"En La Carcova los pibes estudian entre el frío y los desechos"

0
22


Se trata de la Primaria 51 y la EES 47. Las escuelas sufren la falta de gas, cortes reiterados de luz, y contaminación del agua y el aire. Ni María Eugenia Vidal (Juntos por el Cambio) ni Gabriel Katopodis (Frente de Todos) dan respuesta.

En días de bajas temperaturas el frío se hizo sentir en las aulas del conurbano. Son muchas las escuelas que no tienen calefacción.

En este contexto, cientos de estudiantes impulsaron frazadazos como forma de protesta. Las instituciones educativas EP 51 y EES 47 no escapan a esta realidad que también padecen docentes y auxiliares: no hay gas, la institución solo cuenta con una chancha, una calefacción rudimentaria de alto consumo de energía, que alimenta a la cocina.

En el recorte de presupuesto que impulsó el gobierno, se dejó sin suministro al resto de la escuela. Además hay un problema en las cañerías que provienen del baño -y atraviesan el patio- en donde se exponen los excrementos a la superficie. No obstante, la conducción del SUTEBA no ha convocado a los trabajadores de la educación para definir acciones a seguir frente a esta brutal situación que atraviesa a toda la provincia.

Emmanuel Nieva, docente de las secundarias 25 y 39, y candidato a Concejal por el Frente de Izquierda Unidad, manifestó al respecto que “yo me crié en el barrio, trabajo en escuelas de la zona que sufren situaciones similares, vivir acá no es fácil. Los gobiernos que pasaron nunca hicieron nada por mejorar nuestras condiciones de vida. Al contrario, nos llenaron de policías y gendarmes, reprimen a los jóvenes que sufren el gatillo fácil, las salitas no alcanzan, las escuelas se caen a pedazos y los planes de vivienda no existen. En Cárcova los pibes estudian entre el frío y los desechos”, sostuvo.

Y agregó: “María Eugenia Vidal y Gabriel Katopodis gobiernan hace años, sin embargo las problemáticas que tenemos se profundizan día tras día. Somos los trabajadores y los vecinos quienes nos tenemos que organizar contra la miseria en la que nos quieren hundir los gobernantes de turno. Invierten millones en el metrobús o en el túnel de Ballester, pero acá hay necesidades urgentes: un plan de vivienda, red de cloacas, tinglado de luz y gas natural, solo por mencionar algunas”.

En el distrito existen 55 villas y asentamientos. Allí miles de habitantes resisten la falta de cloacas, gas y luz. La Carcova no es la excepción. Las enfermedades como el lupus, el asma y el cáncer crecen año a año. A pocos kilómetros el CEAMSE deposita 17 mil toneladas de basura por día, convirtiéndose en uno de los basurales más grandes del mundo. En los barrios aledaños el agua está contaminada y provoca padecimientos en la piel. Y, sin duda, quienes más lo sufren son los niños. Invertir las prioridades, como plantean desde el Frente de Izquierda Unidad, es una tarea urgente.



Source link