrado desde que en enero de 2008 comenzó la medición. Comparado con junio la caída fue del 4,4 %, mientras que en los 7 meses del año se acumula por el momento un leve crecimiento de 0,1 % frente a igual periodo de 2017.

Gracias a la devaluación la rentabilidad de algunos sectores tuvo una mejora, y subió a 38,3% la proporción de firmas con resultados positivos. El rubro de “indumentaria y textil” fué el que registró en ese mes la mayor proporción de firmas con crecimiento, un 36%. Algunas empresas de este sector se vieron favorecidas por el encarecimiento de las importaciones, sin embargo, según CAME “por ahora eso sólo está permitiendo contener un derrumbe más fuerte de la producción en un mercado donde el consumo se encuentra muy retraído.”.

Los 11 ramos relevados declinaron en la comparación anual. Las bajas más acentuadas se dieron en fabricación de Productos Eléctrico-mecánicos, Informática y Manufacturas (-13,5 %), Papel, cartón, edición e impresión (-10,6 %), Productos de Madera y Muebles (-10,2 %), “Productos de metal, maquinaria y equipo” (-7,9 %), “Calzado y marroquinería” (-7,4 %), “Material de Transporte” (-6,6 %), “Productos textiles y prendas de vestir” (-6,3 %), “Alimentos y bebidas” (-6,0 %), “Productos de caucho y plástico” (-5,6 %), y “Productos químicos” (-4,3 %). Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias Pymes del país.

Según la entidad en julio sólo el 26,1 % de las empresas crecieron, mientras qu unue la proporción de fábricas en baja se incrementó a 58,1 % y otro 15,8 % se mantuvo sin cambios. Por su parte el uso de la capacidad instalada volvió a bajar a 57,9 %.

“La incertidumbre cambiaria y financiera, las altas tasas de interés, los altos ratios de endeudamiento y la presión tributaria son las principales limitaciones para que despegue la inversión.” detalla el comunicado. A lo que agrega que “sólo el 17 % de las firmas consultadas dijo tener planeado nuevas inversiones hacia adelante”.

El índice elaborado por CAME se encuentra en sintonía por lo informado por la UIA la semana pasada de que en junio, la industria cayó un 8,4 %. Las malas noticias de la economía no fueron presentadas solamente por organizaciones patronales, sino que fué el mismo Indec el que informó la semana pasada que la actividad económica tuvo su mayor derrumbe del año en junio, con una caída del 6,7 %. No se trata de un problema climatológico pasajero como intentaron esbozar distintos funcionarios públicos así como el mismo presidente, sino que poco a poco la insostenibilidad del modelo económico de Cambiemos queda cada vez más en evidencia.

Te puede interesar: Peregrinación a La Meca a la espera del milagro económico



Source link